Detenida Ino Galparsoro, alcaldesa de Arrasate


La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido el ingreso en prisión provisional e incondicional de la alcaldesa de Arrasate-Mondragón, Inocencia Galparsoro (ANV), por los delitos de colaboración con organización terrorista, desobediencia judicial y quebrantamiento de las medidas cautelares. Fuentes jurídicas han señalado, además, que queda pendiente de confirmar si se le acusa también de un delito de integración terrorista a la vista de lo que diga un informe policial que está todavía pendiente de llegar. (eitb.com)

Muy bien, señor presidente


Creo que la suya es una gran jugada, señor presidente. Es usted una especie de tahúr de la Moncloa. Siempre se queda con cartas suficientes para la jugada final. Va a recibir al señor erre que erre, a Ibarretxe, para decirle lo que todo el mundo sabe, incluso lustrosos jeltzales: “Diálogo con el Gobierno vasco sí, pero aventuras nunca”. Su habilidad es infinita. Siempre reparte a partes iguales, para terminar con repóquer de ases de mano. No se preocupe Ud. por algunos jeltzales descarriados como el presidente del Diputación alavesa, quien entre salto y salto de aurresku, y ante su patrón San Prudencio, ha desafinado la pulcra sonoridad de su homónimo vizcaíno: “Las sociedades en cada momento histórico tienen derecho a decidir su futuro en paz y en libertad. (…) ETA siga siendo la gran excusa, coartada que impide que nuestra sociedad pueda hacer su camino”.



Ya le ve al Agirre, igualico que Ibarretxe, a quien Ud. va a recibir justo antes del teatrillo que quiere montar el susodicho en ese antiguo instituto de parque de la Florida vitoriano, acondicionado para sede del Parlamento Vasco. Está hecho un maestro, presi. Sí señor. Le recibe al tal Ibarretxe justo una semana antes de la función. Sin acuerdos ni pactos ni otras puñetas de los abertzales esos. Usted ponga buena cara, eso sí; pero con mano firme, que ya sabe sino que del Ebro para abajo esas tonterías no gustan. Saque a relucir sus dotes dialécticas. Su persuasión. Esa que tan bien le ha resultado en Navarra y Cataluña. Y asunto concluído.

Es Ud. un gran presidente, señor Zapatero. Un gran presidente para España. Sabe bien que lo intereses de esos periféricos, mayormente nacionalistas, van en contra de otras regiones menos favorecidas, a los que atacan con la insufrible cantinela de que “viven de la sopa boba”. ¡Pobre gente que no tiene ni para vivir! Ya ve, en cambio, a los vascos, que han llegado a la pole española en renta per capita, y aún quieren más. Lo que quieren es independizarse de los pobres. ¡Serán canallas!

Ud. reciba al lehendakari ese, y dígale que sí, que hablará, que dialogará, que pactará, (…) y todo eso. Y después, como siempre. Ya sabe: alargar y dilatar hasta aburrir. Después, mientras los nacionalistas se pegan entre ellos por eso de que hay que confiar en su (la suya de Ud.) buena voluntad, nosotros ponemos —eso sí, a la chita callando— al López en Moncloa vasca. Y a vivir que son dos días.

Al amigo JL Bilbao, de E. Bizkarralegorra


Carta abierta de Elisabete Bizkarralegorra Otazua al diputado general de Bizkaia.

Amigo José Luis, piénsatelo mejor, ya que en cualquier caso, bastante trabajo tenemos con impregnar nuestro quehacer cotidiano con la sabiduría que encierra el "pacto por la convivencia". Sería el mejor legado que podríamos dejar, como personas, seamos o no abertzales, a la generación que nos siga. Agurtzen zaitut, JELpean.


Enviado por Aritza.

You'll Never Walk Alone

When you walk through a storm
Hold your head up high
And don't be afraid of the dark
At the end of the storm
Is a golden sky
And the sweet silver song of a lark

Walk on through the wind
Walk on through the rain
Tho' your dreams be tossed and blown
Walk on, walk on
With hope in your heart
And you'll never walk alone
You'll never walk alone.

... y el que quiera que me entienda.

¿Se romperá el PNV?



“¿Se romperá el PNV?” Pues no. No les faltan faltan ganas a los unionistas, no. ¿Continuará el lehendakari con su iniciativa, o se quedará a medio camino, con lo que ello puede acarrear de conflicto interno?. Continuará. “Esta consulta habilitadora representa un cauce lícito y democrático para que los ciudadanos y ciudadanas vascas ejerzan libremente el derecho fundamental de participación ciudadana”. Son palabras del lehendakari Ibarretxe, pronunciadas en el Pleno de Política General del Parlamento Vasco celebrado el 29 septiembre de 2007. Hace poco era el entorno del MLNV quien alertaba de la posibilidad de que el lehendakari elaborase una pregunta para la consulta de imposible aceptación por parte de EHAK. Hoy El País especula con que el lehendakari, en el caso de que el gobierno español recurra la consulta ante el constitucional, convoque elecciones para octubre, para así librarse de la tela de araña que él mismo se ha tejido y sortear a la cúpula discrepante del PNV.




El diario madrileño ha realizado una muy particular interpretación de lo expresado por Urkullu en el sentido de que el PNV no cometerá una “barbaridad”, entendiendo por ello convocar y realizar la consulta. No se dan cuenta que han sido el EBB -con su presidente a la cabeza- y la ponencia política del PNV los que habilitan al lehendakari para que lleve a cabo su iniciativa, más conocida como Hoja de Ruta de Ibarretxe. Mejor harían los de Vocento y Prisa en centrarse en Rodríguez Zapatero, por ser quien posee la potestad de desbloquear el desencuentro.

Oír hablar de ruptura a Vocento o Prisa es como oir de hablar de "partido del dinero y de las poltronas" al MLNV. La apuesta del PNV es clara, y está tasada cronológicamente. No hay marcha atrás. No pueden torpedearla ni Bilbao ni Urkullu ni el propio lehendakari. Eso que quede claro. Si con la excusa de que el gobierno español recurre al Constitucional una convocatoria de consulta aprobada por el Parlamento el lehendakari convoca elecciones anticipadas, para mí sería un fraude.

Sólo existen las vías marcadas en la Hoja de Ruta. La primera de ellas está abierta para el encuentro. Si el gobierno español no se apresta al diálogo para el acuerdo, será él, y sólo él, quien haya obligado al lehendakari a procurar del Parlamento vasco la habilitación para la consulta. No nos confundamos de adversario, que bastante carga llevamos ya.

La cúpula del PNV está con Urkullu, y éste está con el lehendakari. No hay más tu tía. Lo de la ruptura del PNV es tan verosímil como la del PP, la de CIU o la de ERC. Son los unionistas quienes tienen unas ganas locas. No hay más que mirar los fichajes que están haciendo para parar el tren. El último el de Joseba Arruti, ese de quien decíamos “¿pero ese es de Deia?”. De este “neo-unionista” y de otros hablaremos otro día.

Un acuerdo es posible


Envían el artículo Ainhoa Larrañaga, Raul Arkaia y Endika Iholdi

El pasado 11 de abril presentamos en Donostia el grupo de trabajo que lleva por nombre Mesa de Maltzaga. Tal y como recordarán, la Iniciativa de Maltzaga nació a finales de 2006 de la mano de la Fundación Euskaria. A lo largo de 2007 logramos la adhesión de 1.300 personas conocidas entre personas que pertenecen a diversas organizaciones de diferente ámbito. Avanzando un paso más zen esta iniciativa, el 11 de abril presentamos al grupo de trabajo que gestionará esta iniciativa que pretende ser una RED CIUDADANA A FAVOR DE LA SOBERANÍA.



El equipo de trabajo estará formado por 20 personas. Más allá de su diversa ideología y de su diferente origen geográfico, nos ha unido una misma preocupación: llegar a una Estrategia de nación que contribuya a lograr la Paz y la Soberanía en esta encrucicajada que está viviendo Euskal Herria.

En 1998 se llevó a cabo un intento sincero y contundente. Con el Acuerdo de Lizarra-Garazi estuvo a punto de cambiar para siempre el escenario político. No lo logramos, pero hoy tenemos claro que el nivel de acuerdo es más amplio que hace diez años, por más que las apariencias sugieran lo contrario.

En nuestra opinión, el Movimiento Abertzale y, en general, la mayoría de la ciudadanía de Euskal Herria siente y proclama la necesidad del cambio. Tras entrevistarnos con cientos de personas y decenas de agentes sociales durante estos últimos meses, creemos que el espacio que compartimos es mayor que el que ha habido nunca.

Estos son los puntos o las claves principales que hemos encontrado:


LOS FUNDAMENTOS DEL CAMBIO

1- El actual marco jurídico-político no sirve para saciar las ansias que tenemos los vascos. Resulta necesario un nuevo marco jurídico-político basado en la soberanía nacional y articulado bajo el concepto del derecho a decidir.

2- Deben cesar las manifestaciones violentas multilaterales del conflicto y la conculcación de los derechos humanos, sociales, nacionales y políticos. Asimismo, deben acabar el sufrimiento producido por este conflicto.

3- La responsabilidad del cambio político compete al pueblo, y debe llevarse a cabo mediante consultas populares vinculantes.

4- Es compatible un proyecto nacional con atención a todos los territorios y a todas las personas con adecuaciones temporales o coyunturales diversas a cada marco administrativo.


Estos son los cuatro puntos fundamentales que hemos hallado. A nuestro entender, los nuevos principios que garantizan el trabajo mancomunado de quienes entendemos que Euskal Herria es una nación pueden ser los que en el proceso de 1998 no tuvimos y que hoy se han convertido en ejers de nuestro trabajo.

