De lo lógico a lo necesario


El 17 de febrero se celebran elecciones para cubrir el 50% de los órganos de dirección de la Caja Vital. Se han presentado 7 candidaturas. Antonio Rivera, portavoz de la Plataforma Pluralidad auspiciada por el PSE, ha declarado que “lo lógico es que el presidente salga de acuerdos entre las listas”. Descarta de antemano a quienes “se opongan radicalmente a algo”, en clara referencia al PP, luego, sólo queda, salvo mayúscula sorpresa, un pacto (el tercero) PSE/PNV para gobernar o gestionar la tercera institución más poderosa de Álava, la Vital, detrás de la Diputación y del ayuntamiento vitoriano. Llegados a este extremo cabe preguntarse por los réditos que proporcionan los pactos, éste incluído, al PNV, además de cuestionarse a elementos como Azurmendi (montamos un circo y …..) que, siendo militante jeltzale en el batzoki de Nanclares, se postula para encabezar una candidatura exclusivamente socialista.






Me temo que una vez más estemos ante una lista (Bertatik) elaborada a espaldas de la afiliación de base, de los que en teoría están para aupar o descabalgar a quienes representan a su partido en las instituciones. Sabemos de referencias externas (de Vocento principalmente) que el pacto es un hecho, y que en el reparto un representante de Bertatik (¿quién?) se hará con la vicepresidencia primera de la Vital, ahora en manos de Teresa Crespo, adscrita a la candidatura Vital Sí, promovida por e PP y contraria a la fusión de las cajas de la CAV ¿Garantizamos la fusión con el pacto?

Uno no puede evitar la sensación de que los socialistas vuelven a robarnos la cartera. Con un grupo municipal apoyando desde el exterior a Lazcoz y en una situación incómoda para ejerecer la oposición, observamos que Txarli Prieto no tiene reparos en votar junto al PP contra Agirre en la Diputación. Era evidente -y continúa siéndolo- que en Álava no pisamos alfombra si no es junto al PSE. Cinco concejales de 25 y catorce junteros de 51 no dan para más. Es más, es un milagro que con tan magros resultados nos hayamos hecho con el diputado general. Pero cabe preguntarse si el ser los socios preferentes del PSE, el ejercer de segundones de relumbrón es un buen negocio de cara al futuro, con la vista puesta en las próximas elecciones municipales y forales, sin olvidar las que, a corto plazo (probablemente este año), se celebren para la elección del lehendakari de la CAV, donde sí se dilucida algo más que el reparto del poder.

La escasa iniciativa política y la débil presencia de nuestros representantes en los medios nos debe hacer reflexionar seriamente sobre nuestra manera de ejercer el poder y la oposición. Los socialistas han pescado en el mercado de invierno. Ahí tenemos los nombres de Arroita y de Farto, además de la inestimable, impagable y eterna ayuda del grupo Vocento, en constante labor de desgaste y marginación del nacionalismo. Sólo nos queda explotar los recursos propios.

Nuestro bien más preciado son los afiliados y sinceros simpatizantes. Gente, que la hay, dispuesta a fajarse por unas ideas y por unas siglas. Gente a la que le importa poco si nuestro premier para la Vital sea Redondo o López Iturritxa. Gente que considera, en cierto modo, una chiquillada o -se me antoja- una cuestión de interés personal que si estatutariamente se impide a Redondo participar en las elecciones, tamibén se impida, por la misma causa, Goyo Rojo repetir al frente de la Vital, si es el caso. No va con ellos. No han participado.

Las bases, los afiliados, los simpatizantes (...) toda esa gente es nuestra asignatura pendiente. Hay reflexión por abajo, hay incertidumbre y, sobre todo, existe una gran sensación de desamparo y de no ser solicitados por las altas instancias para opinar, debatir y decidir. Toda una brecha se ha abierto entre las ejecutivas y la afiliación, entre quienes esperan que se les reclame y quienes deciden en petit comité, diría que a veces amparados por el ocultismo.

Quiero recuperar, al hilo de lo anterior, un párrafo del artículo Obama, candidato del Sueño Americano del senador estadounidense Edwuard M. Kennedy: “En la celebración del quinto aniversario del Cuerpo de Paz, pregunté a uno de aquellos jóvenes por qué se había presentado voluntario. Y nunca olvidaré su respuesta: ‘Fue la primera vez que alguien me pedía que hiciera algo por mi país".

Sólo acudimos a nuestra gente para reclamarles su voto, para que den su visto bueno a platos ya cocinados. No les pedimos su opinión, no dejamos en sus manos la confección de listas (por ejemplo las de la Vital), no le mimamos lo suficiente. Así, cada día hay más desertores, pasotas, desmotivados. Llegarán las elecciones de marzo y les convocaremos para que cubran las mesas electorales, y dirán que nai-nai, que vayan los de arriba, los que cobran, los que se juegan su sueldo. Es normal. Y los habrá que no conformes con la maginalidad, se organicen. También normal.

2 Comentarios:

Blogger Magneto dijo...

http://gureerakundeenalde.com/eu/

01 febrero, 2008 16:58  
Anonymous intercambio de enlace dijo...

Dejo este mensaje por si estan interesados en el intercambio de enlace de texto en forma reciproca

http://intercambiodeenlace.firstposition.info/
http://firstposition.info/
http://tus-links.com.ar

02 febrero, 2008 14:30  

Publicar un comentario

<< Home