Algo falla en nuestros chavales


Les falla la disciplina; la ausencia de valores religiosos o cívicos; les falla, cada vez más, la estructura familiar, desmantelada por las separaciones; sufren el acceso al mercado laboral de los dos progenitores. Algo no debe funcionar cuando un profesor de filosofía de ideología unionista y un publicista de ideología abertzale coinciden, en un mismo día, en el diagnósgtico.

Vicente Carrión Arregui escribe en El Correo Español "Todos somos reflejos de nuestro tiempo y no hay duda de que, entre el antifranquismo y sus virus antiautoritarios, la secularización religiosa y los valores sociales dominantes, las familias no se implican en exceso en poner límites a sus hijos. Ello está dinamitando el sistema educativo."

José Ramón Blázquez, por su parte, publica en Deia un artículo titulado Maleducados, donde afirma "Se han perdido las formas, éste es el diagnóstico. Y las han extraviado, si alguna vez las tuvieron, un amplio sector de nuestros jóvenes, una generación mimada a la que se ha proporcionado oportunidades que jamás se ofrecieron a nadie, pero que ahora se muestra airada y rendida. ¿Y por qué? (...) ¿son las actitudes incívicas una expresión de desarraigo grupal, un ramalazo de individualismo o una descomposición social? Yo creo que sí"

2 Comentarios:

Anonymous aurrera bolie dijo...

Los jóvenes, los adolescentes de ahora, son mucho mejores que los que ahora rondamos los 40, los 50, los 60. Sin Duda. Más educados, más sensibles con el entorno, con más conocimientos sobre todo. Sexo, idiomas, matemáticas, bilingüismo, solidaridad...Que escriban ellos. No estos vejestorios.

04 noviembre, 2006 00:48  
Anonymous Jaun gorri dijo...

Pueden tener sensibilidades nacionales diferentes, pero ambos coinciden en ser asaz carcas.

04 noviembre, 2006 22:41  

Publicar un comentario

<< Home