Estado vasco: ¿objetivo perdido?


La portavoz del Gobierno Vasco Miren Azkarate ha declarado que “ETA nunca va a conseguir sus propósitos”. ¿Se refiere a sus fines? La RAE define el vocablo propósito como “Objeto, mira, cosa que se pretende conseguir”. Algo parecido a fin: “Objeto o motivo con que se ejecuta una cosa”. Con ambos vocablos topamos con ese recurso argumental entre manido, infantil y paranoico: “nos separan de ETA no sólo sus métodos sino también sus fines”. En esas estamos todavía, en un continuo achique de espacios, tanto ideológico como terminológico.

El penúltimo episodio lo vivimos con el partido de fútbol internacional Euskal Herria/Catalunya. Estamos abocados a aborrecer el uso de Euskal Herria por ser de uso común en el MLNV ¡Y una leche! Ahora tendremos que renegar de reivindicar la independencia y el Estado Vasco. Antes ya dejamos en la cuneta el derecho de autodeterminación y optamos por el derecho a decidir ¿Habremos de renegar también el abertzalismo y refugiarnos en un sano autonomismo, huérfano de toda reivindicación? ¿Es eso lo que reivindicaría Sabino Arana si levantase cabeza?

Estos últimos días, pasados en el Pirineo francés, he vuelto a leer el artículo de José Manuel Farto El Estado vasco emergente. A Farto le conocía como secretario general de SEA Empesarios alaveses (acaba de ser fichado por el alcalde vitoriano Lazcoz), y de sus declaraciones a la prensa, muy distantes de la ideología abertzale. Por eso me extrañó su artículo, y su tesis central: “la estrategia del nacionalismo independentista democrático vasco es, en mi opinión, construir un Estado más moderno y eficaz que el español, para que, en el caso de que surja o se construya una ventana de oportunidad política para la secesión, la mayoría silenciosa de ciudadanos vote útil, pragmático, ganador, por encima de cuestiones políticas o identitarias. Cada vez son más los que opinan que en Euskadi se vive mejor en caso de no oponerte ni hacer militancia activa contra el nacionalismo.”

Y en línea con el artículo descrito llegó a mis manos otro de Xabier Unanue Ortega (Militante de EGI), que con el título de “Desdramatizar los cambios en las estructuras políticas” desarrolla en cinco folios las razones por las que un Estado propio vasco, compuesto en un primer momento por los tres territorios de la CAV, se abriría camino sin problemas dentro de la UE. Como epílogo a su extenso artículo Unanue sentecia: “En la medida en que el nacionalismo (sin hacer dejadez del acerbo cultural que le otorga la voluntad diferenciadora) consiga transmitir esta idea (la posibilidad de dotarse de Estado propio) y aleje los fantasmas del identitarismo irracional, folclorismo, o de la violencia se estará ganando una gran batalla, y se podrían abrir una ventana de oportunidad por la que podrían querer pasar muchos vascos de muy diferentes y enriquecedores orígenes y sentimientos identitarios”. Un artículo que no está recogido en la red, pero al que procuraré poner un vínculo, ya que considero recomendable su lectura.

Y con esas venía del Pirineo, con ganas de proclamarme independentista y reclamar, de paso, la viabilidad del Estado vasco. Mi gozo en un pozo. Me sumerjo en Internet, y leo en Gara: “La izquierda abertzale orientará su lucha hacia la construcción de un Estado vasco”. ¡Ya la jodimos! Ya no cabe su reivindicación. Lo proclama para sí el MLNV, luego apesta. ¿Qué eufemismo inventaremos ahora? Y por si fuera poco ETA, aparte de sus fechorías, nos viene reivindicando también la creación de un Estado vasco: “Inork ez baitu Euskal Herriko Estatua sortzeko herri honen borondatea garaituko”. ¿Qué nos inventamos ahora? Ya hemos recurrido el cosoberanismo, a un encuentro amable con España, a …

Hay que ser serios. Somos abertzales, y por ello, necesariamente, indenpendentistas. Y la aspiración de todo independentista debe ser la de crear un Estado propio, en el que todos sus habitantes se encuentren a gusto. A gusto como vascos, como navarros, como vasco-navarros, como vasco-españoles, como vasco-franceses, incluso como españoles y franceses. Sólo que el Tribunal Supremo español no tendrá jurisdicción en los territorios del Estado Vasco. Tampoco valdrá recurrir a leyes orgánicas ni a últimas instancias constitucionales para laminar lo aquí determinado y aprobado.

