Organización: un primer vistazo


Por causas que son diversas y complejas de analizar, la cultura vasca está inmersa en una profunda crisis, atravesando un momento crítico y delicado. Pero es justamente en los momentos críticos cuando, además de amenazas, surgen también las oportunidades”. Esta frase entre lapidaria e ilusionante corresponde al primer párrafo de la Ponencia de Cultura. ¿Podríamos aplicarla a la “Organización interna”? Ahora que ya tenemos a la Madre de todas las Ponencias, la política, está bien que no nos olvidemos de las que, a priori, no han suscitado tanto interés mediático —y de la propia afiliación—, pero que en su contenido pueden resultar tan determinantes, o más, que la Política.


La Ponencia de Organización adolece de una virtud: identifica los flancos débiles del Partido a nivel interno; tiene un doble defecto: no realiza un diagnóstico crudo de la realidad y las propuestas de mejora no se definen con exactitud. Por lo cual, salvo en lo referente a las incompatibilidades, las comisiones permanentes y algún otro aspecto es difícil de enmendar. Personalmente sólo aspiro a realizar una reflexión genérica, en este y sucesivos artículos, sobre aspectos enumerados en la Ponencia.

Los temas clave son: la apertura a la Sociedad; afiliados y simpatizantes; el batzoki del futuro; cargos internos/cargos públicos, asesores (bicefalia); vida interna, participación; asambleas y comunicación; verticalidad/horizontalidad; régimen de incompatibilidades; reforzamiento de estructuras nacionales, y alguna más que me deje en el tintero.

Aunque a primera vista resulte excesivo el párrafo tomado prestado de la Ponencia de Cultura, no es menos cierto que la organización interna, en prácticamente todos los puntos descritos, es bastante desazonadora. Ni siquiera nos sirve el socorrido recurso de “otros están peor”, porque, si bien es cierto, no aligera nuestra carga: “Mal de muchos, consuelo de tontos”. Inmersos en pleno siglo XXI, observamos complacidos el pasado, el presente no nos sirve de modelo, y de cara al futuro sólo nos vale un cambio radical de concepción de partido a nivel interno.

Los nuevos afiliados llegan gota a gota, y quienes tocan la aldaba pocas vecen lo hacen por ideología. Las instituciones, organismos y sociedades públicas están drenando prácticamente todos los recursos humanos, dejando absolutamente escuálidas las listas da afiliados no “colocados” institucionalmente que estén dispuestos a trabajar sólo por ideología. Los batzokis son sólo un tabernas más, donde la inscripción ”Batzokia, EAJ/PNV” se coloca en el interior para no suscitar el rechazo de la gente. En los momentos más álgidos de presencia en las asambleas llegamos al 40% de participación (la anteriores elecciones a presidente deel EBB). Algunas juntas ni renuevan por falta de efectivos ni convocan casi nunca una asamblea local.

Tal y como están concebidos hoy, el Partido, el Batzoki, el afiliado, el cargo interno, las asambleas, …están totalmente demodées. A eso me refería en el defecto de diagnóstico. Si no partimos de la auténtica y dura realidad no será suficiente con enumerar las lagunas y deslizar propuesta de mejora que, más que previsiblemente, no tengan desarrollo tasado o estatutario alguno. Y lo digo porque entre los puntos débiles también habría que incluir el papel que juegan los miembros del EBB y de todas las territoriales, en la práctica, no sobre el papel.

Etiquetas:

5 Comentarios:

Blogger Magneto dijo...

¡Por fin un comentario sobre la ponencia más importante de todas las planteadas!. Comparto la desazón que provoca la lectura de la Ponencia de Organización. No se puede pretender realizar un Diagnóstico de la Salud Organizativa del Partido a nivel interno en poco más de 10 páginas útiles (el resto es "paja de relleno") y al mismo tiempo proponer una batería de soluciones a los problemas de la Organización partiendo de un análisis tan superficial. Es de agradecer, eso sí, el voluntarismo empleado y el reconocimiento de los problemas existentes.
El principal, a mi modo de ver, es la estructura demográfica del Partido, que en parte se corresponde con la presente en la Sociedad Vasca pero con deformaciones exageradas.
El Partido es una organización casi "gerontocrática", en el cuál la presencia de afiliados entre los 30 y los 40 años es muy pequeña, problema que se incrementa en los grupos de edades inferiores. La conclusión es que el Partido no atrae a la Juventud Vasca, y la solución debiera de venir por implementar programas de captación de afiliados jóvenes. No veo por ningún lado en la Ponencia acciones encaminadas a solucionar éste problema. Mi impresión es que mucha gente susceptible de ser un afiliado al Partido nos ve como un coto cerrado entre unos pocos afiliados que se reparten los cargos públicos e internos. Hay que plantearse que tenemos un problema de imagen muy serio...