Quienes nos sentamos alrededor de la Mesa de Maltzaga manifestamos que eso es posible y nos disponemos a trabajar con la intención de que el espacio común establecido entre nosotros se extienda a toda la sociedad.

Vivimos un momento decisivo. Por varios motivos, durante los próximos meses pueden producirse cambios que pueden resultar cruciales para definir el rumbo que tomará nuestro pueblo. Ante esa circunstancia, la Mesa de Maltzaga quiere ser un instrumento para el arbitraje para que podamos dar una respuesta a la luz de los acontecimientos. De hecho, al hilo de los cuatro puntos que hoy hemos presentado los miembros de la Mesa de Maltzaga, estos se reunirán con las fuerzas política y sindicales para trasladar este llamamiento a favor de la colaboración .

Ainhoa Larrañaga, Raul Arkaia y Endika Iholdi

En nombre de la Mesa de Maltzaga.

El querer y no poder de JL Bilbao


Me he leído su conferencia con detenimiento. En algunos aspectos se repite; en otros, por lo menos de cara al exterior, resulta novedoso. Me extraña, con todo, que en un momento de cierre de filas como el actual, al cual tuvo que plegarse -y sin rechistar- Egibar en Arrasate, pueda salir JL Bilbao por la tangente, sin bozal alguno, en algunos temas de especial relevancia política. Antes que él, los otros diputados generales de la CAV, X. Agirre y M. Olano, se atuvieron al guión marcado: “25 años de la LTH”. Fue Bilbao el último de los tres, e hizo trampa; porque de ser el primero, a buen seguro que los otros dos le hubieran replicado en términos distintos a los expresados en sus correctas intervenciones. Hay bastantes aspectos del discurso de Bilbao que merecen una valoración, tanto los referentes a la LTH (1ª parte), a su reflexión sobre la gobernabilidad (2ª parte), como a otros que aderazan el texto (tripartito, gestión, ideología, acumulación de fuerzas, ...). Imposible en una sola entrega.


Este discurso tiene su base teórica en los de JJ Imaz. Más allá de las zarandajas verbales de Azkuna, el de ayer ha sido el desarrollo más claro y atrevido en la línea “no imponer/no impedir” de Imaz, en la «capacidad de decidir-obligación de pactar» de Elkarri, en las alquimias de Innerarity(1,2) y en el más reciente “Entre el tiempo y la eternidad” de Txema Montero. Todos de impecable elaboración teórica, pero que no cuentan con los mimbres sociopolíticos suficientes para llevarlos a cabo. El cesto siempre se rompe por los mismos extremos: Madrid y ETA; y no, como parece desprenderse del texto de Bilbao, del lado del soberanismo abertzale democrático.

Él mismo reconoce que el ideal proyecto transversal ocupado por dos de las cuatro patas básicas (izquierda abertzale, PSE, PNV, PP) cojea de una de ellas: “Para que esto sea posible es necesario que ambas partes estén dispuestas y hoy por hoy no parece que el Partido Socialista esté por la labor”. Ese punto es vital, y también reconocido por Urkullu en Madrid: “el Partido Socialista parece no haber digerido bien su triunfo electoral. (…) Tanto que creo que han caído en la tentación de no mover ficha”. Es vital, como decía, porque el primer punto de la Hoja de Ruta de Ibarretxe es la posibilidad de llegar a un acuerdo con el Gobierno español, con lo que, si se encauza aceptablemente en este primer tiempo, el resto del cronograma puede adaptarse. Lo ha dicho el propio lehendakari. Entonces, ¿a qué viene eso de que “la ciudadanía nos pide acuerdos y no conflictos”?

Lo pregunto, primero porque JL Bilbao no pensaba igual hace seis meses: "Creo que la sociedad vasca debe pronunciarse, creo que es necesario un acuerdo entre la mayoría de las fuerzas políticas, y la consulta, o consultas, no sé si habrá una, dos o las que sean, son siempre necesarias". Y segundo, porque el diputado general vizcaíno parte de la premisa de que existe un conflicto: “(…) de forma que podamos superar un conflicto político entre Euskadi y España (…)”, y reconoce, además, que el socialismo, que es "jacobino" y "lerruxista" (así lo define) “no asume la realidad del hecho diferencial vasco (…) un socialismo sucursalista sin voz propia diferente a la del amo de Madrid”. Análisis compartido por Urkullu en su comparecencia de Madrid: “(..) imposible con partidos sucursalistas de obediencia debida a los proyectos, directrices y estrategias que se marcan desde Madrid”.

Siendo esa la realidad, y sabiendo como sabemos que buena parte del socialismo entró en las negociaciones post-tregua con la sana intención de desbancarnos de las instituciones (ayer se reafirmó en ello O. Elorza) de la mano del MLNV, porqué el señor Bilbao sueña con un encuentro en el centro-izquierda (¡ya le vale con el encasillamiento!) para ocupar la centralidad junto a los socialistas? Que no le extrañe que la respuesta la encuentren muchos ciudadanos en esa excusatio non petita (…) suya final: “Soy consciente de que se levantarán voces que hablarán de poltronas, intereses y cosas peores”. Pues sí, ¡cómo no!.

Lo lógico es pensar que estas doce hojas leídas "toscamente", como lo recuerda JLZ no sean producto exclusivo de su reflexión, sino consecuencia de mucha charla, algún que otro pote y años de maceración, como puede deducirse de ese pasillo que le hicieron ciertos nombres ilustres en su comparecencia en el Euskalduna. Apostar por una nacionalismo institucional frente a los que viven permanentemente en la radicalidad, apostar por Comunión (cabeza e inteligencia) frente a Aberri (corazón y sentimiento), me suena, cierto es, no a un carácter débil y melifluo o poltronero, sino a un disección interesada y maniquea. Así lo pienso, así lo digo.

Y no se supo más


Resultó ser un grupo heterogéneo, donde A. Egaña iba de la mano con N. San Miguel, e I. Perurena con Toti M. de Lezea. Con la voluntad e intención de tener capacidad para decidir el futuro de Euskal Herria como sociedad y como pueblo, cien personas de diversa condición se presentaron ante la sociedad vasco-navarra a principios de año con el nombre de Erabaki. ¿Qué fue de ellos? Sabemos de sus razones para apelar a la ciudadanía, de su voluntad exclusivamente democrática, de su intención de solventar la grave carencia de participación ciudadana durante la tregua de 2006. Tres meses después, en abril, a dos meses del pleno parlamentario de junio ¿Qué fue de ellos?

Tuvieron lagunas, ¡¿cómo no!? Entre ellas, la más notable: la imagen resultante del acto del Kursaal, en el que se visualizó una excesiva presencia de políticos de determinadas fuerzas, y que fue objeto de críticas. Erabaki se concibió, ante todo y sobre todo, como un movimiento social de ámbitos tan dispares como la cultura, el deporte, la comunicación, la universidad, (...) ; y podía y debía haber abarcado más espacios, no necesariamente ligados al mundo abertzale y euskaldun. Las redes había que haberlas echado en caladeros más lejanos, entre aquellos que en las encuestas se muestran receptivos con el derecho a decidir. En su día los firmantes del manifiesto explicitaron claramente las razones por las que reclamaban poder decidir:

- “Porque es nuestro destino”.
- “Para abrir el camino de la paz”.
- “Para abrir el camino de la normalización política”.
- “Para elegir nuestro propio futuro en libertad”.

Aún hay tiempo. Con ese nombre u otro; ese misma gente, u otra. Que alguien ponga la primera piedra. Lo importante es intentarlo, evitar el escozor que produce el no haberlo intentado. El éxito o el fracaso, en democracia, hay que aceptarlos con normalidad. Así se han expresado algunos de los firmantes de aquel manifiesto: “Para que un pueblo se pueda considerar democráticamente gobernado es necesaria la existencia de una cultura democrática, de un saber aceptar unos resultados, cuando estos sean mayoritarios, con naturalidad, y esto no se improvisa”.

Se puede fracasar, claro. Lo ha dicho también un pensador (sustento ideológico de Imaz y de JL Bilbao, y jeltzale) de quien echo mano -con mis reservas- a menudo (Innerarity): “Está incapacitado para la política quien no haya aprendido a gestionar el fracaso o el éxito parcial, porque el éxito absoluto no existe”. La autocomplacencia nos limita, y el derrotismo nos hunde. Hay que intentarlo otra vez. El impulso corresponde a ciudadanos no vinculados directamente a la política, a aquellos que votan en función de (…), dependiendo de (…), si es el caso de votar; a los no obligados por unas siglas.

Lo que obvian del discurso de JL Bilbao


Texto completo de la conferencia en la Fundación Sabino Arana.

Cualquiera que acceda a la edición digital de El Correo se encontrará con un enorme titular: "José Luis Bilbao da por «agotado» el tripartito y apuesta por una coalición con el PSE". Además, tergiversará el discurso del diputado general con frases fuera de contexto. No entro a valorar sus afirmaciones. No toca. Un actitud imparcial ante su discurso obliga a entresacar párrafos, recogidos en Deia, y no mencionados en Vocento, que pueden dar una visión más equilibrada de lo expresado por el diputado general de Bizkaia: "Este país necesita y nos exige un nuevo acuerdo entre vascos que permita superar el conflicto político que sigue hoy vigente. Un acuerdo entre vascos que nos permita convivir, compartir diagnósticos, sin imposiciones por parte de nadie. Un acuerdo que permita construir un nuevo marco jurídico-político (....)

(...) con garantías de respeto y cumplimiento para evitar lo ocurrido en tantas ocasiones con el Estatuto de Autonomía. Un nuevo marco que exprese y articule la capacidad de decidir nuestro futuro. Un acuerdo válido para la siguiente generación. Un acuerdo que debe estar sustentado por el mundo nacionalista democrático y el mundo socialista. Con generosidad, altura de miras, responsabilidad y visión de Estado. (...) no sé si será posible alcanzar un pacto de ese tipo, por las estrategias y necesidades electorales particulares e inmediatas. (...) hoy por hoy no parece que el Partido Socialista esté por la labor. La voluntad de los nacionalistas ya ha sido expresada en el ofrecimiento realizado al Gobierno de Zapatero. (...) Queda tiempo, aunque no mucho".