Pero como todo lo que toca ETA y su entorno se pudre, estamos en que no podemos ser de Euskal Herria, ni independentistas, ni aspirar a un Estado propio. Los métodos, fines, objetivos y propósitos de ETA, de España y demás zarandajas no sólo nos acomplejan, nos someten a algo peor: nos dejan sin argumentos, sin terminología y, al final, sin ideología.

10 Comentarios:

Blogger Indarkide dijo...

Estamos abocados a aborrecer el uso de Euskal Herria por ser de uso común en el MLNV ¡Y una leche! Ahora tendremos que renegar de reivindicar la independencia y el Estado Vasco. Antes ya dejamos en la cuneta el derecho de autodeterminación y optamos por el derecho a decidir ¿Habremos de renegar también el abertzalismo y refugiarnos en un sano autonomismo, huérfano de toda reivindicación? ¿Es eso lo que reivindicaría Sabino Arana si levantase cabeza?

...hombre, esto si que es un tanto manido, infantil y paranoico.

No se ha abandonado nada; no se ha renegado de nada; no se ha dejado de reivindicar nada. Lo único que se ha hecho es acotar la terminología, definir conceptos. Y eso es bueno.

El término estado es como un recipiente vacío. Coincidiremos en ese recipiente, "estado vasco", con ETA, pero desde luego no en el contenido (y en esencia lo más importante). Aparte de vasco, poco tiene que ver el estado jeltzale con el que propugna ETA.

Aclarar lo que se exige y concretar lo que se propone no es sino avanzar. Dejar las generalidades y las abstracciones y los grandes conceptos pseudofilosóficos es un paso necesario, un buen síntoma.

Es más, entiendo que la cita que haces de Unanue va más bien por ahí, por transformar la teoría ideológica y mostrar una realidad, una aplicación práctica. Y esa aplicación práctica dista mucho, enteros, de la que predican ETA o el MLNV.

P.D.: ¿Reivindicaría Sabino Arana el término Euskal Herria?

02 enero, 2008 18:41  
Anonymous bidebatez dijo...

Es reconfortante comprobar que en EAJ-PNV seguimos siendo independistas y reivindicando un estado vasco. Y es que, a veces, a fuerza de no mencionar ciertas cosas, corremos el peligro de olvidarlas.

02 enero, 2008 19:16  
Blogger *LaDy SiSiaK* dijo...

Esto siempre será un simil o comparación de la historia interminable, sólo que Euskal Herria es el hermano mayor abriendo puertas a los pequeños...

02 enero, 2008 21:58  
Blogger tximino dijo...

1.- Sabino Arana creó el término Euzkadi existiendo el término Euskal Herria. Por algo sería. Los aranistas de principios de siglo las tenían tiesas con los euskalerriacos de turno, a Resurrección María de Azkue ya le interrumpieron alguna que otra charla gritando Euzkadi cuando el pronunciaba Euskal Herria. Esa es la historia. Sabino era mucho Sabino y para el Euskal Herria no era Euzkadi y viceversa. Por algo crearía el neologismo Euzkadi, digo yo.

2.- Lo que recoges del tal Unanue (coño uno de EGI que escribe, que lo publiquen en algún sitio) es la posición del partido desde su visión europeísta. Me suena a la época de Agirre y Landaburu y a los "Nouvelles Equipes Internationales", allá por los 50 del pasado siglo. La rueda no está inventada, se inventó hace mucho.

3.- Como bien dice Indarkide, podremos compartir un fin, que es crear un estado vasco, pero no creo que su visión de estado vasco se asemeje a la de los jeltzales. Y mucho menos con el matonismo y las pistolas como bandera.

4.- "Los métodos, fines, objetivos y propósitos de ETA, de España y demás zarandajas no sólo nos acomplejan, nos someten a algo peor: nos dejan sin argumentos, sin terminología y, al final, sin ideología." Si te quedas sin argumentos será porque no son muy sólidos. Yo soy capaz de argumentar, cosa que no puedo decir de los que tu dices que te dejan sin argumentos. Por eso no me incluyo en el plural

PD: Si Sabino levantara la cabeza y viera tanto divorcio, críos no bautizados y las iglesias vacías le daba un infarto. Como ya he dicho Sabino era mucho Sabino.

02 enero, 2008 23:23  
Blogger E.Gorospe "Biturie" dijo...

Si Sabino levantara la cabeza 100 años después, sin haber hecho la transición de todo el S.XX, posiblemente aceptara sin espasmos el término Euskal Herria, y seguro que le daba un achuchón por la evolución habida dentro de la Iglesia católica y, mayormente, entre los católicos. Ni qué decir tiene que renegaría de su propio Partido por haberse convertido al laicismo.

