Repensar el Batzoki (reposición)


Todavía me acuerdo del batzoki de los finales de los setenta y principios de los ochenta. Los que ahora tienen entre sesenta y ochenta años estaban entonces en la franja de treinta a cincuenta. Eran años complicados, años de inusitada violencia política. Los alcaldes, concejales y resto de representantes institucionales no adscritos a las siglas Herri Batasuna las pasaban canutas cada pleno, cada acto públlico.




Todo era saboteado con presencia física de los boicoteadores o con el (los) muerto(s) de la jornada. Pero los batzokis, que también tenían que soportar esa presión, tenían vida. Nunca tanta como las Herrriko Taberna, pero vida. La vida que le insuflaban los afiliados, quienes siempre sacaban tiempo para cumplir con su turno semanal o mensual. Eso se acabó.

El PNV tiene cientos de sedes sociales, cientos de batzokis. Sedes en casonas, viviendas o lonjas que, en la actualdidad, las más de las veces está arrendadas a personas que las explotan según criterios exclusivamente económicos. Arrendatarios a veces ajenos al partido, sin sintonía con su historia, sus ideas o sus iconos. Sedes que, prácticamente en su totalidad, eran ocupadas en los años de la transicción y primeros de los ochenta para objetivos vinculados con el Partido, están reconvertidos en tabernas convencionales, donde lo jeltzale apenas si se percibe muchas veces. No es raro ir a tomar un chiquito a un batzoki y encontrarte con Tele5 o con El Correo como primeras presencias mediáticas.

Una alderdikide comentaba que los batzokis se nos mueren y que es imprescindible y urgente emprender una labor de reforma, de revisión de contenidos y objetivos. Se preguntaba si no es posible acercar a ellos a nuestros hijos, a nuestros amigos, a nuestros familiares. La respuesta es categórica: con el actual formato NO. Para tomar unos chiquitos y pinchos tienen otros cientos de bares donde, sin identificarte ideológicamente, tienes la misma o mejor oferta. Actúan así hasta los afiliados.

Un Batzoki alquilado para explotarlo como bar es, sobre todo, un bar. Un local o edificio de los arrendatarios y no de los afiliados, quienes se sienten extraños en sus propios locales.

Mi propuesta es: iniciar una reflexión para que los batzokis sean lugares de encuentro entre afiliados. Reconvertirlos para que los afiliados puedan acudir a ellos con sus hijos o con sus amigos. Reformarlos de tal manera que induzcan al personal acudir a ellos. Un espacio donde quienes acudan puedan familiarizarse con imágenes e historia del Partido, sin ser necesariamente afiliados. Unas sedes donde se pueda integrar a los simpatizantes sin carnet como si de afiliados se tratara.

Muchas de nuestras mujeres, maridos, hijos y amigos no son ni afiliados ni simpatizantes ni votantes, pero en un momento en que un miembro afiliado pueda invitarles a acudir al batzoki a una merienda, a freir unos huevos, lo harán gustosamente. Ahora no es posible. Necesitamos batzokis con cocina colectiva, con locales acondicionados para jugar a cartas, para reuniones de Junta y Asambleas. Batzokis, en definitiva, que atraigan, muy lejos del frío y casi ajeno modelo actual.

Etiquetas:

32 Comentarios:

Blogger FÍGARO dijo...

¿Algo así como pasar del formato Batzoki - Bar/restaurante, al formato Batzoki - Txoko/Sociedad ?

24 septiembre, 2007 12:46  
Blogger E.Gorospe "Biturie" dijo...

Sí, con doble formato afilidado/socio, que en otro contexto que ya abordaremos en otro momento, tendría otra consideración y recorrido.

Ahora mismo yo no necesito para nada al Batzoki. Sólo para las reuniones de la Junta y para las asambleas. Para nada más. Si tuviéramos la oportunidad de juntarnos la cuadrilla para freir unos huevos o celebrar el cumpleaños del chaval, habría más gente, más ambiente en el Batzoki, en el centro del PNV. Sería suficiente crear una figura previa a la de afiliado, la de socio/agregado o algo así, que pagara por tener derecho a unos servicios, a un lugar de encuentro. Los afiliados pagamos ochenta euros por ideología, por poco más.

24 septiembre, 2007 15:22  
Blogger Indarkide dijo...

Sin discutir que la forma que propones pudiera ser un buen modo de acercar a la gente al batzoki y un verdadero punto de reunión con muchas posibilidades, ¿has pensado que esos "bares", lo que son en la actualidad, representan un buen porcentaje de los ingresos actuales del partido? Mantener un batzoki (sus salas de juntas, su secretaria, etc...) cuesta dinero. Y mantener Sabin ni te digo. Y esta la publicidad electoral. Y los actos varios que se hacen.

24 septiembre, 2007 17:22  
Blogger E.Gorospe "Biturie" dijo...

Sería cuestión de realizar un estudio. Los batzokis que en la actualidad tienen un buen funcionamiento como servicio de hostelería, y aportan unos buenos cuartos a las arcas del Partido, los mantendría como hasta ahora. El resto, posiblemente la mayoría de ellos, los redefiniría. En las capitales, donde hay varios batzokis, algunos habría que mantenerlos en el formato actual, y otros rehabilitarlos.