Por otro lado se plantea la necesidad de dinamizar la Organización Interna, y al mismo tiempo se indica la posibilidad de eliminar el régimen de incompatibilidades existente. Aquí hay una contradicción importante: si por un lado se busca una mayor participación de los afiliados del Partido no se puede plantear al mismo tiempo una mayor concentración de funciones sobre las mismas personas. Y eso sin mencionar que no se explica cómo se va a solucionar el conflicto de intereses que se puede llegar a ocasionar. Este punto está muy poco trabajado.

Podría estar escribiendo y diseccionando el resto de puntos, pero hay un tema que realmente me impide hacerlo. Esta Ponencia es realmente imposible de enmendar, ya que parte de premisas muy superficiales y no aporta soluciones concretas. Mi propuesta será la de dividir la ponencia en dos partes: por una lado se debe de abordar una ponencia de Diagnóstico Interno de la Organización, en la cuál se analicen los problemas a fondo y se planteen, como mucho, las grandes líneas de actuación.
Una vez consensuada esa Ponencia lo lógico sería trabajar en una Ponencia Organizativa que defina los Proyectos concretos (objetivos, medios, plazos y responsables) para dar solución a los Problemas desarrollados en el diagnóstico consensuado.

Si no lo hacemos así, mi experiencia profesional me dice que "para este viaje no hacían falta tantas alforjas", y que dentro de unos años no es que estemos igual, es que seguro que estamos peor.

Un saludo en JEL

18 septiembre, 2007 22:37  
Blogger aitor dijo...

bueno chicos compartimos la descripción, pero no comparto vuestra opinión del grado de publicidad,el grado de análisis publico y estratégico. Hablamos de abrirnos para que nos conozcan, vamos quitarse la camisa, no quedarnos con el culo al aire.
Ayer en la comisión la definía sinteticamente, como etérea.
Pero diciendo esto,los diagnósticos públicos, deben hacerse con prudencia y más cuando los de dentro los conocemos, es más, son prácticamente los mismos en todos los colectivos sociales, culturales, etc. Hay honrosas excepciones y son de las que debemos aprender para mejorar.
Lo que más me alegra de la ponencia es la propuesta de bidirecionalidad(lo transversal,horizontal, vertical, etc, me la sopla si no hay respuestas) adecuación de las nuevas herramientas de comunicación, participación externa,marketing social,etc y la parte final con todo eso que pueda salir de el "área de estudio,formación,capacitación".
Personalmente, si se aplica lo que se dice, podremos hacer con un poco más de privacidad lo que dice magneto, que debemos hacerlo pero sin cortarnos las venas en publico (por eso de que el enemigo vea que no somos de piedra).
Sinceramente,los que han redactado esto, nos dan las pautas de lo que quieren cambiar.
Con respecto al tabú de las incompatibilidades, lo bueno de esto es la posibilidad de enmendar, vamos que podemos y yo entendiendo las necesidades y lo que repetimos en todos los procesos, reconozco que necesitan y lo que piden, pero se lo matizo, con cariño, que esto no es la ponencia política, es la de organización.
De todas las maneras, en este documento no se trata, pero deberíamos hablar claramente de las influencias externas, con las conocidas técnicas de manipulación de masas, las cuales sabemos nos aplican y que acrecientan complejos sin base política.
Que ni somos los putos amos, pero que mejores pocos, y en nuestro entorno menos.
Autoestima y darnos de vez en vez un poquito de jabón para querernos más."me incluyo"
P.D. magneto, si tienes el esquema de lo que dices, mi correo esta en mi blog.
saludines en JEL

20 septiembre, 2007 11:25  
Blogger Magneto dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Aitor en el tema de que estas cosas no se hacen en público... pero es imprescindible hacerlas, ya que si no se "esclerotiza" la Organización.

Mi crítica no es en cuanto al fondo de lo planteado en la Ponencia, sino en cuanto a la forma. Y aquí, la forma lo es todo. Si vamos a realizar un análisis estratégico de cómo queremos adaptar el Partido a los nuevos condicionantes sociales, es necesario definir muy claramente cómo lo vamos a abordar. Cualquier proyecto que toca la parte más sensible de una organización de personas, esto es, cómo se interactúa en esa Organización y cómo se pretende modificar esa relación afecta a las funciones y responsabilidades que ejercen los que dirigen esa Organización. Es decir, si movemos las sillas los más preocupados en cómo va a quedar el "dibujo final" son precísamente los que ocupan esas sillas. No estoy diciendo que haya mala fé por ningún lado, pero sí una resistencia al cambio. Cosa lógica por otra parte.