Pero si Sabino viviera en nuestros días, después de conocer todo lo acontecido el siglo pasado, tengo pocas dudas de que aceptaría la contingencia histórica, observaría los engranajes jurídico-políticos de los territorios de Euskal Herria, y seguro que se pensaría dos veces en denominar Euzkadi o Euskal Herria a los territorios que van desde el Ebro hasta el Adour. Además, aceptaría sin más la aconfesionalidad de su Partido, como lo aceptan Arzalluz, Imaz, Egibar o Urkullu.

Sería un nombre de nuestros días. También fue un hombre de su tiempo, y sus ideas fueron fruto del nacionalismo romántico de la época, de las primeras emigraciones en masa a Bizkaia y Gipuzkoa, de un Bilbao liberal y una Bizkaia carlista, de la abolición foral de 1875, etc. etc.

La ficción es siempre ficción, y tiene muy poco que ver con la realidad. Es más propia de la industria cinematográfica.

03 enero, 2008 23:03  
Blogger Magneto dijo...

Vayamos por partes:
1. El término EUZKADI designa no sólo un territorio, una Nación o un lugar del mundo; básicamente es el nombre del Proyecto Político de EAJ-PNV. Y dentro de ese concepto se abarcan muchas más cosas que la simple territorialidad.

2. El término EUSKAL HERRIA viene a significar una realidad socio-cultural y lingüística. Euskal Herria es, como su propio nombre indica, el Pueblo Vasco. Y eso, no tiene que ver necesariamente con el territorio. A modo de ejemplo, en Castro Urdiales residen más vascos que cántabros, pero a mí no se me ocurre reclamar a Castro como un pueblo más de Euzkadi.

3. Por mi parte me quedo con la denominación que aparece en nuestros estatutos, que para algo están ahí y que han sido acordados por todos nosotros. Es un insulto a todos los que lucharon por Euzkadi (los que de verdad lo hicieron) el que estemos considerando no sé qué chorradas de cambiar el nombre al País. No creo que debamos seguir por ese camino.

4. Creo sinceramente que HB, Batasuna, ANV o similar no tienen la más mínima intención de crear ningún Estado Vasco. Un Estado supone tener un Ejecutivo, un Legislativo y un Judicial que emanen de las estructuras constitucionales de las que nos dotemos en un futuro, supone ser reconocido por la mayoría de los países de la ONU, tener embajadores en en ellos, estar integrados en la OTAN aportando un cuerpo de ejército propio, supone tener un Banco Central Vasco reconocido por las autoridades monetarias internacionales, supone que debamos de integrar esa estructura dentro del Banco Central europeo, supone.... en fin, muchas cosas que todavía no hemos ni comenzado a imaginar. La verdad, no veo a los chicos de la autodenominada "izquierda abertzale" por la labor de desarrollar ni una mínima parte de lo descrito. Hace tiempo que renuncié a intentar discutir razonadamente con ellos: uno nunca saca nada de un diálogo con una pared. Y, personalmente, creo que argumentando me los pasaría por la piedra en 5 minutos. No me preocupa lo que puedan decir, ya que están tan acostumbrados a hacerse trampas al solitario que se creen una cosa y su contraria si se lo dicen sus "teóricos". De verdad creo que ETA no tiene objetivos políticos, sólo se centra en su propia existencia como secta destructora y destructiva. Con alguien que desprecia la opinión del Pueblo Vasco tal y como lo hacen ellos no debemos de discutir conceptos políticos.

5. En efecto, la rueda se inventó hace tiempo. Lo que no quita para que todos los años se mejoren los diseños de ruedas. No hay nada más destructivo para una Organización Política que el inmovilismo ideológico. El entorno cambia, las personas cambian, la vida cambia,... y el PNV no?. Con todos los respetos habidos y por haber, creo que siempre se pueden hacer aportaciones a nuestra ideología que nos permitan adaptarla a las necesidades cambiantes del entorno. ¿No era eso lo que pretendía hacer JJ?. Pues al igual que JJ, otros en este Partido pueden, es más, deben hacer aportaciones. Yo no soy de los que creen que las palabras y conceptos desarrollados por los Agirre, Landaburu, Irujo y compañia estén escritas en piedra y sean como las Tablas de la Ley. Debemos de hacer política, y eso incluye desarrollar toda la teoría política de la que seamos capaces, supone escribir tésis doctorales sobre el Nacionalismo Vasco del futuro. Hay una mala costumbre en este Partido de menospreciar todo lo que sea nuevo. No estoy de acuerdo con esa costumbre.