En cuanto a la financiación de la estructura organizativa y de servicios, hay un concepto que, hasta lo que yo conozco, no se activa, no sé bien porqué: el porcentaje (¿5%?) que los cargos públicos (¡¡incluídos asesores!!!) debieran aportar a las arcas del Partido. ¿Porqué no se activa?

Imagínate que tenemos 1000 cargos, a una media de 3600 euros mensuales, limpitos. El 5% de esa cantidad hacen 180 euros mensuales por cada cargo, que multiplicado por 1000: 18.000 euros mensuales. O lo que es lo mismo: 215.000 euros anuales. Sí que se puede hacer algo.

24 septiembre, 2007 18:58  
Blogger Indarkide dijo...

Y dices que no dan lo que tienen que dar... los cargos públicos digo. ¿Seguro? ¿O solo crees que no lo dan?

Sobre los batzokis, es un tema muy largo y muy apropiado para una asamblea. Solo unas cuestiones, ¿a aquellos batzokis de hace veinte años se acercaban esos no identificados ideológicamente? ¿O solo los afiliados? ¿Quiénes queremos que se acerquen?

De todas formas, siempre (en el más amplio sentido de la palabra) ha parecido que los tiempos pasados fueron mejores.

24 septiembre, 2007 21:17  
Blogger Magneto dijo...

Pues hombre, estaría bien que se acercara ALGUIEN. Si te das una vuelta entre semana por casi cualquier batzoki verás que hay más ambiente en cualquier "hogar del jubilado" de Euskadi que en el batzoki. Y eso proyecta una IMAGEN de Partido.

Algo habrá que cambiar, digo yo. Si no, en pocos años veremos CERRAR muchos batzokis de Euskadi.

24 septiembre, 2007 21:39  
Blogger BIZKAITARRA dijo...

He leído tu post del batzoki y se me ocurren varias reflexiones:

1.- Es la sede de un partido político. En él los socios deben hacer política.

2.- ¿Que cuestiones se tratan en el Batzoki? El precio del pincho, el nuevo inquilino; esto es temas de hostelería.

3.- Si en la sede de un partido el tema central es la gestión de la hostelería, su actividad principal es la hostelera y la política pasa a un segundo plano.

4.- El partido se convierte en una gran cadena hostelera.

Si EAJ-PNV es un partido político y quiere seguir siéndolo:

1.- En sus sedes se debe hacer política.

2.- Los socios tendrán que tener un mínimo de posibilidad de opinar y decidir.

3.- ¿Están dispuestos los futuros burukides a permitir que los afiliados hablen de política y hagan política?

25 septiembre, 2007 00:08  
Blogger BIZKAITARRA dijo...

He leído tu post del batzoki y se me ocurren varias reflexiones:

1.- Es la sede de un partido político. En él los socios deben hacer política.

2.- ¿Que cuestiones se tratan en el Batzoki? El precio del pincho, el nuevo inquilino; esto es temas de hostelería.

3.- Si en la sede de un partido el tema central es la gestión de la hostelería, su actividad principal es la hostelera y la política pasa a un segundo plano.

4.- El partido se convierte en una gran cadena hostelera.

Si EAJ-PNV es un partido político y quiere seguir siéndolo:

1.- En sus sedes se debe hacer política.

2.- Los socios tendrán que tener un mínimo de posibilidad de opinar y decidir.

3.- ¿Están dispuestos los futuros burukides a permitir que los afiliados hablen de política y hagan política?

25 septiembre, 2007 00:08  
Blogger FÍGARO dijo...

Habría que darle una vueltita más a las razones por las que los Batzokis no funcionan como locales de encuentro informal, aunque es mucho más importante que tampoco funcionen demasiado como locales de reuniones políticas propiamente dichas.

Para empezar ya nadie o casi nadie está por la labor de los turnos de barra, y la gestión "hostelera" se ha profesionalizado y subarrendado a terceros en la mayoría de los casos. Esa dejación es culpa claramente de la afiliación. Tampoco en las campañas hay tantos voluntarios como antaño para pegar carteles, por ejemplo.

Está claro que si un afiliado cualquiera tiene turno de barra, de alguna forma los amigos y familiares ese día se pasan por el Batzoki a saludar, hacer compañía y tomarse algo; Si en cambio está el camarero de siempre, pues no.

En el bar uno se encuentra mas o menos la gente o el ambiente que quiere (Si no le gusta cambia de bar). En el txoko o sociedad, uno se ha juntado voluntariamente con gente de una edad o gustos parecidos.

La afinidad con la gente del Batzoki podrá ser muy profunda y entrañable en lo ideológico y político, pero no en otros aspectos vitales: Uno puede querer muchísimo a su amama, pero no apetecerle nada llevársela a un guateque, por ejemplo, o correrse una juerga delante de ella.

