El modelo Juan José Azurmendi


Juan José Azurmendi, afiliado del PNV, se presentó al frente de la Plataforma Pluralidad a las elecciones de la Vital. El resultado ha sido un sonoro fracaso de esa candidatura, de Goyo Rojo y, en especial, del Azurmendi, a quien ahora no le querrán en la Vital y tampco en SEA (Sindicato Empresarial Alavés). Su caso es el clásico ejemplo de quien apuesta a caballo ganador y utiliza las siglas de un Partido para provecho personal. Estas características están aflorando en exceso en las formaciones políticas. Tanto que cuando uno se encuentra con un nuevo afiliado siempre se hace la misma pregunta ¿qué querrá?, que es, por cierto, la misma que hace ya unos cuantos años se harían otros cuando nos afiliamos.




La otra interrogante es, creo yo, de más contenido: ¿la estructura actual de un partido político incita a una afiliación no basada en el interés personal? De ahí daríamos el salto, una vez más, al debate afiliado/simpatizante. Hoy día hay muchísima gente cercana a unas siglas, implicada en proyectos suyos (no necesariamente de lucro) que no está afiliada. Ahora bien, la afiliación, sea con unos u otros objetivos e intereses posibilita el acceso a puestos que no son posibles (no siempre es así) desde una postura simpatizante.

Azurmendi se presentó en la lista socialista, pero tengo pocas dudas de que lo hubiera hecho en la PPopular “Vital Sí”. En él primaría su persona, no unas siglas determinadas. La realidad es que un partido que aspira a gobernar, a tener presencia social, a “controlar” la amplia red urbana debe dar juego a su círculo de simpatizantes o, sino, dar valor y vida a su círculo de afiliados. O las dos cosas a la vez.

2 Comentarios:

Anonymous El Nieto de Sabino dijo...

Si somos rigurosos, el afiliado a un partido tiene pocas obligaciones, pero las que tiene son decisivas. La principal es la del voto. En las últimas elecciones, hubo afiliados que, en algunos municipios, se presentaron a las elecciones, intentando mantener su afiliación.
Resultado lógico: ¡A la punta calle!. Sin dudarlo un segundo.
Estoy sorprendido que, a estas alturas, estemos hablando del señor Azurmendi como afiliado a EAJ. Debe quedar fuera A TODOS LOS EFECTOS, retringiando al máximo su interlocución.

21 febrero, 2008 19:50  
Blogger FÍGARO dijo...

En Euskadi las simpatías políticas se llevan grabadas a fuego, y las afiliaciones más. Cualquier veleidad se toma por alta traición. A ETA le pareció lo más normal del mundo cargarse a Yoyes por abandonar la organización. ¿Qué hubieran hecho si llega a cambiar de bando?

Sin embargo, y una vez más, Álava es diferente. Aquí parece como que bastante es conseguir un afiliado como para pedirle encima deberes.

La doble pirueta de Cuerda no le impidió seguir siendo votado como Alcalde, ni cuando se fué del PNV, ni cuando volvió.

El que un simpatizante declarado del PNV como Eloy López de Foronda (Sino de qué hubiese llegado a Presidente de la Asociación de Concejos alaveses ACOA) fuese captado por Rabanera y nombrado Diputado Foral de Agricultura, no pareció extrañar demasiado a nadie.

Más inexplicable aun que Javier Guevara pudiese pasar de Parlamentario Vasco del PNV a Diputado Foral de Presidencia con el PP en cuestión de dos o tres meses, sin perder un solo cliente en su despacho de Abogado, y sin que las bases del PP protestaran ante el nombramiento de un "Converso"

Igualmente su hermano Emilio pasó de nada menos que Diputado General por el PNV a encabezar la lista del PSOE.

Que Mosquera se afiliase al PSOE mientras seguía siendo el Presidente de Unidad Alavesa no tuvo ninguna consecuencia personal para él; Si la tuvo para su Partido que se disolvió inmediatamente (Si el Presidente se ha ido...)

Y otros asuntos menores como el Sr. Farto, de ultraizquierdista revolucionario a Secretario de la Patronal alavesa (SEA) a asesor del actual Alcalde socialista Patxi Lacoz.

O la empresa vinculada a EA Bodegas Rioja Alta (Familia Aranzábal) que fichó de asesor a un Director de Hacienda Foral del gabinete Rabanera

En fin, que no se me cabreen los alaveses, pero estas cosas no pasan en el Goiherri.

Así que la jugada de Azurmendi ¿A quien puede sorprender?

21 febrero, 2008 20:19  

Publicar un comentario

<< Home