Diseño iniciático


Como tantas cosas, esta pequeña historia tambien comenzó a partir de una cuestión sin importancia..., lo que ahora se conoce como un "complemento". En esta ocasión le tocó el papel de "detonante" a un gorro parecido al que se muestra, bastante hortera, por cierto. A partir de ahí, ocurrió lo que todavía en nuestros tiempos suele ocurrir, que alguien hace un comentario de siguiente tenor, aproximado: "hay, lo bien que me vendría alguna cosita a juego con el sombrero".

La bola de nieve había echado a rodar y, tomando pie de aquél comentario, alguien decidió diseñar, en efecto, "alguna cosita a juego". De hecho, según cuentan las crónicas, el mismísimo Merlín -de algo le viene el estilo a Rappel- fue uno de los primeros en dar a conocer la nueva colección. ¡La cara que pondría Arturo al verle aparecer así en "La Mesa Redonda"!...

Con el tiempo, aquél diseño, inasequible a las clases sociales menos afortunadas, tuvo su reflejo en la "imaginería popular" a través de una especie de "Barbies y Kents" tardomediavales que, seguro, harían las delicias de los parias de la tierra.

Todavía en nuestros días, cual hábito de alguna sociedad directamente vinculada con la "gnosis" o la "cabala", aquél diseño sigue presente invistiendo a sus portadores de un "halo iniciático" que difícilmente pasa desapercibido:

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

¿Qué ocurre cuando repasas tus viejos álbumes de fotos?


Hay momentos en los que el arrepentimiento se mezcla con la vergüenza en una razón directamente proporcional al grado de sometimiento a la moda que en aquel momento tenias.

Yo por eso (no solo por eso) me alegro de no haber sido un pijo. El pijo va e iba a la moda pase lo que pase. Está obligado a no perderse la última tendencia, y pasa a la posteridad luciendo los mas espantosos atuendos que recuerdan aquellos que pierden el tiempo en hacerlo.

Otros se obligan a hacer el ridículo por no saber decir que no. Hay dos palabras bonitas, tal vez esenciales. NO y QUIZÁS.

“Vístete así; tienes que demostrar que usas diseño español”. Una buena ocasión para usar el NO.
Llega un momento paradójico en el que utilizar un vestido políticamente incorrecto se convierte en algo políticamente correcto. Pero lo que es peor, de su álbum de fotos nunca desaparecerá esa instantánea en la que vestida de ridícula se le quedó una cara de Encarna Sánchez que la perseguirá de por vida.

El QUIZA tiene otra enjundia. Es el agnosticismo hecho verbo ¡Ahhh! ¿Quién sabe?
Hemos hecho bien en ponernos todos los compis la bata esta del cole chino al que nos hemos ido de excursión.

¡Quizás los lápiz afilado de los de arabatik nos saquen cantares!
¡Quizás estoy haciendo el ridi, pero a ver quien se quita el kimono coreano si se lo pone hasta Bush!
¡Quizás deba de mandar al vicepresidente a que haga el oso y escaquearme de estos saraos de disfraces! (piensa Bush)

Es cierto, ver a los mandamases del mundo jugando a las ropitas da un poco de “no se que”. Si van todos de traje parece la cosa más seria (¿más peligrosa?) Pero algunas veces me pregunto. Cuando alguien de otra raza llega a nuestra sociedad occidental vemos como lógico que adecue su vestimenta a nuestros estándares. Cuando los occidentales vamos a otras culturas mantenemos nuestra forma de vestir, considerando propia de mofa los atuendos extranjeros.
¿Es una visión miope de la cultura o un síntoma de imperialismo?

No lo se, pero la "Espe" me parece mas ridícula en la foto

22 noviembre, 2006 01:33  
Blogger celedon dijo...

Qué malvados y mal pensados sois. El modelo de la Aguirre está hecho con retales de la bandera de la C.A. de Madrid, que por algo va diciendo a las claras lo ajustada que anda de dinero y que casi no llega a final de mes...

De todas formas, si tan mal anda, podía pedirles algo a los primos y demas familiares "pelotazales".

22 noviembre, 2006 16:09  

Publicar un comentario

<< Home