Los Batzokis de aquel tiempo pasado (¿Mejor?)que nos comenta Biturie, tenían un elemento coñazo insalvable: Una colección de viejas afiliadas que iban a matar la tarde con la labor, y que llevaban cuenta exhaustiva de cuantos chiquitos se había tomado no-se-quien, cuantos me cago en... había soltado fulanito, si menganito iba solo o con la mujer, si zutanito hablaba muy alto, etc. Les molestaba los que jugaban a cartas, se quejaban del humo de los que fumaban, por supuesto ponían mala cara al que empezaba a cantar, o consideraban que solo se podía cantar el "Lepoan hartu" y similares... ; A mi me agobiaban bastante. Al final en el Batzoki había que guardar mas etiqueta que en el más pijo club de golf, si no quería uno salir despellejado.

Es lógico que los jóvenes no quieran estar de copas y desfasar con aitas y aitites, y que lo sepa todo el mundo y se lo recuerden por los siglos de los siglos.

En cualquier caso, el problema del poco funcionamiento de los Batzokis como tascas o como lugares de encuentro, es el problema menor.

El problema mayor, es que en un proceso como el actual de renovación de representantes en el EBB, de aprobación de ponencias políticas etc. el absentismo en las discusiones y votaciones sea del 80% o mayor.

Ese pasotismo es lo que acaba con un partido y no que el concejal de no se donde entregue o no su 5% del sueldo a la organización.

Bueno, es una opinión.

25 septiembre, 2007 00:41  
Blogger badaiakoa dijo...

La crisis del batzoki es evidente. Ya no es ni un lugar de reunión para los afiliados ni un nexo de unión del Partido con el pueblo o el barrio donde se encuentra. Es, en la mayor parte de los casos, un negocio de hostelería que funciona más o menos y un lugar en el que se reúne la Junta Municipal y una pequeña parte de los afiliados en Asamblea.
No es facil sin embargo buscar soluciones a esta crisis. Los batzokis deben seguir, pero tambien deben cambiar. Hay que hacer política en ellos, hay que abrirlos a la gente organizando actividades no solo para los afiliados. La solución que plantea E. Gorospe quizás presente muchos inconvenientes, pero es posible que no haya otra.

25 septiembre, 2007 10:34  
Blogger Indarkide dijo...

El batzoki, la parte del bar, tiene una finalidad deseable y una realidad:

-Debería ser un centro de reunión de los afiliados y, sobre todo, un lugar desde el que extender las ideas jeltzales al resto de la sociedad.

-En realidad son locales de hostelería que sirven para financiar las estructuras del partido, las actividades, elecciones, etc...

Bien, esta claro que el objetivo no lo cumple. Hasta ahí de acuerdo.
Dado que por lo que veo se da por perdido que sean lugares de apertura a la sociedad, lo de los txokos es buena idea. Pero, en tal caso, ¿y la financiación? Porque sigue siendo muy necesaria. ¿Qué hacemos con ella? ¿De donde sale?
Por otra parte, mantener un "txoko" cuesta dinero, ¿lo van a pagar los afiliados? Para eso, pensarán, me monto una sociedad con mi cuadrilla, es lo más lógico. ¿O se tiene que pagar con ese porcentaje que dan los cargos públicos? Eso, sinceramente, suena muy mal...muy muy mal.

Que algo hay que hacer con los batzokis está claro, pero sin descuidar la realidad. Son una fuente de financiación (es parte de su objetivo), ya es bastante que no cumplan con el objetivo de extender en la sociedad lo jeltzale como para cargarnos también eso.

Tal vez, la idea de que en las capitales haya menos batzokis, no es mala del todo.

25 septiembre, 2007 11:08  
Blogger aitor dijo...

Querido eusebio, desconocemos cual es tu batzoki, pero vamos, con el comentario me estas completando las dudas que tenia. !el problema no es de los batzokis, es de los que dicen que no tienen necesidad de ir¡.
En muchos lugares pequeños lo tiene como txoko o sociedad, en otros lo tienen como taberna, unas buenas otras malas, por fin los últimos lo tenemos como batzoki.
Tenemos la taberna del batzoki, las oficinas de la organización donde se realizan las diferentes tareas internas(comisiones, grupos de trabajo, mecánica,etc) y externas (coro, teatro, dantza, mujeres,txistu, triki, gaztetxos, deportes, monte,informática,euskaltegi,etc) tenemos un salón que con unos caballetes y una madera usamos como txoko y una cocina donde preparamos los pintxos de la txozna y otro pilon de cosas para todas las actividades que montamos , claro, para esto no solo hay que ir a la junta y a la asamblea, hay que ir y hacer ambiente, contar que quiero hace tal cosa liando al que toma un pote, llevar a los hijos y sentirse orgulloso de lo que se es y lo que se representa ,pero si somos unas almas acomplejadas que buscan la culpa en los demás antes que en nosotros, nunca podréis estar para poneros delante de los malos cuando se concentran delante del batzoki y saben que estamos. Es importante tener local, pero no solo es problema de local.
te enumero las actividades que hacemos estando acudiendo al batzoki.
*Grupo de dantza, 180-200 personas
-Festival internacional anual
-Actuaciones semanales en el
pueblo y otros pueblos
-Txozna en fiestas
-intercambio con otros grupos para viajar (Grupos azules,verdes, ertainak,mayores, veteranos)
-Cursos otras edades
*GRupo monte 150personas
-Salidas casi semanales
-salidas fin de semana
-marcha regulada para 500 personas
*Coro 40 personas
-ensayos y actuaciones
-grabación de CD
*Teatro 25/30
-actuaciones en teatros municipales
Getxo, basauri, zalla
*Grupo de cocina
-Preparan todos los jamatecos de se organizan, parrillas, costilladas,sardinadas, talos, txistorras, etc
*Mujeres 70
-actividades y charlas de interés para mujeres
*Gaztetxos
-talleres
-cursos
*Organizacion, lo de siempre salidas,viajes,charlas,homenajes,
comisiones(hasta hacemos enmiendas)
-Ponemos txozna en fiestas con programa propio (diferentes actuaciones y conciertos)
*Taberna con menús los fines de semana, sin comedor, buenos pintxos y con control sobre el taskero asegurando le la presencia habitual de los afiliados, vamos que vamos y vende pintxos, lo cuida, y hay ambiente para hablar de política, pero sin currar nada de nada.
Y como todo, se puede ir a la mierda, pero hay que dejar que los jovenes hagan,decidan y aprendan.
De lo de los cargos, en bizkaia lo hacen, pero no es tema ni lugar.

