Ganar la plaza


En el fragor de las descomunales cifras económicas que nos asolan estos días, y que nos anuncian una insoslayable recesión a nivel mundial, uno opta siempre por centrarse en lo más cercano. Y ayer fueron noticias económicas la intervención de Imaz en Deusto; las declaraciones de Urkullu, abundando en lo dicho manifestado por Erkoreka en el sentido de que o hay transferencia o no hay apoyo a los presupuestos de España; y, por último, la ocurrencia del mayor de los Rojo, en labores de portavoz de su hermano pequeño: ”A veces, la inseguridad política y jurídica es lo que hace inviables los proyectos”. Por cierto, y empezando por esto último, ¿no tendrá nada que decirnos el presidente del ABB, y también vicepresidente de la Vital? Lo digo por eso de que Egibar (GBB) y Ortuzar (BBB) se van a reunir con los presidentes de la BBK y la Kutxa para ver si desbloquean lo de la fusión, y que han lanzado una oferta al PP para ver si el tema sale adelante. ¿Sólo para la BBK y la Kutxa? ¿Qué puede aportar de negativo o positivo la noticia de que el Gobierno proyecta un cambio de ley para permitir fusiones intercomunitarias? ¿Entrarían en juego las cajas de Navarra, Rioja, Burgos, ,,,,?



Al hilo de la conferencia de Imaz me viene a la cabeza su famoso artículo (ya tiene legado político, ¿aportará algo a la economía desde Petronor?) "No imponer, no impedir". En él lo sintetizaba todo en una frase: "Es una filosofía evidentemente limitativa de unos y de otros". Todos sabemos a qué se refería. Ayer, en su alocución en Deustu, hacía un llamamiento "por la defensa sin complejos de los proyectos industriales en Euskadi", en clara referencia, explicitado por él, a la planta de coque que Petronor proyecta construir en Muskiz, de la que dice que "es un proyecto de realidd futura, si o no", y de cuya construcción depende el futuro de Petronor.

Además de defender todo tipo de energías, no tuvo reparos en afirmar que "el mundo no se pude permitir prescindir de la energía nuclear", por mucha contestación que haya por parte de los hacederos de discursos catastrofistas, de los del NO permanente "proyectos pasados que contaron con la oposición social (Boroa, ESb, Bizkaia Gas y Energía), todos ellos buenos y necesarios, (...) ¿dónde están aquellos discursos catstrofistas?".

La cuestión, Imaz (no creo que te asomes a esta página, pero...), tanto en temas energéticos y industriales como en los políticos, que los dos conoces bien, no estribará, a buen seguro, en si unos siempre se oponen y otros todo lo sacan adelante por pelotas. Digo yo que aquel verbo (SEDUCIR) que tan famoso se hizo con lo de No imponer/No impedir, resulta fundamental para que en este país proyectos considerados como estratégicos salgan adelante sin excesivo coste social.

La mención a que después de la puesta en marcha de la Central de Boroa la respuesta social se haya visto reduciada a la nada es excesivamente parcial, Imaz. La población zornotzarra era mayoritariamente contraria a su instalación, y a pesar de ello se ejecutó la obra. Digamos que no es un sano ejercicio de democracia. Y, digamos también, que una vez consumado el hecho, no es cuestión de darse contínuamente contra el muro. La lección quizás habría que plantearla de otro modo: ¿a costa de qué se sacan adelante ciertos proyectos? No es una pregunta baladí.

Si la central de Boroa era fundamental para el futuro energético del país, como lo pueden ser el TAV o la central de coque, hay que venderlos como tales, es preciso seducir a los ciudadanos de sus bondades. Es ahí donde entra otra de las apreciaciones de ayer de Imaz "No se puede dejar sólo en manos de las Administraciones públicas e instituciones e instituciones esta labor, la sociedad civil nos tenemos que mojar, (...) en la defensa de una determinada concepción de país". Ha ahí la madre del cordero. No es suficiente con que las élites políticas, industriales y económicas estén convencidas de un proyecto, hay que socializarlo. Para ello no queda más remedio que acudir al mercado ciudadano, hay que seducirlo, hay que venderlo. ¿Que ocurre si, con todo, la mayoría no lo acepta?