Que cada cual opine. Habremos reconocer, empero, que el sonido de este párrafo y el del titular de El Correo son francamente dispares y contradictorios.

El NO de EHAK


Nos cuenta I. Iriondo que el lehendakari da por hecho que no habrá acuerdo con ZP y que EHAK votará que NO a su propuesta en el Parlamento porque, previamente, la pregunta que Ibarretxe elaborará como base de la consulta estará diseñada para que cuente con el rechazo de EHAK, con lo que podría convocar elecciones autonómicas para octubre con carácter plebiscitario, tal y como las habían preparado para mayo de 2005 , pero que los 3 síes de Otegi desmontaron el 30 de diciembre de 2004. Es mucho suponer todo eso.

Al día de hoy tengo más dudas que hace un mes sobre las nulas intenciones de ZP de no llegar a ningún trato con el PNV o con el lehendakari del tripartito sobre un acuerdo previo. No es que le hayan entrado ganas ahora a ZP. No es eso. Más bien optaría por tres argumentos que pueden sembrar cierta duda sobre la seguridad de un No rotundo del presidente español:

1.- Puede que -en el caso de apostarlo todo a las elecciones- le flojee al presidente español ese aura de dialogante que tan buenos réditos le ha dado aquí y en Cataluña y, como consecuencia, puede que el PSE continúe siendo, nuevamente, un segundón en la CAV. Sería duro de encajar porque no conseguiría hacerse con el timón de Ajuria Enea, no podrían liderar desde la CAV (¿entrarían los navarros?) un nuevo proceso de normalización, con el PNV en la oposición y, además, ETA continuaría zumbando por eso del irresuelto conflicto, al que no han querido hincar el diente con el lehendakari.

2.- Dudo que ZP prefiera negociar el derecho a decidir con ETA, antes que con el PNV o el tripartito, tal y como lo hizo al inicio de la tregua de 2006; y además, tendría que venderlo. El PNV ha aprendido la lección de Arrasate, y no le pillarán tan fácilmente en otra. Está cumpliendo con su parte. ¿Qué es de la parte que corresponde al PSOE?

3.- Tendrá que explicar ante la sociedad española y la vasca que no es cierto que lo acordado entonces -que no fue poco- con representantes del Batasuna y del PNV en Loiola sólo sirvió para aquella específica ocasión (con ETA en punto muerto), y no para otra (con ETA destrozando Casas el Pueblo), cuando de lo que se trataba entonces y ahora era/es de encauzar el conflicto vasco, tal y como se recogía en los papeles. La excusa de que ETA continuaría no valdría.

Por otra parte, y viendo que la crónica de Iriondo viene con un anexo donde narra lo acontecido el 30-D de 2004, tengo para mí que lo que Iriondo quiere dar a entender es que lo ocurrido el penúltimo día de 2004 bien pudiera volver a repetirse en las postrimerías de junio de 2008 en el Parlamento vasco. Es decir, que si lo que se pretende es hacerse con el NO de EHAK, elaborando para ello una planteamiento que les resulte inasumible, muy bien pudiera haber una sorpresa en línea con lo que expresó aquel día Otegi: “¿Cómo iba a bloquear la izquierda abertzale un debate, sobre qué y sobre una consulta popular?”

En todo esto nos falla la premisa mayor, por muy fiables que sean las fuentes presidenciales que alude el periodista de Gara: No existe un NO rotundo al acuerdo, y no hay táctica definida sobre el Pleno de junio o sobre un adelanto electoral; ninguna que no esté recogida en la Hoja de Ruta. Y lo digo porque EHAK realizará su juego, como en su día lo hizo Batasuna; y lo digo porque los socialistas se saben todo eso; y lo digo porque para el PNV el camino por donde transitar está bastante balizado, y porque alteraciones sensibles resultarían más gravosas que beneficiosas. Yo, personalmente, creo que una cita con la urnas en octubre de 2008, consecuencia de un No con calzador arrancado a EHAK, perjudicaría al PNV y le inhabilitaría -en caso de fracaso- para postularse nuevamente como los portadores de otra Vía de Solución, que ya no sea el Nuevo Estatuto ni la Hoja de Ruta.

En esta crónica de Iriondo hay un recado para no sé quién. Por una parte, avisa en la dirección de lo descrito: no las tengáis todas consigo sobre el seguro NO de EHAK; por otra, puede estar dirigiéndose a las bases del MLNV, habituales lectores de Gara, para advertirles de lo que hay y de cómo deben guiarse a corto plazo, como es ya costumbre últimamente, sabedor como es Iriondo de que Ibarretxe arrastró consigo el 2001 buena parte del electorado del MLNV. Claro que aquello ocurrió en una situación de trinchera, de un tête à tête entre el españolismo y el abertzalismo. Todos a aprenden del pasado.

Españolas, españoles, ¡¡¡felicidades!!!!


Artículo enviado por Aritza.

Vais a celebrar en breve el bicentenario de vuestra Guerra de Independencia contra Francia (1808-1814): el 2 de mayo, Agustina de Aragón y todo eso. Hace 200 años, parece ser que luchásteis contra la imposición francesa: en España deciden los españoles. Preferíais a Fernando VII antes que a José Bonaparte. Pues felicidades.

Espero que celebrando vosotras y vosotros los 200 años de vuestra guerra de independencia sepáis comprender que otros pueblos quieran decidir su futuro por sí mismos. Entenderéis en este año de celebraciones que los vascos queramos decidir nuestro futuro.

Nosotros rechazamos la violencia y las guerras. Es más, nuestro máximo mandatario, el lehendakari Ibarretxe, pidió perdón a todos los españoles por los crímenes que en nombre del pueblo vasco comete ETA, porque rechazamos que se ejerza la violencia en nombre de nuestro pueblo y nos da asco que alguien pueda decir que lo hace en nuestro nombre.

No pretendo censuraros que vosotros celebréis una guerra, que también retrató Goya. Lo que me llama la atención es que vuestros políticos pongan el grito en el cielo, cuando nuestro Lehendakari propone a vuestro presidente una declaración conjunta en la que se abogue por:

a) Un final dialogado de la violencia.
b) El respeto a las decisiones de la sociedad vasca.

Lo hacemos pacíficamente y recibimos todo tipo de amenazas por parte de vuestros políticos. Hablamos de que es la sociedad la que decide; y si no hay acuerdo, pues que nuestro Parlamento autorice la consulta para el 25 de octubre de 2008. Nada que ver con el 2 de mayo de 1808.

Vuestros políticos han perdido el juicio. Se han alegrado, ¡y cómo!, cuando han oído al presidente del EBB decir que la Hoja de Ruta es una propuesta del Lehendakari, que no es la de EAJ-PNV. Es repetido, ya os dijo algo parecido Xabier Arzalluz en el 2003: que el Nuevo Estatuto no era el proyecto del PNV.

Veréis: la propuesta de Ibarretxe es una propuesta democrática y, si me apuráis, es una propuesta con la que el País vasco seguiría en España. Pero si vuestros políticos la patean y rechazan, entonces concluiremos que un vasco que quiera ser demócrata tiene que serlo fuera de España, y eso nos lleva a la propuesta del EAJ-PNV, que en no es otra que la independencia. Sin violencias, pero la independencia.

En cualquier caso, felicidades en el 200 cumpleaños de vuestra Guerra de la Independencia. Y permitidme: ¡Viva España Independiente!

Primer paso


Manifestaba el presidente del BBB Ortuzar que ETA “no soporta que el final del conflicto o el inicio del desbloqueo se inicie sin ellos”. ¿Y eso qué es? Acabo de explicarle a un compañero de trabajo, a quien supongo al corriente de los avatares políticos, en qué fase de la Hoja de Ruta nos encontramos y qué posibles pasos quedan en el hipotético caso de que agotemos todos. Le ha pillado de sorpresa. No se lo esperaba. Ahí tenemos una enorme labor que realizar. Muy pocos ¿el 1%?) se enteran. Ahora mismo estamos en la 1ª fase: Oferta de Acuerdo Político a ZP. Para ello tenemos dos meses. Como oía hace cuatro días a un alto dirigente nacionalista: ¿qué pasa si nos presentamos con un Acuerdo sobre las bases de Loiola, a lo que podría añadirse alguna elaboración sobre una de la precisiones exigidas por Batasuna/ETA), concretamente el recogido en el punto 1.2.- “Sobre los mecanismos que permitan a la ciudadanía vasca adoptar libre y democráticamente decisiones en torno a su futuro político e institucional"?

Pues nos encontraríamos con lo que apunta Ortuzar y que nosotros lo venimos repitiendo desde hace tiempo: para ETA lo importante no son los objetivos que puedan conseguirse, sino quiénes sean sus impulsores. Evidentemente, después de 40 años de tiros, sangre y asesinatos, difícilmente admitirán que sea el PNV o, en su caso, el tripartito, quien se presente ante la sociedad vasca con un borrador de acuerdo con el gobierno de España. Independientemente de lo que en él se contenga, es malo per se, por ser malos quienes lo han conseguido, sobre todo el PNV.

Albergo más dudas sobre lo que pudiera ocurrir en el Pleno de junio en el caso de que Madrid no accediera a un acuerdo. Por muchas mociones, por muchas bombas, por muchos juicios que haya EHAK deberá pensárselo dos veces antes de decir no. No será por falta de ganas, pero, por lo que voy viendo y leyendo, buena parte de ese mundo se posicionaría en la orilla del lehendakari y su propuesta de consulta.

