El día después


textoalternativo

Reflexiona Surio sobre cómo será "el día después para el mundo nacionalista":

"Es una incógnita qué puede pasar en el mundo nacionalista el día en el que desaparezcan las pistolas. ¿Cómo se integrará la izquierda abertzale en el juego democrático? ¿Cómo superará su inercia antisistema del pasado?"

"Los últimos hechos confirman que estas preguntas están más abiertas que nunca. En una parte amplia del nacionalismo se mantienen serios recelos ante posibles aproximaciones hacia la izquierda abertzale que algunos nostálgicos de la época de Lizarra están diseñando en Gipuzkoa. No se trata sólo del reflejo de un compromiso democrático claro frente a cualquier amenaza o extorsión. Empieza a emerger, también, una línea de pensamiento sobre el modelo de sociedad que defienden unos y otros, sobre cómo tratar al adversario, sobre cómo encauzar las diferencias y sobre cómo gestionar el pluralismo. Es una distancia cultural".

"Sectores de EA y del PNV comparten una cultura política que está muy lejos de la práctica empleada por el rupturismo radical en los últimos 25 años. Puede que el tiempo vaya limando algunas heridas. Pero el día después de ETA va a provocar a medio y largo plazo un realineamiento de espacios en el nacionalismo".

6 Comentarios:

Blogger Biturie dijo...

El breve y deficiente análisis de Alberto Surio peca, no me lo imaginaba de otra manera, de tendenciosidad. Todo él está dirigido a: "En una parte amplia del nacionalismo se mantienen serios recelos ante posibles aproximaciones hacia la izquierda abertzale que algunos nostálgicos de la época de Lizarra están diseñando en Gipuzkoa"

Posiblemente lo correcto sea hablar del post-proceso de normalización política y no del post-ETA. Serán más determinantes de cara al futuro político de Hegoalde los acuerdos -con plasmación jurídico política- a los lleguen los partidos políticos que el el fin de la violencia.

Sin violencia y con acuerdos políticos admitidos por todos las combinaciones a corto plazo, no a medio o largo como dice Surio, pueden ser varias. Entre ellas: las izquierdas unidas (PSE/MLNV), o las derechas unidas (PNV/PP), o los abertzales unidos (PNV/MLNV). Habrá una opción que por la inercia estatal no se dará nunca más (PP/PSOE).

Por aportar más elementos sería interesante obervar el sentido que toman votos que los años noventa abandonaron el PNV para engrosar el patriotismo constitucional, o los que abandonaron el MLNV para acudir en ayuda de Ibarretxe.

Habrá que ver a dónde acuden los votos de EA cuando desaparezca.

Este país es algo más variado y más complejo de como lo pinta Surio, o del modelo de sociedad que quieren Vocento y ciertos sectores vasco-españoles para Hegoalde.

Para los aberttzales el país empieza en el Adour y termina en Ebro; para vocento empieza en las Encartaciones y termina en Oiartzun. Para los abertzales el euskara es el idioma nacional, y para vocento es algo que hay que soportar. Para los abertzales la meta es la independencia, y el medio para ello es el derecho de autodeterminación; para Vocento el objetivo es la integración de la CAV en España.

Es por ello que la muralla no está entre sectores del PNV o entre sectores abertzales, sino entre el mundo nacionalista español y el abertzale.

31 octubre, 2006 12:14  
Blogger sabino dijo...

Coincido con Biturie en que "este país es algo más variado y más complejo de como lo pinta Surio". Pero por es mismo, no acabo de entender la razón por la que el propio Biturie simplifica el panorma cuando dice que "la muralla no está entre sectores del PNV o entre sectores abertzales, sino entre el mundo nacionalista español y el abertzale". No sé si en una sociedad que pretende ser democrática y abierta resulta acertado hablar de "murallas". Pero en los espacios que se abren a cada lado de lo que Biturie considera "la muralla", hay también, realidades "más variadas y más complejas" que las que pinta Biturie. ¿O no?

31 octubre, 2006 12:31  
Blogger Izaro dijo...

Yo también creo que hay más variantes y más posibilidades.
Sin ir más lejos, si finalmente sale adelante la entente entre Aralar y EB, el mapa político se puede poner muy, pero que muy interesante, en la CAV... de momento.
Del articulín de Surio, me llama la atención la machacona insistencia en hacer emparentar nacionalismo y pistolas, como sin querer, sin explicitarlo, pero situando siempre cercanos y ligados, términos como armas o violencia y nacionalismo: "Es una incógnita qué puede pasar en el mundo nacionalista el día en el que desaparezcan las pistolas". Lo demás me parece relleno.
Es triste de ganas que sean los que más periódicos venden...

31 octubre, 2006 13:27  
Blogger Biturie dijo...

Admito las acotaciones de Sabino e Izaro.

Cuando decía Es por ello que la muralla no está entre sectores del PNV o entre sectores abertzales, sino entre el mundo nacionalista español y el abertzale quería decir Es por ello que, por ahora la muralla (...)

En definitiva, lo que pretendía exponer era que este proceso en el que estamos inmersos marcará la pautas del futuro político más inmediato. Por eso planteaba que, AHORA MISMO, la gran franja está posicionada en la asunción de la existencia de un pueblo y en el reconocimiento del derecho de decisión, y ahí sí que a 31 de octubre de 2006 tenemos una muralla entre unos y otros. Muralla que, solventado el proceso, podría desaparecer en las direcciones indicadas.

A Izaro: en el análsis de posibles coaliciones en una situación de normalidad (¡a saber qué es!) he omitido a Navarra y, ni qué decir tiene, Iparralde. En el primer caso (Navarra) es un error mayúsculo porque, más que posiblemente, el tema navarro sea la pieza estratégica más importante del tablero político. Ahí intervienen nuevos agentes (PSN, UPN, IUN, NABai, MLNV) que condicionarán toda la política de Hegoalde, sin órdenes de entidades extrañas como insinuaba hace poco Aoiz en su artículo de Gara.

A la coalación EB/Aralar pocos le auguraban vida en la CAV, pero la única encuesta que disponemos (Dato Económico) les da en Álava tanta representación como a Batasuna.

31 octubre, 2006 14:06  
Anonymous Ander dijo...

Si no he entendido mal (que igual sí), la encuesta le da 3 a EB, 1 a Batasuna y 1 a Aralar...

31 octubre, 2006 14:32  
Blogger Zarrato dijo...

Hay una cosa en la que estoy completamente de acuerdo con Biturie y es que la desgraciada existencia de la violencia ha sido un factor determinante de los posicionamientos políticos -y sociales- en este pais -y, en gran medida, en España- y ahí tenemos el ejemplo de los pactos mantenidos entre PSOE-PP y que han hecho que su discursos hayan tenido tan poco que ver con sus supuestos mensajes socialista y conservador. Nos guste o no, en presencia de la violencia, la misma existencia de esta no ha ubicado a los nacionalistas en un punto del espectro político que, en ausencia de sangre, habrá que revisar por el simple hecho de que va a ser el propio especro el que se vea modificado.

31 octubre, 2006 17:32  

Publicar un comentario

<< Home