Y ahora retomo los otros dos ejemplos citados en la cabecera del artículo. Uno se refiere a las transferencias competenciales pendientes -recogidos en el Estatuto de Gernika- que el Gobierno de España se niega a traspasar, y que cercenan el desarrollo de nuestra Comunidad; y sirven, además, de arietes para el juego/chantaje político en la negociación de los presupuestos. ¿Por qué no se alzan los empresarios y demás agentes socio-económiocos exigiendo la inmediata transferencia de las competencias citadas, por ser imprescindibles para nuestro desarrollo, para nuestro (de los vascos) bienestar? También le corresponde a Josu Jon Imaz.

Puede que también en esta cuestión tengamos que referirmos a eso de que "la inseguridad política y jurídica es lo que hace inviables" proyectos como la fusión de las cajas, la transferencia de las competencias pendientes, y demás. Si fuéramos listos sabríamos explicarles a los ciudadanos que con las alubias nose juega, que este país necesita del máximo autogobierno para su bienestar, necesita decidir su futuro porque somos buenos gestores de nuestros asuntos. Habrá que patear la calle como lo hace el lehendakari para explicar pueblo a pueblo, plaza a plaza, como lo hizo ayer en Mungia.

El ejercicio del No Imponer/No Impedir tiene muchos vértices. Uno de ellos afecta claramente a la economía. Es ahora cuando hay que ponerlo en práctica, sea desde una tribuna, desde una plaza, desde el púlpito parlamentario, (...). Ya veremos qué dan de sí la fusión de cajas, la planta de coque, el traspaso de competencias y la cuestión de la Consulta.

7 Comentarios:

Anonymous alex dijo...

Biturie. Planteas un debate interesante. Pero permíteme unas anotaciones. Aquí en Muskiz nadie está imponiendo un proyecto. 9 concejales de los 13 del ayuntamiento están a favor, y la empresa ha seguido todos los trámites legales para llevar adelante el proyecto, el estudio de impacto medioambiental, y parece que en pocas semanas recibirá la autorización de medio ambiente del Gobierno Vasco.

Esto no es un bazar de consultas. En los proyectos políticos lo de seducir quizá esté bien. En los proyectos de inversión con procedimientos reglados, hay que llevarlos adelante con la ley en la mano y cunmpliéndola, estrictamente. Y si hablamos de consultas, por provocar planteo: ¿se votaría en todo Bizkaia si los impuestos son vitales para todos los vizcainos? ¿Por qué deciden los de Muskiz, si la refinería también está en Zierbena y en Abanto? ¿Por qúé no se vota sólo en San Julian de Muskiz, si es el núcleo más cercano? Como ves Biturie, se pueden sacar muchos absurdos llevando el tema al campo de las consultas. Afortunadamente en Boroa el tema se resolvió sin consultas, y hoy no hay ningún problema.

Creo que Petronor está haciendo lo correcto para hacer viable su empresa (ayer Surio, Urkiza y compañía lo explicaron muy bien en Ganbara).

Eskerrik asko por sacar estos temas tan interesantes Biturie, y por tu gran esfuerzo.

10 octubre, 2008 23:16  
Anonymous alex dijo...

Biturie. Planteas un debate interesante. Pero permíteme unas anotaciones. Aquí en Muskiz nadie está imponiendo un proyecto. 9 concejales de los 13 del ayuntamiento están a favor, y la empresa ha seguido todos los trámites legales para llevar adelante el proyecto, el estudio de impacto medioambiental, y parece que en pocas semanas recibirá la autorización de medio ambiente del Gobierno Vasco.

Esto no es un bazar de consultas. En los proyectos políticos lo de seducir quizá esté bien. En los proyectos de inversión con procedimientos reglados, hay que llevarlos adelante con la ley en la mano y cunmpliéndola, estrictamente. Y si hablamos de consultas, por provocar planteo: ¿se votaría en todo Bizkaia si los impuestos son vitales para todos los vizcainos? ¿Por qué deciden los de Muskiz, si la refinería también está en Zierbena y en Abanto? ¿Por qúé no se vota sólo en San Julian de Muskiz, si es el núcleo más cercano? Como ves Biturie, se pueden sacar muchos absurdos llevando el tema al campo de las consultas. Afortunadamente en Boroa el tema se resolvió sin consultas, y hoy no hay ningún problema.

Creo que Petronor está haciendo lo correcto para hacer viable su empresa (ayer Surio, Urkiza y compañía lo explicaron muy bien en Ganbara).

Eskerrik asko por sacar estos temas tan interesantes Biturie, y por tu gran esfuerzo.