Tampoco ese posible escenario le pasará desapercibido a Zapatero, quien supongo habrá tocado ya tierra después del 9M, y con él habrá traído a los del PSE. No se les observa con tantos humos. ¿Pura táctica? Saben que un NO a todo es imposible en una sociedad tan alera como la vasca. Saben que dilatarlo todo a la espera de las elecciones es considerado por buena parte de la ciudadanía como pura estrategia electoral. Saben que también ellos tienen que jugar antes de las elecciones. ¿Cómo lo harán? ETA está mosca y, como bien dice Ortuzar, repite sin cesar eso de “¡Estoy aquí, me oís!” Bien que se les oye. ¿Tendrá razón ese dirigente que antes mentaba sobre lo de Loiola, más la precisión sobre el derecho de decidir?

Aguantar el chaparrón


Aitor (Aitor Uriarte), tú y yo estamos a descubierto, sin cobijo y sin paraguas. Si E.Gorospe "Biturie" se desmadra, muchos saben que es ese de Dima que lleva 25 años en Vitoria y calvo como la Sierra de Elgea. Lo mismo de ti. Dices que todos tenemos que ir detrás del presidente del Partido, y, por mandato de ponencias, detrás del lehendakari. De acuerdo, totalmente. Ahí incluímos a todos, sin excepción. Yo me apunto. Dices hay que bajar la voz y atinar en el tiro. De acuerdo. Con todo, una pregunta ¿qué conseguimos con callarnos tú y yo, que estamos fichados, si el resto de no fichados (la mayoría) continúa a lo suyo? Sencillo: acallar nuestros planteamientos. A mi ya me vienen advirtiendo desde hace tiempo. Últimamente con mayor intensidad. También es cierto que las felicitaciones de gente del Partido, y simpatizantes, son mucho más abundantes. ¿Será que tenemos que volver a los seudónimos para que no nos pillen?

Soy consciente de que cuando llegas a cierto nivel de entradas te conviertes en un elemento incómodo. Seré sincero, Aitor, y aprovecho este segundo párrafo (todavía no le doy el primero) para decirte que Urkullu me está convenciendo. ¿Te extraña? Es lo bueno de no tener ligazones pecuniarias, que no te sientes obligado a cumplir: te expresas según sientes. Hoy sí, mañana no. Por eso mi desconfianza hacia los medio-secuestrados por el sueldo; miran, a la vez, al entorno y al ombligo.

Creo, Aitor, que todo el EBB es consciente del momento que vivimos. El discurso, además, es el que corresponde con los tiempos que tocan: “Tenemos que recuperar la identidad para que el pueblo vasco pueda decidir su futuro” (Urkullu). Justo el día del centenario del GBB. Ya hace cien años de aquello: 1.- Euzkadi es la Patria de los vascos; 2.- Los vascos de los siete territorios constituimos un mismo pueblo unido por su origen y por su voluntad, dueño de sí mismo, sin que reconozcamos y acatemos otra soberanía. Y mucho más, que después de una centuria se mantiene como el roble.

Este blog estará con el EBB, porque me están convenciendo, y con el lehendakari, porque es el encargado de sacarnos de ésta. Pero continuaré con mis incursiones hacia las zonas débiles, espero que sin que produzcan tanto escozor como estos últimos días.

Por cierto que un artículo mío sobre las elecciones a la Vital, y sobre I. Gerenabarrena, ha levantado bastantes ampollas. En honor a la verdad he decir que también al presidente del ABB y al ABB en su conjunto les veo más entonados, con las pilas puestas. No será porque yo les regañara. Será que todos vamos siendo conscientes de la situación.

Por último, Aitor, es posible que ya no volvamos a vernos más en el último lugar donde nos encontramos, en Sabin Etxea. Dicen que con un solo culo no puedes tapar siete sillas. Si te soy sincero, donde me encuentro a gusto es entre la gente de base. Es la que menos intereses y menos ambiciones tiene. Arriba, no sabes por dónde circulan los cuchillos. Paso. Ese tiempo lo dedicaré a mi familia y a mí mismo, que falta me hace.

Y continuaré escribiendo y luchando por nuestra gran apuesta, que está recogida en la Hoja de Ruta. Codo a codo con el EBB, de la mano con el lehendakari, con todos los vascos que creemos y apostamos por ella . A ver si el Alderdi Eguna nos vemos, Aitor, y decimos aquello de: “¡Esto está hecho!”

Los hibernantes


Siento una insana envidia hacia quienes se posicionan en circunstancias adversas, hacia quienes dan la cara, aún sabiendo que de ello sólo pueden esperar reprimenda, nunca prebenda. Siento, asimismo, inquina hacia quienes ahuecan el ala en los momentos difíciles, hacia quienes hibernan en el frío inverno y sólo salen a la luz en epócas templadas, siempre en busca de comida. Nunca he entendido la soledad de Juan José Ibarretxe, la ausencia casi absoluta de proselitistas de su causa, teniendo como tiene a cientos y miles de cargos en su nómina. (...)

(...) No es posible, ni éticamente aceptable que cuatro blogueros de tres al cuarto estemos supliendo tanta carencia. ¿Dónde están nuestros cientos de intelectuales, nuestros cientos de cargos, nuestros abertzales de tabernas y cenáculos? Ahora es cuando hay que aparecer, arriesgar y decantarse. No es momento de pasar. Las actitudes de frontera, de trinchera no producen réditos, no dan dividendos, pero son las que el pueblo valora más.

Casi todos pasan (... ) o no tienen donde expresarse. En el primer caso es harto preocupante, pues no es normal que en una situación como la actual se callen quienes, en principio, conforman la aristocracia pensante, ese porrón de profesores y catedráticos universitarios, a quienes se supone conocimientos suficienes y criterio elaborado como para que contribuyan a aportar algo de luz.

Los únicos (o casi) que aparecen son aquellos que apuestan por el unionismo, tanto en su versión radical como en la más ligth. No les echemos la culpa de nuestros males. Ellos defienden sus postulados, sus ideas, sus filias. Y aporrean a sus fobias, sus adversarias; con más saña cuanto más débiles los vean. Ellos tienen medios; y aguinaldo por su labor.

Y nosotros ¿qué hacemos nosotros?

Maltzagarako bidean


Euskaria Gipuzkoak bidalitako artikulua.

Iragan den apirilaren 11an, Donostian Burujabetzaren aldeko prozesua berpiztu nahi duen Maltzagako Mahaia aurkeztu genuen. Bertan dagoeneko, ideologia ezberdineko 14 lagun elkartu gara eta epe laburrean beste sei lagun gehiago gurekin arituko dira. Gure ustez, une historiko baten aitzinean gaude. Larria bezain interesgarria den une honetan, ezinbestekoa da Euskal Herria Nazio gisa ulertzen dugun pertsonen eta indar guztien arteko estrategia gorpuztea. (...)




Lanari egin baino lehen gure artean egoeraren hausnarketa xume bat egin genuen abiapuntu gisa. Hausnarketa horrekin bat hainbat eragilek bat egin dezaketelakoan artikulu honen bitartez hausnarketa plazaratu nahi izan dugu.

Egoeraren diagnostikoa

Europako Mendebaldean Estatu-Nazioak sortzen hasi zirenean, Euskal Herriak ezin izan zuen bere garapen propioa egin, ordurako frantziar eta espainiar Estatuek gure lurra eta herria elkarri banatu zizkiotelako.

Espainiar eta frantziar Estatuek nazio izaera hartu zuten unetik areagotu egin zuten lehendik hasia zuten uniformizazioaren bidea. Bi Estatu hauen eremuen baitan existitzen ziren hizkuntzak, ezberdintasun juridikoak, politikoak eta kulturalak ezabatzen ahalegindu ziren, eta Euskal Herriaren kasuan, prozesu hori, besteak beste, armen bitartez burutu zuten.

Espainiar eta frantziar Estatuekin Euskal Herriak gatazka historiko, politiko eta kultural sakona du, orain arte konpondu ez dena eta adierazgarri bortitzak ukan dituena. Adierazpen horiek alde anitzetakoak dira, belaunaldi askok sufritu dituzte, eta egun, oraindik, giza eskubideen urraketa larria eragiten dute.

Gatazka hau errotik konpondu nahi dugu, errotik konpondu gure egoera herri normal batena izan dadin eta bortizkeria politikoari eta alde guztietako sufrimenduari behin betikoz bukaera eman diezaiegun.

Azkeneko urteetan, orokorrean, Abertzale Mugimenduak saiakera handia egin du eskubide guztiak bermatuko dituen marko-juridiko berria eratzeko. Beharrezkoa den nazio estrategia oraingoz eskuratu ez badugu ere, sekula baino hurbilago gaude. Aldaketa handiak gertatu dira Abertzale Mugimenduaren barruan dauden erakunde politiko, sozial eta sindikaletan, eta iritsi da garaia Herri gisa pentsatzeko eta herri gisa erabakitzeko.

Maltzagaraino

Telesforo Monzon buruzagi abertzalearen lelo ezaguna gurea egin dugu, Maltzagaraino joateko prest baikaude. Horrek ez du esan nahi bakoitzaren helburu sozialak, ekonomikoak, kulturalak baztertu, zokoratu ala gelditu behar ditugunik, aldiz, aniztasun ideologiko horrek Abertzale Mugimenduaren sendotasuna adierazten duela uste dugu. Baina ezberdintasun horiek barneratzen, Burujabetzara eramango gaituen prozesu demokratiko bat adosteko eta abian jartzeko edukiak eta indarrak egon badaudela sinetsita gaude. Hori dela eta, gurekin batera bakoitzak bere erritmoa jotzen eta bakoitzak bere doinuarekin dantzatzen Maltzagaraino joatera animatu nahi zaituztegu. Laster arte.