25 septiembre, 2007 13:03  
Blogger Magneto dijo...

Sí, pero no...
De acuerdo que muchos batzokis funcionan muy bien con la estructura tradicional, pero también hay que reconocer que las realidades son distintas en cada OM. Sinceramente pienso que se debe de permitir a cada OM definir qué y cómo han de ser los batzokis que gestionan en función de cada necesidad.

Por centrar el problema, cero que el OBJETIVO ha de ser el revitalizar los batzokis como sedes sociales de EAJ-PNV, como lugares que sirven para la interrelación entre los afiliados, como centros de acción política y de captación de afiliados, como fuentes de financiación del Partido y como puntales de la presencia social de EAJ-PNV en la Sociedad Vasca.

Dicho lo anterior, que puede quedar mejor o peor, el quid de la cuestión es CÓMO hacerlo. Los medios, tanto humanos como económicos son escasos, el tiempo disponible de muchos de nosotros es una cuenta en números rojos, y el cansancio de todos aquellos que han dado y dan su esfuerzo para conseguir que se organicen cosas en el batzoki es cada vez mayor.

Por mucho que durante el fin de semana haya más o menos "vida" en los batzokis, no se puede negar que en muchos municipios la cosa está más bien muerta. No es lo mismo un batzoki en Amoroto que en Otxarkoaga (sin desmerecer a nadie...).

Si el entorno de un batzoki está "vacío" durante la semana (lo que pasa en muchos pueblos de Euskadi o en muchos barrios "dormitorio") no es posible plantearse la realización de un gran número de actividades ya que no cuentas casi con nadie. Y no es un tema de estar acomplejado (ni por el forro..), sino más bien de disponibilidad.

Por concretar, si trabajo en Gazteiz y vivo en Bizkaia, salgo a las 19:00 h de trabajar y tengo familia, ¿cómo hago para dar "mas de sí"?. Hay que buscar soluciones a problemas distintos en función de realidades distintas.

Conozco batzokis con más de 600 afiliados de los cuales sólo acuden con frecuencia al batzoki entre 40 y 60 personas (un 10%). Y la realidad dice que en cualquier Organización voluntaria sólo están dispuestos a "dar el callo" un porcentaje similar, básicamente porque disponen de TIEMPO.

¿Cómo será el problema en batzokis con 100 afiliados?

Ideas para revitalizar los batzokis puede haber muchas, pero si no se permite autonomía en la forma de hacer nos equivocaremos de calle.

25 septiembre, 2007 21:21  
Blogger Magneto dijo...

Como premisa inicial, yo plantearía que un batzoki no puede hacer competencia "desleal" a otras organizaciones presentes en el municipio. Me explico, si ya hay un Grupo de Montaña, varios Grupos de Danzas, Coro Municipal, Asociaciones de Mujeres, Grupos de Teatro, Euskaltegi Municipal, etc., no es de recibo intentar competir cotra esas asociaciones desde el batzoki.
Debemos de "ofertar" algo diferente.

26 septiembre, 2007 08:47  
Blogger FÍGARO dijo...

¡Hombre! Puestos así, igual tampoco había que hacer competencia desleal a los demás negocios de hostelería de la zona, lo que ha ocurrido siempre, especialmente con los Batzokis -txozna, ésto es, con los que funcionan con afiliados por turnos de barra y cocina, en vez de con profesionales, y por tanto tienen la mano de obra gratis, y pueden dar pintxos y menús más baratos y/o mejores que los bares del entorno.

¡Ese sí que ha sido un truco para atraer "simpatizantes" y turistas varios a los Batzokis"

(¿Será verdad que a los vascos se nos conquista por el estómago?)

26 septiembre, 2007 09:33  
Blogger SONDIKA dijo...

