Integrar al otro PNV


Reloj arena

Como si de superar la principal dificultad se tratara el presidente español han integrado en el tablero al PNV malo, al de Lizarra ¡Ya era hora! El tiempo corre deprisa y las fechas decisivas están tan cerca que no alcanza a realizar grandes avances en el breve plazo. Hoy está Imaz, pero puede que en diciembre esté amortizado. Hemos repetido hasta la saciedad que la interlocución jeltzale debía dar cabida a los dos sectores. También dijimos que Zapatero no se derrumbaría ante Rajoy por los efectos de un atentado y que los platos rotos caerían del lado del MLNV.

Zapatero sí tiene una virtud: superar la enorme presión que le ejercen desde amplios sectores socio-políticos, y estar dispuesto a insistir en el conflicto vasco a pesar de todo. Tengo mis dudas sobre el verdadero alcance político de su voluntad. El presidente español debiera evitar caer en la tentación de loapizar la salida al conflicto como consecuencia del 30D. Sería un error. El estruendo de la explosión y los dos asesinatos (¿quizás por ser sudacas?) no le han tambaleado. Todo lo contrario, será Rajoy quien pague los platos rotos si no consigue sacar tajada de un contexto tan benévolo. Por de pronto, no lo está consiguiendo.

El MLNV está grogui. Quien considere que lo de Otegi o Diez Usabiaga es una escenificación, es porque no supera los veinte años, o porque escribe desde Sevilla sin el más mínimo conocimiento de la evolución de los hechos y de los ciclos socio-políticos de Euskal Herria. Su gente está harta y quiere vivir en paz. Esa es su gran debilidad. Tantos años de lucha en la trinchera la han dejado tan exhausta que pueden no dar la talla en el momento decisivo. Ahora mismo saben que las reivindicaciones maximalistas como la integración territorial en único marco jurídico son quiméricas por irreales. Debieran centrarse en algo más palpable.

ETA está fundida. Sin credibilidad y sin apoyos entre los suyos sólo los cientos de presos y su entorno le dan suficiente empaque como para mantenerse como agente del conflicto. Esos papeles elaborados entre representantes del Gobierno español y emisarios etarras eran entonces, y más ahora, antidemocráticos e impresentables ante el conjunto de Euskal Herria y de la propia España. ETA no puede ni debe estar capacitada para liderar y tutelar un proceso político. Los contactos a ese nivel fueron anacrónicos y, en el momento actual, son inasumibles. Insisto en algo ya escrito: si ETA intenta marcar el rumbo político del conflicto con su impostora tutela, yo me borro. Prefiero los tiros. Que se quede en una esquinita y arregle lo SUYO.

Tampoco comparto eso de que los procesos (violencia y política) deben ser paralelos. El conflicto vasco es algo excesivamente serio como para mezclarlo con ETA. No confundamos parámetros.

Por fin, y para terminar, un explícito agradecimiento a quienes, estando supuestamente en el bando del OTRO PNV, han mantenido la suficiente discreción como para no hacer sangre de una situación propicia. Me refiero a Egibar, Gerenabarrena y compañía. Si conseguimos caminar juntos en el tránsito del conflicto político vasco quizás saquemos alguna lección que nos indique el sendero para atemperar el conflicto interno. Tiempo al tiempo.

Etiquetas:

10 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

No puedo estar mñas de acuerdo, pero, como quizá hay que comenzar a dar pasos que rompan el hielo (y los experimento, con gaseosa), comencemos a integrar los dos sectores en Gipuzkoa. Por ejemplo, Jon Jauregi para la Diputación General, Jose Joan, para presidencia de Juntas, y, a´sí, sucesivamente.

19 enero, 2007 20:00  
Blogger Euskadiano dijo...

¿Y para Bizkaia?

19 enero, 2007 22:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Vamos poco a poco. Comencemos allí donde ha habido algunas dificultades con las candidaturas. Qué si la candidatura de Donostia hay que llevarla a la AA.TT., que si al 40 % les gustaría que siguiese el Jose Joan. Que, a la mani de Bilbao, han viajado pocos autobuses de EAJ, esas cosas,...

Dado que en Bizkaia, se han renovado los candidatos a los cargos más importantes por unanimidad, esperemos a ver qué pasa en Gipuzkoa para conocer de cerca la experiencia y aplicarla sin dudar, si sale y si sale bien.

20 enero, 2007 12:16  
Blogger ManexGarat dijo...

Lo mejor que se podia hacer seria que el hijo de Labayen,que es abogado del estado español,y presidente del Tribunal de Gipuzkoa,no expulsara al ex presidente del GBB,Juan Mari Juaristi,Zeler.¿Que os parece?.

20 enero, 2007 17:05  
Anonymous Anónimo dijo...

Ya que tanto interés tienes en lo que pasa en Gipuzkoa, en lugar de presentar a Labayen como el malo de la película, ¿porque no nos cuentas porqué está Zeler en os Tribunales?, igual es por saltarse un semáforo ¿no?

Por cierto, Euskadiano hacía una pregunta interesante. ¿No teneis una propuesta para Bizkaia?