6. Sabino, la Iglesia y la Euzkadi actual: si Sabino paseara por el Casco Viejo bilbaino en el que nació lo que más le sorprendería sería la profusión de negros, moros, sudamericanos y demás que pululan por el Casco Viejo. Seguramente, después de preguntar, se sorprendería al saber que esos están aquí porque los jóvenes vascos han renunciado en su mayoría, por las causas que sean, a tener descendencia. Le sorprendería aún más el ver como los mayores no le dan importancia al asunto, centrando todos sus debates en tonterías como el nombre de la cosa... En cuanto a la Iglesia, sería interesante ver a Sabino leyendo lo que los representantes de la Santa, Católica y Apostólica Iglesia de Roma dicen siempre sobre los Nacionalistas Vascos. La Iglesia Católica es un ente en decadencia en todo Occidente. Y se lo han buscado ellos solitos por no querer adaptarse a los tiempos. Nuestro Partido es aconfesional, y aunque bebe de los conceptos desarrollados desde el Humanismo Cristiano, no está ligado a la Iglesia Católica. Es más, creo que es el actual catolicismo el que se ha alejado de esos conceptos. Y lo de los críos sin bautizar... en fin, no hay más que ver los datos del Eustat para darse cuenta que es normal que así sea: nacen más niños de las inmigrantes que las locales.

Sin acritud y esperando haber aportado algo, un saludo en JEL

04 enero, 2008 01:35  
Blogger imanol dijo...

Sabino-ren Euskadi lekua adierazten duen terminoa da, tokia. Euskal herriak herri bat adierazten du eta Euskadik herri horrek duen lekua. Eta Sabinoren Euskadi ez da PNVren Euskal Autonomi Erkidegoa. Horretan ere ETA-ri errua botatzea....

05 enero, 2008 08:05  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo sí creo que la izquierda abertzale quiere crear un Estado independendiente. Y creo además que Magneto utilizaría los tópicos de siempre para suponer que ha ganado dialecticamente a alguien que tiene que cuidar muy mucho lo que dice, no sea que sus amigos (los de Magneto) le empuren.

06 enero, 2008 20:53  
Blogger Indarkide dijo...

Desde luego que la izquierda abertzale quiere crear un estado independiente. Y marxistaleninista. Pero la clave es que quiere hacerlo por la fuerza, pese a quien pese y porque sí.

Ese estado no es el mío. No era el de Sabino. No es el jeltzale.

Angelitos todos, a los que empuran sin motivo. Claro, luego explota una bomba en Balmaseda el día de navidad y la culpa (como ya destacan desde el queso gruyere en que han convertido ANV) a buscarla al batzoki o la casa del pueblo.

P.D.: Amiguitos es lo que debían ser los que se sentaron a aquella mesa pasando del PNV (al que solo llamaron más tarde para intentar salvarse el culo)

06 enero, 2008 22:54  
Blogger Magneto dijo...

Al anónimo:
¡Menos lobos caperuza...!. Si tu único argumento es que no te dejan hablar libremente lo que demuestras es que no tienes argumentos. Manda cojones que me hables de tópicos cuando la IA aburre con los suyos (por ejemplo, cuando habla en nombre de Euskal Herria siendo ellos no más de un 15% de la misma....). Y para "amiguitos" de esos que tú dices no hay más que ir a cualquier concentración de la IA, en la que más de la mitad de los congregados son agentes del CNI...como seguramente la mayoría de los mahikides.
Las opiniones son libres, y con mayor o menor valor subjetivo. Pero los hechos son tozudos: ETA desprecia a los vascos, nunca ha respetado la opinión abrumadoramente mayoriatria de los mismos. Y con alguien que desprecia así a mi Pueblo no tengo nada de qué discutir.
Y eso de que la autodenominada izquierda abertzale quiera construir País no te lo crees ni tú. Lo que buscáis es un paraiso marxista en el que vosotros seais los que mandan y los demás trabajen para que os toquéis las pelotas. Todas vuestras acciones, repito TODAS, se han dirigido a destruir cualquier avance que hemos logrado para que este País tenga un mínima Oportunidad Histórica de existir. No creeis en Euzkadi, sólo creeis en que estáis por encima de los demás y que debéis de decidir qué tenemos que hacer los demás. Pero va a ser que no...
De todos modos todavía creo que hay gente valiosa que podremos recuperar de vuestra secta; no a los de pistola, que ya les pueden dar mucho por el c... pero sí a esos que engañais para conseguir que os apoyen. El futuro de esta Nación depende de ello, de que logremos haceros pasar al fondo de nuestra más negra historia. Porque eso es lo que soys: historia pasada...

07 enero, 2008 17:29  

Publicar un comentario

<< Home