Aitor, ZORIONAK, tu batzoki es un ejemplo a seguir, supongo que es el de Algorta, pero en los comentarios que le haces a Biturie te equivocas, dudo que tengamos otros tres batzokis que funcionen como el que has descrito, la mayoría de los batzokis de los tres territorios son “bartzokis” con una inclinación descarada únicamente a la actividad comercial.
Te puedo poner el ejemplo de Barakaldo, municipio con más habitantes que Getxo, con dos batzokis en el centro, uno adquirido con muchos esfuerzos y el otro recuperado al franquismo previa cesión de sus primitivos socios, pues bien el primero vendido e inoperativo, el segundo en un proceso inmobiliario raro, cerrado luego también inoperativo, si un visitante pregunta en el centro de Barakaldo por el batzoki, es imposible que lo encuentre.
Siempre matizo centro, pues en los barrios si funcionan y creo que alguno muy bien.
Otro ejemplo Trapagaran, Batzoki emblemático reconvertido en pisos y unos locales para batzoki, lo que destaca en el frente del batzoki es un magnifico restaurante.
Supongo que el resultado económico de la actividad comercial de los batzokis será importante para el Partido, pero enfrentando este resultado a la perdida de actividad nacionalista dado el uso comercial de los mismos, el balance es negativo para el nacionalismo.
Resumiendo, que estoy de acuerdo con Biturie, si no repensamos los Batzokis, apaga y vamos.

26 septiembre, 2007 09:57  
Blogger Indarkide dijo...

Y qué fue antes, ¿el huevo o la gallina? ¿Los batzokis (la parte de bar, que tienen otra) se vaciaron y luego se convirtieron en meros locales de hosteleria (a los que les ha pasado eso) o al revés?

Lo digo porque la perdida de actividad nacionalista igual no se debe a eso y, por ende, no se puede recuperar por la vía de convertirlos en txokos.

26 septiembre, 2007 10:23  
Blogger aitor dijo...

querido sondika, de lo de Barakaldo conozco su historia plenamente, sintiendome responsable de como puede estar.
Pero cuando los afiliados se paseaban por los diferentes batzokis tenían vida.
Sencillamente, la situación actual es debida a abandono por parte de los afiliados. Podremos repensar lo que queráis, si no se hace el esfuerzo de acudir, no funcionaran.
El resto serán complementos para que funcionen y disfrutemos estando.
Las actividades, son realidades culturales en la que participan no afiliados, con los que los afiliados captan opiniones de personas cercanas con las que procesar necesidades, aprender para pasar tener experiencia y obtener capital humano con el que general relevos generacionales.
Barakaldo, ponía txozna en fiestas, antes de que empezase Gogorregi, gaztetxos,etc. Para que funcionase había un grupo majo de gentes de EGI, ¿como?, pasando por el batzoki. Pero havia uno que hacia de dinamizador y llamador y avisador y organizador, sino hay un uno que este, KK de la vaca.
Sinceramente, no queréis un batzoki, queréis un espacio digital mediante el cual aportéis lo que podáis, eso no es un batzoki, sencillamente es la web de eaj con un foro.
Recalco, !diciendo que no me hace falta ir, no funcionaran, ni los unos los que inventéis¡
La militancia es esfuerzo y ganas de hacer. Lo mismo pasa con los mitines, los aberris, los alderdis, lo que sea...... !para votar no me hace falta ir a los mitines prefiero tomar potes¡, pero hay quie ir y punto, lo contrario es no ser militante, que si es ser afiliado, pero como te sale de los cojones con el derecho de dar la bronca y sacar punta todo.
Pero un montón de veces son excusas, es sencillo y viejo.
¿que estamos dispuestos a hacer por el partido?

26 septiembre, 2007 16:37  
Blogger Magneto dijo...

Aupa Aitor:
Creo que si empezamos a poner por delante la premisa de la militancia activa, nos quedamos cuatro y el tambor.

Tú de lo que hablas es de la existencia de líderes que dinamicen la acción política interna y externa de las OM. Muy bien, pero no siempre existen esos líderes o los que podrían ejercer de tales líderes están dedicados a la acción política institucional en cargos públicos del Partido.

Veamos los números grandes: desde los años 70 hasta día de hoy la población menor de 35 años en la comarca del Gran Bilbao se ha reducido a la MITAD. Éste problema se manifiesta en muchas cosas (por ejemplo, la cantera disponible de futbolistas bizkainos sin ir más lejos). Pero el caso es que el Partido, en Bizkaia al menos, tiene un apoyo igual o superior en algunos casos al de los años 70 y 80. El problema es que ese apoyo es de las MISMAS PERSONAS que lo hacían con anterioridad. Es decir, hay menos juventud disponible y lo que ofrece el Partido a esa Juventud no les resulta atractivo. Entre otras cosas porque sólo se les quiere como "fuerza bruta" del Partido para los actos hacia afuera, porque hacia adentro no tienen gran posibilidad de hacer cosas. Pero ese es otro tema...

Vuelvo a repetir: las competencias esenciales de un Batzoki han de ser las de ser sede activa de las OM de EAJ-PNV, servir de lugar de reunión y discusión política, servir de punta de lanza del Partido en los municipios y ofrecer a los simpatizantes y afiliados la posibilidad de HACER POLÍTICA a pie de calle. Si no tenemos claro QUÉ es un batzoki, desbarramos.