José Domingo Ormaetxea, Haritza Camblong eta Santiago Bereziartua
Maltzagako mahakideon izenean

Yo, por ahora, me quedo


Pues sí, estamos en crisis. Está en crisis todo el abertzalismo, y cada una de sus diversas –excesivas- familias. No es la decadencia del nacionalismo, Magneto. Es, en todo caso, la decadencia de sus gestores, no de los ciudadanos que la profesan. No estamos a la altura de las circunstancias, y se nota.

Me encontré en la calle con un afiliado (ex diputado en Madrid), y después de cruzar cinco palabras con él, sólo me quedó una sensación: “no es posible que él y yo pertenezcamos a un mismo bando, yo me siento más cerca de muchos socialistas que de él”. Ahí está, precisamente, el quid: gran parte de la afiliación jeltzale no comparte, en la práctica, sus ponencias políticas. Y, por ende, muchos de ellos pueden igual de bien estar en el PNV que en PSE que en el PP. Ha sido Txema Montero quien ha escrito: “Nos sorprenderá lo generalizado y extendido del sentimiento de la “vasquidad” entendida como auto-reconocimiento o auto-identificación como vasco. Se trata de un concepto pre-político próximo a la autoestima y orgullo de pertenencia, y que no se limita a los confines territoriales de la CAV

Es decir, hoy día un socialista se siente tan vasco como cualquiera de nosotros, envía a sus hijos a los modelos de enseñanza euskaldunes, está a favor de las selecciones vascas, se posiciona en las encuetas a favor del derecho a decidir, etc. etc. Y un militante hoy, en 2008, del PP defiende el Estatuto de Gernika. Treinta años no han pasado en balde. El abertzalismo, el PNV, tiene que buscar su sitio en ese panorama, y tiene que marcar claramente su espacio, mear y zafarse en las “mugas”, al estilo del mandato que el Papa he encomendado a los jesuitas, según palabras del nuevo provincial de Hegoalde Jaun José Etxeberria.

El PSE está ahí, a nuestra vera, con nuestro discurso (a veces más claro), con sus hijos euskaldunizados, con políticos visualmente tan vascos –o más- que los nuestros, con un fair play más atractivo que el nuestro. ¿Por qué razón va a votar un ciudadano al PNV y no el PSE? ¿Por qué? ¿Qué le ofrecemos nosotros que no lo hagan ellos? ¿Gestión acaso? Empiezan a llover chuzos de punta y, además, los ejemplos de gestión socialista (Donostia, Gasteiz, Eibar, …) no son del todo descorazonadores. Hay que darles algo más.

No me refiero a que la alternativa sea la consulta. El 27 de septiembre de 2007 el lehendakari habló largo y tendido en el Parlamento. Justo a partir de su punto 3 se adentró en su Hoja de Ruta: “La sociedad vasca no quiere tener papel espectador, desea poder opinar y participar”. Es verdad. ¿Le estamos dando a la sociedad lo que solicita de nosotros?

También expresó dos principios fundamentales: 1.- El principio ético de rechazo a la violencia; 2.- El principio democrático de respeto a la voluntad de la sociedad vasca. Esos dos principios conforman la columna vertebral de la Propuesta de Ibarretxe. Aún así, hoy el PP sólo acudirá al Kursaal si Ibarretxe calla. E Ibarretxe calla. ¿Por qué? ¿Sólo porque se lo pide el PP?

No le conozco de nada, pero sé que cumplirá su palabra: “Voy a cumplir mi palabra y voy a plantear una hoja de ruta para romper la espiral”. Estoy absolutamente (su adverbio preferido) conforme con él. Es más, no sé cómo me ubicaría (o reubicaría) en otro escenario distinto. El Nieto de Sabino se posicionaba, a su manera, y decía “Que Ibarretxe se apoye en votos de EHAK. A pesar de lo que ha dicho el presidente del EBB (que también el PSOE y el PP se han servido de sus votos), yo votaré en contra o en blanco, o me empadrono en Nafarroa (por razones obvias, no me puedo abstener)”. Yo no lo tengo tan claro todavía, Nieto, pero espero que los de EHAK recapaciten y habiliten la consulta del lehendakari. En ese caso me quedaré donde estoy. En caso contario, no lo sé. Y Nieto, volviendo a la interrogante incial: ¿perteneceremos al mismo proyecto?

Valorando opciones


Estuvo acertado Urkullu al acusar al PSOE de dejar pasar el tiempo con vistas a que el PSE pueda ganar las autonómicas. Es una idea precisa de la situación. Ahora mismo puede haber varias posturas diferentes ante las autonómicas y la consulta. ¿Cuál sería el panorama ante una u otra opción? Existen, por lo menos, cuatro opciones, y en todas ellas se da por supuesto que no habrá acuerdo con el gobierno español para realizar la consulta:

1.- Para el caso de que haya promesa de acuerdo por parte de Madrid para después de las elecciones, y el PNV acceda a ello: elecciones al uso, con un formato convencional y con el objetivo de alcanzar (PSE) o revalidar (PNV) la Lehendakaritza y gobernar por cuatro años el presupuesto de la CAV. Sin Ibarretxe y sin consulta.

2.- Si hay acuerdo previo: habrá que estar pendientes de su desarrollo en el corto plazo, y ver cómo se actúa con el tema de la consulta y las elecciones.

3.- Si no hay acuerdo previo, y en el caso de que se logren los apoyos suficientes en junio en el Parlamento: consulta en octubre. Con Ibarretxe. Se respondería a un mandato del EBB y a lo recogido en las Ponencias.

4.- Si no hay acuerdo y tampoco apoyos suficientes en junio: elecciones plebiscitarias en octubre; es decir, un encuentro entre las opciones segunda y tercera. Probablemene con Ibarretxe.

Los ciudadanos emitirán su veredicto, y emitirán de forma distinta su voto en función de cuál sea la opción elegida. Con la primera opción Patxi López es, ahora mismo, seguro lehendakari. Un buen porcentaje de los ciudadanos tiene bastante interiorizado la necesidad de cambio en la gestión de la CAV, no porque se haya hecho mal, sino porque consideran que otros lo pueden hacer igual de bien, y porque creen que es bueno cambiar de caras. Normal, por otra parte. Invitarán al PNV a gobernar con ellos. Le ofrecerán una vicepresidencia primera especial y la mitad de las consejerías. Sería la única alternativa de gobierno, con lo que, si el PNV acepta, EA y EB quedarían relegadas. Lo primero que harían los socialistas, con el obligado visto bueno de los jeltzales, es reabrir un proceso de normalización, con o sin ETA.

En lo relativo a la consulta, la situación cambia. Aun admitiendo el carácter endémico que les otorga Garaikoetxea a las reivindicaciones no ejecutadas, y admitiendo que la consulta pueda generar rechazo en parte de la población, más como consecuencia de la labor destructora de los medios que de su contenido, aún entonces, aquellos ciudadanos que quieran desbloquear el conflicto en la dirección apuntada en la Hoja de Ruta acudirán a las urnas, y se me antoja que son muchos miles más de los que nos apuntaron en el debe en las elecciones del 9M.

La cuarta opción no refuerza necesariamente una opción electoral y, en cambio, daña irremisiblemente la de la consulta.

Ya no quedan tontos en este oficio. Si el PNV se apunta a la consulta, Zapatero y el PSOE saben que puede generarse un ambiente parecido al de 2001, por lo que serán cautos, y tratarán de evitarlo a su manera ¿De qué manera? En contra de lo que viene publicándose, Zapatero enseñará la zanahoria con la suficiente destreza como para que dé la sensación de que es el conejo jeltzale quien no quiere acercarse a ella.

¿Sabremos nadar y guardar la ropa?.

Ha sido la Asamblea Regional, no Egibar


La Agencia Vasca de Protección de Datos culpó al antiguo equipo directivo del Departamento de Hacienda de la Diputación de Gipuzkoa de haber cometido una falta grave por filtración de datos de Jon Jauregi, quien fue reprendido en su día por Imaz por haber formulado la misma acusación. A pesar de que los interesados análisis (y más), y de que ciertas reflexiones internas acusen a Egibar (¿a quién si no?) de abrir la herida interna del Partido, fue la Asamblea Regional de Gipuzkoa quien tomó la resolución de reprobrar la actuación de determinados afiliados y de instarles a que causen baja inmediata en EAJ-PNV por “haber vulnerado gravemente el código ético de la buena práctica política y erosionado la imagen del Partido". Repito, por si no ha quedado claro:

Es una amplia mayoría de la la Asamblea Regional guipuzcoana, y no Joseba Egibar, quien, basándase en el Informe de la Agencia antes citada, formula la resolución. Los apoderados de las asambleas regionales (esto va para los legos, por muy cargos que sean) son elegidos por las asambleas munipales. Es todo muy democrático, aunque quienes participen en ellas no superen el 25% de la afiliación. El supuesto borreguismo de los guipuzcoanos al asumir a pies puntillas los criterios de Egibar es comparable al de los vizcaínos que hacen lo propio con los de Ortuzar ahora, y de Urkullu antes.

Antes de continuar, ruego a los que se acerquen al blog que se lean el Comunicado de la Asamblea Regional, porque sino sólo nos atenemos a la tendenciosidad de los medios y de algunos (poquitos, afortunadamente) distinguidos representantes jeltzales. En el Comunicado, entre otras cosas, “se pide disculpas a la sociedad guipuzcoana y reitera su compromiso de tolerancia cero ante este tipo de comportamientos”. Y reitera, ademas, que “los valores éticos y democráticos han de guiar la acción política de nuestros representantes y también la interna del Partido Nacionalista Vasco”. ¿Algo que objetar?

