Una Ezker más Batua que nunca


De verdad que no sé de dónde sale tanto txaskarrillo sobre la atávica división interna de Ezker Batua en Álava. No hay más que ver el impecable proceso de designación de su nueva concejala en el Ayuntamiento de Vitoria para darse cuenta de que son una verdadera piña. Han renunciado todos los integrantes de la candidatura a las elecciones del 2003 para dar paso a una persona que no figuraba en listas.

Mira que es difícil poner de acuerdo a 25 posibles concejales para que renuncien a semejante honor y dejen paso a Nerea Galvez Lavín, a la sazón coordinadora de la asamblea de Vitoria de Ezker Batua. La verdad es que ya era hora de que se ocupara el escaño que había dejado vacante Maria José Ruiz Tejado tiempo atrás. ¿Por qué ha venido dejando EB-Berdeak uno de sus dos escaños vacío durante casi media legislatura?, ¿por qué durante cerca de dos años más de 5.000 electores de la ciudad no han tenido ni voz ni voto en el Ayuntamiento?, ¿por qué ahora, a falta de medio año escaso, se borra de un plumazo la lista electoral de 2003 para que ocupe el cargo otra persona al amparo, eso sí, del artículo 182.2 de la LOREG?

Tal vez todo ha sido una cuestión de estrategia política y aplicación del principio del "menos es más". Dos voces en el mismo grupo podían generar disonancias, desencuentros, asperezas… mejor que todo saliera de boca de José Navas para no marear a la ciudadanía.

De todos modos hay algo que se me escapa. ¿Se quiere promocionar ahora un segundo rostro de cara a las próximas municipales? No tiene lógica porque la nueva coalición con Aralar no puede aspirar a más de dos concejales y la segunda concejalía inevitablemente sería para Aralar. Visto así, lo único que puede conseguir Nerea Galvez Lavín es restarle omnipresencia a José Navas.

Entre que aterriza, se pone al día y elabora un discurso propio la nueva concejala de EB-Berdeak en el consistorio gasteiztarra se va a encontrar con el fin de la legislatura así que desde aquí no podemos hacer menos que darle ánimos en el inicio de una de las presencias institucionales más cortas que se recordarán en el ayuntamiento. Ongi etorri, Nerea.

3 Comentarios:

Blogger Bar code dijo...

Podriamos llamarla una "coincidencia a la búlgara"?

22 noviembre, 2006 12:08  
Blogger Basajaun dijo...

Somos muchos los que tenemos problemas para creernos del todo el modelo de democracia que tenemos y, en particular, la cuestión de las listas cerradas, así que, casos como éste, no hacen sino aumentar todavía más nuestro escepticismo.

EB propuso a los vitorianos una lista de aspirantes a concejal y, guste o no, fue esa lista y esos nombres los que recibieron el apoyo de los ciudadanos. Ahora, por mucho que la ley que citas lo permita, hacer correr el turno hasta que entre en el ayuntamiento una persona que no estaba en aquella candidatura, me parece un fraude de ley "como la copa de un pino".

Supongo que esta posibilidad de que acceda a la concejalía alguien que no fue propuesto en su momento en ninguna candidatura, tendrá su razón de ser en atender posible circunstancias muy, pero que muy excepcionales y nunca debiera servir de cobertura jurídica para amparar maniobras como esta de Vitoria, que no responden más que a las "movidas" internas de los partidos y que ignoran absolutamente los intereses de los vecinos, cuando debiera ser la salvaguarda de éstos lo primero que debiera tener en cuenta la legislación.

Repito, un fraude de ley.

22 noviembre, 2006 12:19  
Anonymous Anónimo dijo...

Madrazoren lehengusina hain zuzen (begiratu bigarren abizena).
Honek, komunista izan arren, jakin badaki familia gure gizartearen oninarrirrik funtsezkoena dela eta elkartasuna lehenik etxekoekin aplikatzen du. Jaurlaritzan ederki antzeman diogu bost urtetik hona langile berriak kontratatzerakoan.

25 noviembre, 2006 20:28  

Publicar un comentario

<< Home