Hay que centrarse en lo que somos y lo que sabemos hacer, y lo demás es accesorio. Y en muchos casos lo accesorio ha tomado papel protagonista, y el batzoki ha pasado a ser un bar, un centro social y cultural, un punto de encuentro para montar salidas de fin de semana, o lo que sea. El día que las PERSONAS que han traccionado esos temas concretos lo dejan (edad, obligaciones, etc.) tenemos el marrón de a ver quién recoge el testigo. Si no se consigue a nadie se pierde fuerza y se crea desánimo. Y todo por creer que lo accesorio es lo fundamental.

No le quito importancia a los aspectos lúdicos, pero hacer de eso el eje de los batzokis es un ERROR en mi opinión.

Pero para ésto debemos de discutir, para intentar centrar el problema y dar con la solución.

Un saludo en JEL

26 septiembre, 2007 18:52  
Blogger El nieto de Sabino dijo...

1. El Batzoki nació en un momento en que, primero, había tradición de reunirse para hablar de política, de toros o, simplmente, hablar de cualquier cosa. Son los años de plenitud de los círculos carlistas, ateneos republicanos, casas del pueblo,...Una oportunidad de reunirse los iguales
2. Segundo era una forma de planificar el ocio: con actividades culturales, deportivas,...
3. Tercero era una oportunidad para alternar o, simplemente, para realizar actividades que resultarían imposibles de forma individual.

*****

Hoy las condiciones de vida y las costumbres no son las mismas que las de 1894, ni siquiera las de 1994.

Muchos vascos viven, por ejemplo, en urbanizaciones alejadas de los centros urbanos que es donde están los batzokis.

La gente sale menos, alterna menos. Por varias razones. La económica, la primera. En 1977, un txikito en el batzoki de L. costaba seis pesetas. La segunda porque la gente se retira antes. Hay zonas de Bilbao que quedan vacías a partir de las nueve de la noche (recordemos que ya no hay cines, que la gente se va a los grandes centros comerciales: Bilbondo,Max Center, etc.).

El batzoki de Aitor, seguramente, está en una gran ciudad, en un barrio con alta densidad de población. Los afiliados, seguramente, trabajan muchos en las cercanías.

Pensemos en alguien que vive en Ondarroa, Markina, Lekeitio,... y que trabaja en Bilbao, ¿en qué momento va al batzoki?. Llega a media tarde a casa y tiene que levantarse a las seis/siete de la mañana. Tiene los fines de semana. ¿Qué atractivo ofrece un batzoki un fin de semana?.

Vayamos a la diáspora. Los centros (vasco, gallego, asturiano, judío, alemán, irlandés,...) que mejor funcionan en la actualidad son los que tienen un plus: un buen frontón (Basque Cultural Center de San Francisco), un club de campo (Centro Judío de Caracas), magníficas instalaciones deportivas (Centro Asturiano de México: que hace que muchos vascos del DF vayan allá). ¿Qué tiene de atractivo un batzoki?.

27 septiembre, 2007 13:47  
Blogger Magneto dijo...

Me gusta el análisis que hace Arana (el nieto de sabino). Debemos de ofertar algo atractivo para la militancia y para los simpatizantes, pero creo que lo tenemos difícil en la mayoría de batzokis para poner un frontón (un club de campo ni te cuento...).

Por otro lado estoy de acuerdo en que las costumbres han cambiado: cada vez hay menos gente que toma potes entre semana, los trabajos están cada día más lejos y ya no vale eso de pedirle a la mujer que se ocupe de la casa y los críos mientras tú te vas al batzoki a pasar la tarde (cosa lógica y justa por otra parte).

Por muy comprometido que estés con el Partido hay que tener en cuenta las necesidades de terceros que dependen de tí. Yo creo que la solución pasa por ofrecer algo que sea compartible por todos los afiliados y sus familiares, y que al mismo tiempo no sea sólo un lugar de reunión familiar, sino que de la posibilidad a cada uno de nosotros de hacer política de calle y de interactuar con el resto de afiliados.

Se me ocurren cosas, pero está la limitación económica. Se admiten ideas...

27 septiembre, 2007 15:30  
Blogger SONDIKA dijo...

Esto que voy a contaros puede parecer una obsesión mía con los Batzokis de Barakaldo, pero es la puñetera realidad.
El Batzoki Zaharra actualmente incluido en una operación inmobiliaria de una cierta envergadura (en su día la conto Vocento), está situado en el paseo de Los Fueros en el centro centro de Barakaldo, en su parte posterior tiene (¿tenía?) un bonito frontón y un merendero, con lo cual encajaba en ese local idílico, con plus que dice el nieto, para multitud de actividades.
Una tía-abuela mía poseía bonos sobre el mismo que al igual que otros cedió al Partido, para el uso político del mismo (no se matizo por escrito en la cesión).
Merece la pena hacer dinero, que acabaremos gastando en cosas efímeras, y dejar de poseer esa joya que podrían disfrutar los actuales y venideros alderdikides.