En lo relativo a la queja de Txabarri de que no ha recibido ninguna notificación que le inste a dejar el PNV, manifestar que es normal, ya que la Asamblea se celebró el viernes, y la filtración en la que se basó Txabarri para expresar su queja es de esa misma noche. Quiero recordar aquí lo expresado por Urkullu en la penúltima Asamblea Nacional en lo referente al enorme daño que ciertos filtradores, muy bien relacionados con ciertos medios (ya conocidos), producen al PNV y a la credibilidad de sus representantes. Por lo demás, los trámites para dar cauce a las resoluciones de la Asamblea serán los habituales.

Para terminar decir que las asambleas regionales son soberanas, y libres de criticar las decisiones de ámbitos superiores, en este caso del EBB. Para lo que no existe libertad es para no acatar e incumplir sus (EBB) acuerdos y resoluciones. Y en el caso de Arrasate, independientemente de que Egibar procediera irreprochablemente (guste o no es subjetivo), los representantes jeltzales cumplirán con lo acordado por el EBB sobre la moción de censura, y así se actuará también en otros casos. ¿Qué se les reprocha?

El resumen de JLZ


No es un mal resumen el de José Luis Zubizarreta:

El problema no está en que los nacionalistas vascos hayan dado por agotado el Estatuto de Gernika. Esto podría arreglarse con una reforma. El problema radica en que han dado por agotado el actual modelo estatutario mismo.

Su insistencia en que nunca aceptarán lo que ha ocurrido en Cataluña -el ya famoso «cepillado» del que habló Alfonso Guerra- da una pista de cuál es su pensamiento. Lo que no están dispuestos a aceptar es un nuevo pacto estatutario cuyo cumplimiento quede, si no en teoría, sí, al menos, de hecho, en manos de una sola de las partes.

El único nuevo Estatuto que podría resultarles aceptable sería aquel que, desde su aprobación hasta su desarrollo, estuviera basado en la más estricta y respetuosa bilateralidad.

Neblina


¿Tuvo algo de teatralización el desencuentro entre Zapatero y Erkoreka? Nadie se abstiene, en principio, ante un plantón, y menos un partido como el PNV, con tantos frentes externos abiertos. Uno de ellos, el de Arrasate, donde una reformulación de la moción de censura, ampliable a otros ayuntamientos en iguales o parecidas circunstancias, quizás haya podido darle iniciativa ética, pero también otro frente más. Es una muestra más de las penitencias que los jeltzales tendremos que superar para alcanzar el listón de pedigrí ético, según las tablas de salvación democrática del unionismo. Urkullu dice que en dos meses hay acuerdo. Pues no, no será así. Zapatero no cederá un ápice hasta las elecciones de la CAV. Y tampoco se lo cree, a lo que se ve, el propio Urkullu, si confiamos en la crónica de la periodista de Vocento Olatz Barriuso, quien pone en boca del presidente del EBB afirmaciones que denotan su desconfianza hacia socialistas. No son de fiar y, además, no están nada necesitados. Estamos obligados a jugar a la mayor. De perder, con tres reyes y caballo.

Dos meses es mucho plazo, porque nos plantamos en junio con las cartas escondidas, sin saber si disponemos de reyes o ases. Rafa Díez declaraba esta mañana a Euskadi Irratia, una hora antes de que Ibarretxe se reafirmara en su postura sobre la consulta y Ardanza se adhiriera a la línea Innenarity/Imaz/Montero, que cabe la posibilidad de que en junio, si se plantea la cuestión de marras en el Parlamento, EHAK se sume a la iniciativa de Ibarretxe. Eso será si antes no los ilegalizan, o si antes no sientan en el banquillo al lehendakari, incluída una sentencia inhabilitadora. Extraño sería lo del apoyo de EHAK si PSE y PNV continúan adelante con su intenciones de desbancar a ANV. Pero las necesidades obligarán a todos a decantarse.

Fué más allá el todavía premier de LAB, pues afirmó que en breve plazo nos encontraríamos ante nuevos diseños (sin especificar a quiénes se refería) que podrían aportar algo de claridad en tanta penumbra. Puede que se refiriera, como parte integrante que es LAB del MLNV, al anuncio hecho ayer en Pamplona por Pueyo y Kiroga sobre una nueva iniciativa de la “izquierda abertzale”. O puede que Díez disponga de otro tipo de datos que le hagan expresarse en ese sentido.

Los que se mantienen a la expectativa son los del PSE, con los deberes ya hechos. Son los otros, según ellos, los que están necesitados, faltos de oxígeno. Reconozcamos que los abertzales damos cierta impresión de arrastrados, de estar desesperados, con la mano tendida, a la espera de que alguien deposite alguna moneda con la que disimular el angustioso momento. No es una buena imagen. Hay que acudir al centro del cuadrilátero, y fajarse a cara a cara con el adversario. Aprender de los errores y buscar los puntos débiles del adversio; que los tiene, y muchos.

Ibarretxe no cambiará. Ha afirmado con rotundidad que, o bien se llega a un acuerdo o, en caso contrario, acude al Parlamento en junio. Yo le creo. Se juega su propia credibilidad. Es más, en el caso de que su Partido se muestre reticente, dimitirá. Sería lo congruente. Empeñó su palabra y no la puede tragar, aunque sólo sea para preservar la honorabilidad que le corresponde a un lehendakari, y a él como persona comprometida con una causa.

Luego están las otras guerras, entre las que, la más importante, es, sin duda, la lucha por la paternidad del abertzalismo, a la que se refiere un –últimamente- locuaz Txema Montero en Argia. ¿Alquien puede explicarme las razones por las que Deia anuncia a bombo y platillo la intervención de Montero en la Semana Social Ricardo Alberdi? Puede que esté equivocado, pero no he apreciado en Deia tanto interés por divulgar el contenido de una charla desde hace seis meses. ¿Será por sus conclusiones?.

Por todo eso que ando flojo en apreciaciones objetivas. Estamos inmersos en una neblina que impide ver más allá del entorno más cercano. Se juntan intereses partidarios, electorales, estatales, … . Una especie de ambiente agónico del que es difícil extraer nada en claro.

Aquí falla algo


Se quejaba amargamente I. Anasagasti en Deia, y no sin razón, de que resultaba incompresible que con todo lo que le lehendakari y el Gobierno Vasco hacían por las víctimas “haya gente que perciba que el lehendakari no es sensible al dolor ajeno y le dedique todo su desprecio”. “¡Algo falla!”, exclamaba. Se quejaba, así mismo, de que habiendo "Euzkadi" superado a Madrid en riqueza per capita (…) y con tantísimos logros que tiene el Gobierno vasco en su haber, "se tenga la sensación de que estamos viviendo una crisis sin salida”. Miguel Buen, con el más absoluto de los descaros declaró a Berria que este pueblo está hasta los cojones “barrabiletaraino” (sic) de un PNV radical, de un partido que (....)

(...) crea más problemas de los que soluciona; y ya, con carrerilla, suelta “hay mucha más gente de la que ellos piensan que está cómoda con el Estatuto de Gernika”, gente que pasa de locos aventurerismos ("abentura eroak"). ¿Os suena ese vocablo (aventura)? ¿Tendrá razón el malo de Buen? El caso es que con ese discurso -aún con todos los datos económicos positivos del Gobierno tripartito- el PSE se ha hecho con un montón de votos el 9M. Algo falla.

Por una parte, tenemos a los sucursalistas subidos a la parra y zarandeándonos sin piedad; y, por otra, andamos que damos pena. Esta vez ha sido Iñaki Galdos (y también Larreina) quienes se han lamentado. “Yo no digo", dice Galdos, "que yo esté en contra, todo lo contrario” de que hoy una parte importante del nacionalismo "no ve como prioritario embarcarse en 2008 en la Hoja de Ruta del lehendakari (…) Hay que reflexionar porque las nuevas generaciones no perciben el aspecto identitario en clave agónica”. ¿Es acertada esa reflexión?

¿Cómo es posible que siendo la comunidad peninsular puntera en todos los dígitos socioeconómicos, la gente no se percate de que un nuevo marco-jurídico con mayor autogobierno, con el derecho a decidir incluído, es absolutamente beneficioso? ¿Cómo es posible que nuestra propia gente no lo perciba así? ¿Será que disponíamos de votos, pero no de abertzales?

Ayer echaba una ojeada a un trabajo de reflexión que han colgado en la red los de Aberriberri, titulado “La refundación necesaria”. No considero el suyo (admiten nuestras diferencias) el modo más adecuado de reconducir y reflexionar sobre las complicadas circunstancias que afectan al nacionalismo en su conjunto, y al de PNV/EA en concreto.

Veamos: “Nuestro nacionalismo necesita de una nueva primavera que lo saque de este duro y largo invierno de decadencia en que lleva sumido desde hace más de una década” ¿De qué invierno hablarán? Pues del sobrevenido como consecuencia del mal hacer de los imberbes e inexpertos guipuzcoanos que se hicieron cargo del PNV en la escisión “gente jóven inexperta que, sin ningún bagaje profesional, pronto se colocó en primera línea. Sin experiencia, sin convicciones arraigadas en unos principios inquebrentables como los burukides de antaño que les precedieron”. ¿A dónde vamos con ese talante? ¿A qué conclusiones podemos llegar cuando elaboramos un trabajo basado en esa premisa mayor?

Sus autores nos hablan de la decadencia, del invierno (¡a mí me encanta esta estación!) de "la última década", y, claro está, no se han olvidado de Lizarra-Garazi: “Esta generación perdida que no tiene más valores que el de un nacionalismo malentendido (imbuido por el mundo de Batasuna y su esquema mental-político), nos adentró con la mejor intención pero con la peor visión que nunca se ha tenido en el Pacto de Lizarra”, generación que, según ellos, es la responsable de “una profunda herida en el partido”. ¿Es este el camino para una refundación? ¿Pretendemos la unidad y el encuentro entre sensibilidades? Algo falla estrepitósamente si, todavía hoy, hay gente que quiere refundar el nacionalismo a golpe de machete.