En cuanto que fuese Joxe Juan a la presidencia de las Juntas Generales, me gustaría saber si aceptaría. De momento, a falta de un destino definitivo, podría ir, por ejemplo, como asesor para la Euskal Hiria, con Nuria Lopez de G. Así todo queda en casa. ¿O mejor a su plaza de funcionario?

20 enero, 2007 18:50  
Anonymous Anónimo dijo...

Es curioso cómo se da la vuelta a la tortilla. El planteamiento original es dar cabida a los "dos sectores" (qué dos sectores?, en qué se diferencian esos sectores?, existían esos sectores antes de que el cuerpo social rechazase el delfinato?, se tuvo en cuenta a los sectores cuando se negoció Lizarra?, y cuándo se cantaban las maravillas de Aznar?).
Al sector megabertzale de Bizkaia, no le mandó a los Tribunales, simplemente se les colocó en, por ejemplo, el Euskaduna, en empresas forales,...
Sigo creyendo que para integrar a los "sectores" hay que comenzar por Gipuzkoa que es donde surge la propuesta.

20 enero, 2007 19:50  
Anonymous Anónimo dijo...

¿Quién trata de darle la vuelta a la tortilla?

Tú mismo, en tus comentarios anteriores dejabas notar que había que mirar hacia adelante y ahora, de repente, te pones a hacer historia. ¿Esa es la vuelta a la tortilla de la que hablas?

Hablar de rechazo de una candidatura que, si bien perdió las elecciones de hace casi cuatro años, lo hizo a pesar de haber obtenido un mayor número de votos que la opción ganadora, es un tanto atrevido.

Cuando hablas de que en Bizkaia no se “le” mandó a los tribunales, ¿de quien hablas?.

¿Por qué pones en cuestión y repudias a quienes asumimos y reconocemos la existencia de dos sectores, si tú mismo eres de los que articulan todo su discurso partiendo de una supuesta diferencia entre unos –los buenos- y otros –los malos, los “megaabertzales”-?

Dices seguir creyendo que la redención debe llegar por la vía gipuzkoana. ¿Porqué esa obsesión? Si en algún territorio se deja notar el rodillo de la ejecutiva, mal que te pese, no es Gipuzkoa, sino Bizkaia. Es en esa "Bizkaia maitea" donde la aparente “paz social” no responde a la unanimidad que te gustaría aplaudir, sino al terror y la parálisis que genera el ojo del Gran Hermano, que se llama Iñigo, se apellida Urkullu y que dispone de una red de “doverman” políticos que hacen su trabajo a la perfección.

Termino admirando tu capacidad de “videncia”. ¿Qué razones te llevan a atribuir un origen gipuzkoano a la propuesta que formula Biturie desde Arabatik? ¿Tienes algún especial interés en atribuir a Joseba Egibar Artola cualquier matización que se intente hacer al discurso oficial de la transversalidad, el posibilismo y la tibieza?

Ondo lo egin¡

20 enero, 2007 23:23  
Blogger ManexGarat dijo...

El problema es que existen los doberman,no hay chihuahuas.Otro doberman es Gerenabarrena.

21 enero, 2007 00:03  
Anonymous Anónimo dijo...

Repetir muchas veces una mentira no se convierte en verdad. ¿Por cuántos votos ganó Egibar a Imaz?. ¿Quién hizo el recuento?. Hubo muchas OO.MM. a las que la "recontadora" de Egibar jamás llamó. Y yo te dijese que Imaz ganó a Egibar por 1737 votos, ¿en qué te basarías para discutir esa cifra?.

Eso que tu llamas "sectores" son únicamente grupitos de interés en torno a personas y camarillas (esas que cuestionan constantemente las decisiones del EBB y de su presidente y que propalan falsedades, rumores y maledicencias, caso de Izaronews).

Egibar actúa en política como los demás, ¿o no?. Le mueven tantas o tan pocas ambiciones personales como a los demás. Como a cualquier político, le gusta el poder más que a un tonto una tiza. ¿O crees que es un ser puro y altruista?.

Propuse el experimento en Gipuzkoa por es donde las diferencias son más evidentes.

Sobre el "discurso oficial de la trasversalidad, el posibilismo y la tibieza", es la herencia que nos legaron quienes controlaro EAJ a lo largo de 20 años.

Yo, insisto, no tengo obsesiones. Decía en otro "post" que me han dicho que Egibar Artola va a volver a disputar la presendencia del EBB (de ahí las reuniones en los "txokos"), que la campaña será más evidente a partir de A.E., y sus fieles dicen que "esta vez no harán prisioneros". Pues ¡cojonudo!.

Si no logró ganar controlando el EBB (con el apoyo expreso y militante de su presidente y de históricos como Retolaza), ahora, veremos. Eso sí, ahora el que pìerda, deberá irse a casa.

21 enero, 2007 10:42  
Blogger Euskadiano dijo...

Qué razón tienes, edonondik! Un proceso interno da lugar a que el personal saque lo peor de sí. Como aquel juntero de un pueblo costero vizcaíno muy favorable a imaz que dio en 2004 datos falsos a la comisión de garantias y control de los resultados de su asamblea y que siempre pone en duda los resultados que presentan los demás. Cree el fraile que todos son de su aire.

23 enero, 2007 00:20  

Publicar un comentario

<< Home