Aitor decía que conocía muy bien la situación de Barakaldo, pero para muchos Urkitaldes y otros, el tema es de llorar, después de haber dedicado muchas horas a la barra del Batzoki Nuevo para ir pagándolo e incluso avalar su préstamo, ver que decisiones se han tomado recientemente sin saber con qué finalidad, pues eso, de llorar.

27 septiembre, 2007 18:22  
Blogger BIZKAITARRA dijo...

Quizá lo que haya que repensar es el propio partido y no sus locales.

27 septiembre, 2007 23:06  
Blogger El nieto de Sabino dijo...

* Seguro que hay que repensar el Partido, pero, hoy, estamos a setas, y no a rolex.

* Pienso lo siguiente:

Tomemos la comarca del Lea-Artibai, hay, si no me equivoco, cuatro batzokis Ondarroa, Lekeitio, Markina en Ispaster.

Vendamos los cuatro, paguemos deudas (que disminuirían las cargas financieras sobre el Partido), abramos pequeñas oficinas donde se atienda al afiliado y se reuna la JJ.MM. y creemos un club de campo comarcal, con frontones, pistas de paddel (o como se llame), un golf de 9 hoyos, piscinas y sede social con salas de juegos, sala de cine digital, cyber, txoko, etc.

(La Asambleas pueden realizarse en cualquier lugar del pueblo. en el mismo lugar donde, por ejemplo, se hacen las asamblea de comunidades o de los donantes de sangre).

Estaríamos hablando, primero, de un club de en torno a 1500 socios. Los veraneantes afiliados podrían pagar una cuota reducida, e incluso podría establecerse una cuota para no afiliados.

Hay que recordar que, hasta 1933, para ser socio del batzoki no es preciso estar afiliado.

Lo mismo se puede hacer en Barakaldo,en Getxo, o en Donostia...

28 septiembre, 2007 10:17  
Blogger Indarkide dijo...

Sí, se podría hacer eso y otras muchas cosas. Pero, ¿qué tiene eso que ver con el partido? ¿o con el nacionalismo?

Y pensandolo mejor, para hacer todo eso estás contando con que nos toca el euromillon o algo así, ¿no?

28 septiembre, 2007 10:39  
Blogger Magneto dijo...

Creo que estamos perdiendo el Norte. La idea del nieto de Sabino no es mala en sí misma, pero la cuestión es ¿es válida para un batzoki?. Ese es el concepto de club de campo con socios para disfrutar los fines de semana e incluso entre semana. Pues hombre, eso ya está inventado (la Bilbaina, Jolaseta, etc.). Suelen ser clubs exclusivistas y que tienden a dejar fuera a los no socios. ¿Esos es lo que queremos?¿Apartatarnos más del entorno social?. No lo veo.
El tema de la pasta: si hago cuatro números rápidos, eso viene a costar entre 20 y 30 millones de Euros. No sé lo que crees que valen cuaro batzokis, pero te aseguro que no esa pasta.

Yo lo enfocaría por otro sitio. Los batzokis donde están, pero actualizando contenidos (lo de la barra de bar empieza a estar muy pasado de moda): zona hacia a fuera (todo el que quiera venir) y zona hacia adentro (afiliados).
Zona exterior: servicio de hostelería ajustado a la demanda (estudio previo), ludoteca para niños (una forma de atraer a los padres), wifi gratuito, zona de lectura de prensa y revistas, conferencias periódicas de libre acceso, ofertar a las distintas asociaciones el uso de locales para reuniones (con un cierto control), y todas las ocurrencias que encajen en nuestra capacidad. De este modo fomentamos que sea atractivo a todo el mundo el acudir frecuentemente al batzoki y es una forma de abrir el Partido al resto de la Sociedad Vasca.

Zona Interior: dinamizar más la vida interna de las OM, fomentar la creación de comisiones políticas para tratar TODOS los temas, no sólo los municipales, creación a nivel de Partido de un Comité Coordinador de Comisiones de Trabajo para que las cosas tengan su cauce, fomentar más la interactuación entre afiliados (salidas, visitas a lugares históricos del Nacionalismo Vasco, bodegas, y demás aspectos relacionados con el ocio).

Punto fundamental: debemos de encontrar la manera de atraer a la gente joven (el análisis de la pirámide demográfica del Partido es alarmante) ya que son el verdadero futuro de éste País y por ende del Partido.

Son ideas rápidas, y habría que trabajarlas un poco, pero creo que por ahí deben de ir las cosas.

28 septiembre, 2007 11:40  
Blogger El nieto de Sabino dijo...

Vamos a ver:

Batzoki viene de "batzar toki", lugar de reuni�n.
El problema es que nuestros viejos "lugares de reuni�n" no tienen atractivo.
Las mujeres que, cada d�a van al batzoki, antes madres, hoy, abuelas, varias bisabuelas, no est�n hablando todo el d�a de pol�tica, ni de nacionalismo.
Por otro lado, si cocino muy bien, hablo euskera como Axular, soy abstemio, canto mal y no me gusta el monte que me ofrece el batzoki.
O, dicho de otra forma, con la mano en el coraz�n, �no es el batzoki sobre todo una taberna en la que se reunen nacionalistas para echar un pote, jugar a la briska o al mus y una vez al mes (!!!) reunirse en asamblea.
Con los centros de d�a (en los que la gente mayor tienen los mismos incentivos que en un batzoki, m�s peluquer�a, masajes, aerobic,...) y la extinci�n del txikiteo,...
Un club de campo moderno y con todo tipo de incentivos supone contar con un lugar en el que, en primer lugar, esten juntas personas o familias que tienen en com�n su ideolog�a. �Qu� cambia? que en lugar de ir a la taberna-batzoki voy al club de campo-batzoki.