Anteayer el lehendakari aludía a algo muy fácil de entender, incluso por las generaciones jóvenes y por los menos obsesionados con la política: “Es evidente que necesitamos un nuevo marco jurídico-político en el ámbito socioeconómico”. Y lo decía el lehendakari, otra pieza de Lizarra-Garazi ¿Es tan difícil de entender? ¿Es extemporáneo? ¿Es parte del discurso de Batasuna? ¿Es un planteameinto agónico? ¿Qué falla?

La manzana para la discordia


Los refranes se repiten con algunos. También con ZP: ni dichos malos, ni hechos buenos. ¿Sabe alguien en qué quedamos ayer? Yo no. No se mencionó el derecho a decidir. No se citaron, intencionadamente, a Ibarretxe y su consulta, los ausentes presentes. Sólo citó a Imaz, alabándole. Nada de Urkullu, por si acaso. Ayer no hubo mimbres para un acuerdo previo, sólo buenas palabras del encantador de serpientes. ZP no tiene prisa, el tiempo corre a su favor, y del PSE. Nosotros estamos amarrados y presionados. Desde hoy a finales de junio sólo tenemos dos meses y medio. Sin oferta alguna del presidenciable, con mociones de censura de incierto futuro, con todo un frente sociopolítico y mediático blandiendo sus armas contra el abertzalismo, nos encontramos ante uno de los momentos más delicados y determinantes de los últimos treinta años. Tendremos que decidirnos entre unas autonómicas convencionales sin Ibarretxe (¡digo yo!), a las que el PSE llegará con subidón y nosotros bastante quemados, o la consulta, que agudizará el acoso y enconará las relaciones; elegir entre la gestión -si es que toca- y la ideología/identidad/valores (poco modernos, por lo que dicen), entre jugar a la menor o la mayor. Me temo que no hay zona intermedia. Si nos quedamos mirando a la serpiente, nos dormiremos, y terminaremos con mordedura, ¡quién sabe si de muerte!.

Y llegó la investidura


Han sido varias las declaraciones de burukides jeltzales que se han ido sucediendo estos últimos meses a cuenta de la Sesión de Investidura que hoy comienza. En octubre Joseba Egibar declaraba a Berria (aquí la traducción) lo siguiente: "Hace año y medio que el lehendakari puso en manos de Zapatero las bases para la resolución del conflicto: el reconocimiento del sujeto y el derecho a decidir. El lehendakari presenta su propuesta precisamente para impulsar esas dos claves. Se ha elegido para ello una fecha determinada: la investidura de Zapatero. (...)




(...)La propuesta no es tema de campaña, sino una propuesta a debatir y desarrollar previamente para que en la investidura el presidente del gobierno español aclare, ante los españoles y ante el pueblo vasco, si está dispuesto a aceptar nuevos compromisos, más audaces que los conocidos hasta ahora. Tenemos los mimbres necesarios: Loiola, lo tratado previamente por lehendakari, lo pactado entre ETA y el Gobierno español (...) Todo ello en un pasado reciente. Los citados principios están firmados o han sido debatidos en un mesa
”.

Iñigo Urkullu, en un desayuno-coloquio organizado por el Foro Nueva Economía declaró que el PNV “sólo apoyará la investidura del próximo presidente del Gobierno si se alcanza un acuerdo sobre el desarrollo normalizado del autogobierno en Euskadi, tanto desde el fondo identitario como competencial”.

Egibar, superadas las elecciones al Congreso español, afirmó a Radio Euskadi el PNV no respaldaría la investidura si se negaba la consulta. Más tarde, saliendo al paso de unas declaraciones de Ibarretxe en las que, además de un llamamiento a entenderse con Zapatero, condicionba el apoyo del PNV a ZP en la investidura al hecho de que éste apoyara el derecho a decidir, Urkullu las matizó en como presidente del EBB, y señaló que “el PNV pondrá sobre le mesa afrontar la resolución del problema político desde una postura valiente”.

Este fin de semana, también Iñigo Urkullu ha declarado que "Nuestra preocupación es la de dar una solución. Por ello, apostamos por trabajar desde la voluntad de un acuerdo político, pero este planteamiento no puede ser intemporal, al albur de las intencionalidades de los demás, demorando la posibilidad de abordar el tratamiento conjunto (….) el PNV no va a estar quieto esperando sin más a los demás, porque tiene capacidad para asumir con responsabilidad el reto de liderar, junto con el lendakari, una iniciativa, si se comprueba el inmovilismo interesado del Gobierno del PSOE”.

Como quiera que tanto Eguiguren este fin de semana, como también Miguel Buen en otra concedida a Berria admiten estar dispuestos a hablar con el PNV y con el lehendakari sobre lo tratado en Loiola, se me antoja que el acto de investidura de hoy debiera apuntar más que detalles de cara el futuro.

El peligro de unas autonómicas plebiscistarias


O arre o so. No podemos jugar a las autonómicas y a la consulta a la vez. Según Eguiguren, el PSE está dispuesto a no aprovechar la coyuntura (¿de cuál hablará?) a cambio de que Ibarretxe desista. ¡Menos mal que no la iba a aprovechar! La carrera hacia Ajuria Enea está abierta en la sucursal del PSOE en la CAV. Además, si las elecciones autonómicas van a servir para que los vascos decidan, habrá que aclarar (con pelos y señales) qué pueden decidir en ellas los ciudadanos de la CAV. Si se plantean como una cita con el derecho a decidir, habrá que cuestinarse en qué se distinguen de la propuesta de Ibarretxe.

Si no hay reforma estatutaria sin cese de la violencia (así se manifiesta Eguiguren en El País), tendrán que admitir que ETA interfiere con sus acciones y se convierte, una vez más, en elemento fáctico determinante. Y más que nunca ahora que, nada menos que en tribuna parlamentaria, ZP se negará a dialogar con ETA durante esta legislatura. Blanco tendrá que detallar algo más eso de que están dispuestos a admitir cualquier reforma estatutaria vasca dentro de la Constitución (¿no habíamos quedado en que ná de ná mientras persista la violencia?), y de paso, y puestos a ello, explicar en qué aspectos infringe la Carta Magna el Nuevo Estatuto Político. Que expliquen eso, y mucho más.

Si se admite que los acuerdos de Loiola pueden tratarse en el Parlamento, también habrá de aceptar Eguiguren que esa afirmación a El País y lo declarado a Vocento en el sentido de que aquello (lo de Loiola) sólo servía para un momento determinado y para normalizar al mundo del MLNV están en franca contradicción. Y, por fin, si todo está supeditado al resultado electoral, partidos como el PNV deberán tentarse muy mucho la ropa antes de admitir esa apuesta, pues confundir una confrontación electoral con una consulta puede acarrear graves consecuencias a él y al proceso soberanista, por eso de que a la hora de votar la gente se atendrá a varios factores y no exclusivamente al derecho de decidir. Factores entre los que el desgaste producido por 30 años ininterrumpidos de detentar el poder en Ajuria Enea puede ser determinante, tanto para el PNV como para la causa abertzale. No confundamos a la gente. Cada cosa a su tiempo.

Los socialistas no desean sobresaltos en su carrera presidencial. Es normal. Por eso se empeñan en atar en corto a los jeltzales. Por eso que no quieren entrar a acuerdos de contenido que hagan innecesaria la convocatoria de junio. Me suena a engañabobos, sinceramente. Si lo que pretenden es desactivar el Plan Ibarretxe, su Hoja de Ruta, lo tienen fácil: que se avengan a un acuerdo con contenidos concretos y Hoja de Ruta tasada -también en el corto tiempo- que hagan inviable el desarrollo del resto del Plan tal y como ahora está diseñada. En sentido contrario, tendremos que apechugar con lo establecido.

¿Qué acuerdo es ése que sólo sirve para transitar hasta las elecciones? Para mí que sólo serviría para allanar el paseíllo socialista hacia Ajuria-Enea, lo que, en sí, no es despreciable, pero que, desde la óptica abertzale, es sumamente peligroso, por cuanto supondría aupar al PSE a la condición de partido líder y guía de un proceso en el que buena parte de su gente no ve ninguna necesidad de reformar el actual marco jurídico Un partido que actuaría a impulsos de lo que acontezca en Madrid. No hay más que echar un vistazo a Cataluña para darnos cuenta de ello. En definitiva, una sucursal.

No puede haber acuerdos transitorios, ni podemos dejar en manos de ETA el momento oportuno para solventar el conflicto vasco, que existe. Quienes aún mantenemos cierta memoria no nos olvidamos de que el Nuevo Estatuto Político, legal y constitucional, fue aprobado por la mayoría absoluta del Parlamento de la CAV y rechazado por la misma mayoría en Madrid. Mucho cuidado con las trampas socialistas.

Vuelta a la Ruta... de Ibarretxe ¿Hay otra?


Artículo enviado por Aritza.

La libertad es uno de los valores y principios fundamentales de cualquier sociedad del bienestar o democracia avanzada, en la que se acompaña este principio con el de la dignidad de la persona y los derechos inherentes a la misma. Sólo la democracia garantiza la libertad y el respeto a la dignidad humana, que son valores y principios profundamente arraigados en la tradición del abertzalismo sabiniano. Solo se concibe una forma democrática de organizar la comunidad política; y una forma del bienestar o democracia avanzada. Así el lema "Hombres libres en patria libre".

Nuestro Pueblo vive inmerso en un conflicto político con España que le impide vivir con libertad. Anterior incluso al surgimiento de ETA que también nos quita libertad con sus crímenes.

