Maroto: flexible y, sobre todo, vivillo


Forajidos de leyenda

Alguna vez oí decir de Maroto, el Concejal de Hacienda de Gasteiz, que es del tipo de personas a los que se les “calienta” la boca y dice cosas de las que puede tener luego que arrepentirse. Ayer, cuando al pronunciarse sobre las cuentas acordadas con el PSE para el ejercicio 2006, hizo notar que se trata de “un documento vivo y flexible, que podrá adaptarse a las necesidades de los alaveses”, bien pudo ser uno de esos momentos de "excesiva sinceridad verbal".
Seguir leyendo

Pero es que, tal vez insatisfecho con su primera confesión, todavía dijo más, y es que si alguien pensaba que las susodichas cuentas iban en serio, el flamante concejal aclaró que de eso nada, que estas “cuentas pueden sufrir modificaciones todo el año”, según convenga al PP o al PPSE.

En otras palabras, que el acuerdo al que han llegado PP y PSOE debe entenderse en términos de “vamos a hacer lo que nos de la gana: llegamos a un acuerdo aparente, salimos a los medios anunciando un presupuesto en el que contemplamos una serie de inversiones y, en general, un plan de gasto, camelamos a medio Vitoria, quedamos como políticos preocupados por la gobernabilidad y el bienestar de los gasteiztarras,... y luego hacemos lo que nos plazca, cambiamos o suprimimos las partidas que se nos antoje..., que para eso tempos hecho un documento "vivo y flexible”.

Pues va a ser que, aquí, los únicos vivillos son los marotos, alonsos, lazcoces y compañía.

1 Comentarios:

Anonymous Nafta dijo...

Buen ejemplo de adonde nos puede llevar esta pareja de hecho entre el PP y el PSOE. Sin querer faltar, pero ¿qué se puede esperar de un kioskero metido a concejal de hacienda?

08 marzo, 2006 23:18  

Publicar un comentario

<< Home