�Que se puede ofrecer?

Una piscina climatizada a la que puedan acudir jubilados y prejubilados por prescripciones diversas.
En torno, a la piscina, tratamientos de fisioterapia, etc.

�Cu�ntos alderdikides de Barakaldo en las condiciones descritas podr�an acudir a esa piscina?.

Cuando acaban sus ejercicios, tienen otros alicientes en el lugar: un refresco, una achicoria antes de ir a comer, y se comenta de todo,...

A Indarkide: �Qu� tienen que ver una taberna con el nacionalismo?. Esa es la cuesti�n.

28 septiembre, 2007 13:23  
Blogger Indarkide dijo...

Pues la tabernas actuales de los batzokis nada, o muy poco. Si yo no digo lo contrario. Lo que pasa es que, en teoría, dan el dinero suficiente para mantener el partido. Esa es prácticamente su única función actual.

Cambiar eso por un club de campo, no lo veo. ¿Cuántos afiliados se pueden permitir las cuotas que serían necesarias para mantenerlos? ¿Qué hacemos, meter gente de fuera? Para eso montamos una sociedad y a montar empresas de lo que sea.

28 septiembre, 2007 17:15  
Blogger Magneto dijo...

Pues si de lo que se trata es de sacar dinero, os comento una experiencia reciente en un batzoki de Bizkaia: la nueva empresa concesionaria del batzoki contrató a camareras colombianas de buen ver. Alguna de ellas era realmente espectacular... Pues bien, no os podrías ni imaginar cómo cambió la afluencia, especialmente masculina, al citado batzoki. Todo iba de maravilla, buen ambiente, risas y cánticos, y el bar lleno hasta la bandera los fines de semana.

Pero lo bueno no dura... se comenzaron a recibir quejas en la Junta Municipal sobre los ajustados pantalones y camisetas de las chicas de la barra, que si se asomaba el tanga, que si los escotes eran balconadas, que había demasiadas confianzas con los afiliados, etc. La cosa empezó a ir a mayores (las mujeres, cuando se ponen, son temibles.. sobre todo si son del PNV). En fin, que con harto dolor de corazón la Junta se dirigió a la empresa para que "sustituyera" a esas alegres y pizpiretas camareras. Y así fué, cambio radical, camareras tipo matrona y vuelta a lo de siempre.

El caso es que la empresa concesionaria sólo cumplió un año al frente del batzoki, ya que sus ventas bajaron tanto que no le salían las cuentas....

Moraleja: si queremos aumentar la recaudación siempre podemos optar por lo seguro "Tiran más dos tetas que dos carretas".

Un saludo y nos vemos en Foronda

P.D.
Puedo jurar por mi honor que lo que he contado aquí es cierto, aunque seguro que alguno se estará partiendo de risa intentando averiguar de qué batzoki estoy hablando.

28 septiembre, 2007 23:38  
Blogger FÍGARO dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

29 septiembre, 2007 01:27  
Blogger aitor dijo...

Vamos, que alguno repensó lo del batzoki con lo de las mozas tropicales y paso lo de siempre, terminamos con la cervecera de Munich, este año en Algorta tuvimos al Asier Bilbao, el patio donde lo hacemos hasta las cartolas, bueno pues cartita a la asamblea criticando con todo el derecho.
Como resumen,de una manera u otra, "pasarse por el batzoki", si lo tenemos tan claro y cada uno utiliza lo que puede aportar para atraer gente, lo primero pasarnos nosotros por el batzoki para proponer.
Urkitalde, si dices, di todo, de lo contrario aparentas decir lo que te interesa con un tufillo jodion, pero estas en tu derecho, para eso pagas la cuota e hiciste barra en el berri, vamos como los demás que nos peleábamos con Venancio.
"pasarse por batzoki"

01 octubre, 2007 09:49  
Blogger El nieto de Sabino dijo...

1. Lo de las colombianas, puede ser una solución.

2. Donde yo vivo padecemos cada verano la invasión de los meaplayas. Durante muchos años, llegaban los de la comarca del Deba que, en agosto cerraban fabricas y talleres. El día 2 o 3 de cada mes aparecía una carta, casi siempre en el "Diario Vasco" o en la edición Eibar de "El Correo" protestando contra el top-less... no por nada... por los niños... Infantes que jugaban en la orilla sin hacer caso a teta alguna. El problema no eran los niños, sino los maridos de las veraneantes que se "les alegraba el ojo". Si no les gustaban las tetas...que se vayan a otro pueblo.
3. A alguno de por ahí: ¿Qué hago en un batzoko vació?.

01 octubre, 2007 16:41  

Publicar un comentario

<< Home