Para abordar un cambio Organizacional es necesario una evaluación seria y desapasionada de la Estructura, de las Funciones definidas en esa estructura, de los perfiles necesarios para cada puesto y de los perfiles actuales existentes. El error de concepto es intentar tocar todos los temas sin definir previamente qué hay en la actualidad (que es mucho y muy bueno) y qué necesidades tenemos. Se deben de definir, en resumen, las líneas estratégicas de actuación para actualizar la Organización Interna. Una vez que estén claras y definidas (y eso sí que se puede hacer con un debate interno) habrá que trazar un Plan de Actuación para la mejora de la Organización Interna. En ese Plan yo definiría varios Objetivos Concretos (también creo que es un error "pegarle" a mayor, pequeña, pares y juego) y los desarrollaría como cualquier Proyecto (y por eso hablaba de reponsables, medios, plazos, etc.). Esa sería una ocasión cojonuda para involucrar a muchos militantes que tienen la capacidad pero no disfrutan de la oportunidad de aportar su valía.
Ésta es la regla número uno de un Proyecto de Cambio: involucrar a la mayor cantidad de personas que se verán afectadas por ese cambio.
No hacerlo así sólo genera recelos, desconfianzas y apatía.

En fin, que me enrrollo mucho.
Aitor, no encuentro en tu blog ninguna dirección de correo, así que ahí va la mía

puentelopategui@gmail.com

Un saludo en JEL

P.D.
De que somos los putos amos no me cabe la menor duda, pero creo que hemos perdido un poco el "perfil competitivo" del Partido. Si ésto se hace bien conseguiremos ilusionar a la militancia a través de la participación. No hay nada más motivador que el ver cómo tus aportaciones son tenidas en cuenta para mejorar el Partido, porque así las mejoras conseguidas son fruto del esfuerzo compartido.

21 septiembre, 2007 00:06  
Blogger aitor dijo...

magneto, esto es debate, comparto lo que dices al 100%.
La chica de la que hablamos, es lo suficientemente difusa como para concretar la idea general. Pero con la necesidad de hacer todo lo que dices en un proceso como del que se habla en el final de la misma antes o después, pero dentro.
De esto, del resto abierto. tu, biturie, neska, escoin, indarki,jk,erikenea, etc estamos fuera y como nosotros pilones que no son, no podemos ponerle puertas al campo, la información fluye y ahora no es controlable,la opinión se empieza a crear desde la libertad del individuo y no de los medios, si queremos participación tenemos que abrirnos y que esa opinión cuente. Y de que se opine de "unas si y de otras no", dentro o fuera, es incontrolable y absurdo, o las organizaciones sociales cambian el chip o mueren.
como decía, me parece buena al identificarse las carencias ante la era digital, por eso me ilusiona las propuestas, si no se abordan viviremos una muerte dulce, todos no solo nosotros.
menuda chapa
lo interno por em@il, estaremos

21 septiembre, 2007 12:20  
Blogger Magneto dijo...

Definir como ponencia, es decir, propuesta a los afiliados de ideas para ir poniendo al día la estructura interna del Partido, a un documento que lo que plantea es una proposición cerrada, con unos planteamientos de base más que discutibles y con unas autodenominadas "propuestas de mejora" es hacer trampas.

Si lo que queremos es discutir previamente qué y cómo vamos a mejorar la estructura interna del Partido, lo que debemos de hacer es plantear las cosas de otra forma. Quizás lo más lógico hubiera sido proponer la creación de comisiones sectoriales que analizaran cada uno de los temas abordados, que hicieran un diagnóstico inicial sobre los puntos a mejorar y que plantearan propuestas abiertas para introducir cambios en la Organización del Partido. Y en la creación, desarrollo y conclusiones de esas comisiones habría que dar a los afiliados la oportunidad de participar y aportar lo que crean oportuno.

Eso sí sería, al final del proceso, una Ponencia de Organización a presentar al conjunto del Partido, para su posterior análisis en todas las asambleas y su lógico periodo de enmiendas y definición final de la Ponencia de Organización adoptada por TODO el Partido.

No se han hecho las cosas del modo más correcto, y mi percepción es que algunos se guisan y se comen ellos solitos. La cuestión es si el plato que han cocinado será del gusto de todos los comensales.

Continuará.....

27 septiembre, 2007 09:47  

Publicar un comentario

<< Home