10 octubre, 2008 23:16  
Blogger mendi dijo...

Es incierto que lo de Boroa saliera adelante sin consultas, que parece que tenemos la memoria en el orto. Sí hubo consulta, pero como salió que no... pues nos la pasamos por el arco del triunfo.

A mi lo de Boroa me parece una aberración. Cojer uno de los pocos parajes naturales que quedan y destrozarlo con ese mamotreto... la verdad, habiendo montones de lugares ya destrozados...

En lo de Muskiz no me meto porque no lo conozco.

11 octubre, 2008 15:56  
Anonymous El Nieto de Sabino dijo...

¿Pueden decidir los barrios o los pueblos aquello que afecta a la mayoría de la ciudadanía?.
¿Es la democracia vasca una suma de microdemocracias?.

A nadie nos gusta que nos molesten. Y, como en el mus, el mirón calla y paga el tabaco, pero...

A los de Lekeitio y los de Mendexa, nos invaden las playas, nos gastan el agua, cagan y mean,ocupan plazas de aparcamiento y, en algunos casos, no dejan tanto dinero a la comunidad que no vive del turismo o del veraneo. ¿Solución?: poner unos muros de hormigón y el que quera bañarse que lo haga en en Nervión, el Deba o el Urola, por ejemplo. O podemos hacer otra cosa: prohibir la entrada a los de Amorebieta que no quieren Boroa, a los de elorrio que no quieren el TAV o a los de Muskiz que no quieren la planta de cocque. Y así...sucesivamente.

Los zornotzarras -seguramente, muchos de los anti-Boroa- no pusieron pegas cuando la Diputación compró terreno para instalar una de las fábricas de "Superlópez" (que, seguramente, "no contaminaban"). Dijeron "no", pero, eso si olvidándose del resto de los bizkaitarras. ¿O creen que pueden vivir solos?. Y eso vale para los demás.
El restaurante Boroa -que fue uno de los más "protestantes"- sigue lleno. Desde su terraza, se ve como no contamina la central.
¿Que rompe el paisaje?. Claro. Como lo rompe el "pino insignis" el hospital de Galdakao, ... ¿qué hacemos?.
Al final, ¿como dice Alex?. ¿Puede prescindir Bizkaia de Petronor?.

11 octubre, 2008 18:22  
Anonymous alex dijo...

Hola Mendi. Si Boroa hubiese sido un paraje natural te hubiera dado la razón. Pero Boroa era casi un millón de metros cuadrados de suelo industrial, calificado como tal.

¿Quién lo calificó así? El ayuntamiento de Amorebieta, en uso legítimo de su capacidad de dicidir, en un tema que era además de su única decisión. Si aquello no hubiese sido industrial (y expresamente utilizable para usos energéticos), nunca hubiese podido instalarse allí la central térmica.

Cuando una empresa se acoge a una licencia que es reglada, en un terreno permitido para ello. y además cumple toda la legislación medioambiental, lo de las consultas es, con perdón, una fantochada. Si los ciudadanos de Amorebieta no quieren ninguna central, que elijan un ayuntamiento que califique todo el municipio como rural, y que se dediquen a lo que quieran. Eso es la democracia. Esas son las reglas del juego. Lo demás es demagogia y populismo. Y esto vale también para Muskiz y la planta de Petronor.

12 octubre, 2008 13:49  
Anonymous alex dijo...

Perdona Mendi. Por si me he explicado mal. No quería decir que Boroa no fuese verde y bonito (eso está fuera de cuestión y tienes razón). Lo que quería decir es que no era un paraje natural desde el punto de vista legal, sino un suelo industrial en el que cualquiera se podía instalar.

12 octubre, 2008 13:51  
Blogger FÍGARO dijo...

Los sociólogos americanos llaman el "Síndrome NIMBY" palabro que es la sigla de "Not in my back yard" o "No en mi patio trasero" al hecho de que todo el mundo esté de acuerdo en que debe de haber vertederos, crematorios, mataderos, centrales eléctricas, reformatorios, etc. .... pero ubicados en otra parte, o sea en el pueblo del vecino.

Al final es una cuestión de solidaridad y de reparto de cargas y beneficios. Lógicamente si se pretende resolver por "vias democráticas" y como tal se entiende la consulta a los más directamente afectados, el NO es seguro por adelantado.

12 octubre, 2008 19:15  

Publicar un comentario

<< Home