El Lehendakari y su Gobierno han propuesto una metodología para abordar la solución de ese conflicto, para que cese la violencia. Y para encauzar el conflicto político desde el respeto a las decisiones de la sociedad vasca.

La llamada Hoja de Ruta solo es una metodología para abordar la solución del conflicto político y para hacer que la violencia cese.

Consta de cinco pasos, que son, de manera resumida:

1.- Oferta Pacto Político al Gobierno español (Junio 2008)
2.- Autorización Parlamento Vasco (Junio 2008
3.- Consulta (25 Octubre 2008)
4.- Proceso de Negociación entre los partidos vascos (2008 – 2010)
5.- Referéndum (2º Semestre 2010)

Estamos en el Paso 1: Oferta de Pacto Político al Presidente del Gobierno español. Consiste en negociar con el Gobierno Español una declaración similar a la de Downing Street en Irlanda. Buscar un primer Acuerdo Político que abra un proceso, basado en dos puntos: 1º Final dialogado de la violencia; y 2º Respeto a la voluntad de la sociedad vasca. Finaliza en junio 2008. Hay tiempo más que de sobra si se quiere llegar a un acuerdo sobre esos dos principios y que sirva para la apertura de un proceso.

Es cierto que hasta junio hay tiempo. Se debería esperar antes de situarnos en el horizonte de la consulta popular de 25 de octubre de 2008. Asumiendo que es así, más que precipitación hay desconfianza en la voluntad negociadora del PSOE. Dudo que estén dispuestos ha respetar la voluntad de la sociedad vasca y a pactar una declaración sobre esos principios democráticos.

Se ha propuesto un Camino para la Solución del conflicto vasco antes de que acabe el año 2010. En esta Propuesta la sociedad vasca tiene la llave para abrir el camino (25 de octubre 2008) y tiene la llave para finalizar el camino (año 2010). Con plena libertad, con democracia.

Lamentablemente desde el 10 de marzo de 2008 los mismos que metieron esta propuesta en el cajón la han sacado luego para zumbarla. Se la ha calificado de demasiado trascendente e irreal, que había que ir a ras de suelo. Los gurús que ven en la bola de Vocento lo que quiere la sociedad nos contaban que la sociedad solo quería saber de baldosas, carreteras, aceras ladrillos y gestión.

La bronca de Arrasate ha puesto las cosas en su sitio. Las mociones presentadas hablan de libertad, democracia, etc. y las presentan los mismos que decían que esas cosas no interesan a la gente. He buscado en las mociones o declaraciones de estos días alguien que dijese que el equipo de gobierno de Arrasate debe cesar por lo mal que pone las aceras. No lo he encontrado.

Para salir de esa bronca, para defender los derechos humanos, para encauzar el conflicto político que vive este pueblo, y para traer la paz a esta sociedad; hasta ahora sólo ha habido una propuesta. Tras la ruptura del proceso negociador ETA-Gobierno español sólo ha habido una propuesta encima de la mesa, y esa ha sido la del Gobierno Ibarretxe. Si alguien tiene una mejor que la presente y que la exponga en el Parlamento.

Un apunte final. Altamente positiva la comparecencia del presidente del EBB acompañado del presidente del GBB, con diferencias entre ellos o no. Una imagen que vale más que mil llamadas a la unidad.

¿Manipulando el dolor?


Sin digerir todavía algunos de los momentos de la intervención, ayer en el Parlamento Vasco, de la viuda de Gregorio Ordoñez, no podemos sino preguntarnos qué sentimiento cabría albergar hacia quien pone el sufrimiento y el dolor al servicio del interés político.

¿Qué lealtad hacia las víctimas habrá que suponer en quien(es) utiliza(n) su sangre como argumento partidario?

¿Qué talante democrático demuestra quien condena y sataniza al Lehendakari y al PNV por una discrepancia estrictamente política con las posiciones, también políticas, que mantenía Gregorio Ordoñez?

Entrevista de El País a Jesús Eguiguren.

El País -¿Qué plantea el PSE?

Eguiguren - Un pacto para los próximos meses, hasta las elecciones vascas. El PSE está dispuesto a no aprovechar la coyuntura de estos meses a cambio de que Ibarretxe no siga con su plan y su consulta. Debe haber un diálogo y no tomar decisiones irreversibles hasta las elecciones vascas, y que los vascos decidan.

Sabino Arana y la "chispa"nacionalista


Artículo enviado por César Arrondo.

En la primavera del año 1882, más precisamente un 9 de abril, en los jardines de la Casa de Albia, Sabino Arana discutía con su hermano Luis sobre las calamidades por las cuales habían pasado los vascos durante todo el siglo XIX, con la consecuente pérdida de las leyes viejas, y quedando inmersos en un estado de postración moral, por la negación de su propia cultura, y la mutación ideológica de la burguesía costera hacia nuevos modelos de producción.

Era Luis, quien hacía referencia permanente, a que los problemas actuales de los vascos, eran la consecuencia de inmiscuirse en problemas de otros pueblos, más precisamente, al involucrarse en las guerras carlistas por la sucesión al trono de España. Lo cierto es que, al finalizar la jornada histórica, Sabino se convencerá de que no es español, sino vasco, por cultura, idioma e historia, y que la tarea consiste en levantar a un pueblo que se encuentra sin rumbo y envilecido.

Nadie podrá negar que ha sido Sabino quien “sembró la semilla” del nacionalismo vasco, y para llevar adelante esta tarea dedicó el resto de su vida, estudiando la lengua vasca, la historia y el origen de los fueros o leyes viejas, y creando una ideología nacional, hasta su muerte en el año 1903. Todas las sensibilidades políticas que se formaron en adelante, y se adhieren al nacionalismo vasco, tienen al viejo tronco nacionalista ideado por Sabino Arana como referencia.

Han pasado 126 años, desde aquella tertulia en la “Casa de Albia”, y la situación del pueblo vasco como la describían Luis y Sabino Arana parece haber variado muy poco. En tal sentido, hoy el nacionalismo vasco en su conjunto se encuentra en una crisis identitaria, la dispersión de los sectores está a la orden del día, y las luces de Madrid, nuevamente deslumbran a muchos, que hablan de: modernidad, centralidad, transversalidad, partidos de gestión, etc.

Quiera Dios que muchos vascos se den cuenta de que el único camino posible para salir adelante es potenciarnos como Nación diferenciada, y además, de que somos un pueblo que tiene derecho a vivir en paz, con justicia, y a ejercer su derecho a decidir, como así también a constituirse en una República Vasca en Europa. Lo contrario son las viejas recetas del siglo XIX, y ya Sabino Arana lo señaló con claridad, un 9 de abril de 1882, cuando adquirió consciencia nacional.

Prof. César Arrondo. Universidad Nacional de La Plata/Argentina

Estrategia comunicativa


¡Qué morro le echan estos sinvergüenzas! No, no, si no va por los de ANV. Allá ellos. Hablo de los auténticos enemigos de la causa abertzale y, hoy más que nunca, de los objetivos jeltzales. Me refiero, cómo no, a Vocento y a Prisa. Ya podéis perdonarme mi obsesión. No me emperraría si no fuera porque pretenden hacernos mucho daño, mucho más que el PSOE, PP o que la propia ETA. ¿Es mucho decir? Han puesto la directa para colocar a López en Ajuria Enea y para hacer descarrilar el proyecto soberanista. No repararán en medios.

La condena al comunicado de ETA no salió adelante sencillamente porque al Pleno faltaron los tres concejales del PSE. Así de sencillo. Ese insignificante detalle ha sido ocultado en los titulares (1,2) de prensa. En cambio, en su habitual linea de sembrar cizaña, de hurgar donde creen que pueden hacer daño, una vez más vuelven a la carga con las historias de las desavenencias internas en el EBB, con los desencuentros entre los unos y los otros.

Y lo hacen todos, los editorialistas, los redactores y los articulistas, tanto, que hasta el filo-abertzale X. Gurrutxaga se va alineando, cada vez más, con el sector de los conversos al unionismo, mercenarios a sueldo que tienen a Arregi como el gran chaman, quien se presta a ir al infierno si es preciso con tal de denigrar a los que él adoctrinó. Su última aparición ha sido en Stanford, con sus habituales perlas contra todo lo que huela a nacionalista vasco (¿superará a Jon Juaristi?) “Para el PNV, la resolución del llamado conflicto vasco con España ha sido siempre una forma de satisfacer las demandas de ETA y una forma de intentar poner fin a la violencia y el terrorismo de ETA”. ¡Manda huevos!

Como no espabilemos nos barren entre todos. En ese empeño montaraz nos pillan ¡cómo no! con la guardia bajada. Como muestra, un ejemplo. Ayer Jon Azua publicaba un buen artículo en Deia, "Tiempos de reflexión", donde, entre otros consejos, daba uno fundamental: “En este ejercicio de reflexión convendría dejar a un lado las recomendaciones mediáticas que se apresuran a marcar el camino que ha de seguir el nacionalismo vasco en general, y el PNV en particular”. Este tipo de personas y artículos, y también el de K. San Sebastián de hoy mismo, son los que deben ser recogidos, junto con los habituales, en nuestros archivos particulares, para que quien pase por ellos pueda echarles un vistazo.

O elaboramos una estrategia informativa y mediática clara y contundente, o nos hunden Vocento, Prisa y demás prensa unionista, junto a sus creadores de opinión anti-abertzale. Todos, sin excepción, tendremos que reflexionar sobre nuestros planteamientos y nuestros objetivos. También los pequeños de la escena como somos los blogueros. Yo mismo, desde Arabatik, habré de hacerlo. Este tipo de blogs no serán tan determinantes como los grandes diarios citados, pero sí que superamos las 500 entradas diarias. No es moco de pavo. Ahí están para hacer frente al enorme acoso al que nos someterá los próximos meses el unionismo. Hay que templar y acertar.