¿Manipulando el dolor?


Sin digerir todavía algunos de los momentos de la intervención, ayer en el Parlamento Vasco, de la viuda de Gregorio Ordoñez, no podemos sino preguntarnos qué sentimiento cabría albergar hacia quien pone el sufrimiento y el dolor al servicio del interés político.

¿Qué lealtad hacia las víctimas habrá que suponer en quien(es) utiliza(n) su sangre como argumento partidario?

¿Qué talante democrático demuestra quien condena y sataniza al Lehendakari y al PNV por una discrepancia estrictamente política con las posiciones, también políticas, que mantenía Gregorio Ordoñez?

10 Comentarios:

Blogger zuriñe dijo...

Creo que ayer Ana Iribar no estuvo nada afortunada con sus declaraciones. Pero también es cierto que el homenaje del Parlamento ha llegado bastante tarde, 13 años después de su asesinato.

A las víctimas hay que acompañarlas en el dolor, pero no nos pueden obligar a pensar como ellas y tampoco pueden mentir acusando al PNV y especialmente al Lehendakari de cobardía ante ETA y de actuar en contra de los principios democráticos. Todo no vale.

06 abril, 2008 13:58  
Anonymous XABIER INTZA dijo...

La solidaridad,cercanía ,cariño,dotación de medios,homenajes..... debida a las víctimas no debe suponer darles la razón política ni aceptar (quizás tolerar)sus injustas críticas (insultos diría yo).

06 abril, 2008 15:10  
Anonymous El Nieto de Sabino dijo...

De acuerdo con Zuriñe e Intza.

Si las ideas políticas de las víctimas del terrorismo son dignas de ser asumidas, esto lo aplicaríamos a todas las víctimas: desde Melitón Manzanas hasta Argala (víctima esta última a quien le quieran quitar su plaza en Arrigorriaga.

06 abril, 2008 17:02  
Anonymous Anónimo dijo...

Todo ese rollo de las víctimas es una falacia de mil pares de narices. ¿Van a poner una placa a Santiago Brouard en el parlamento vasco?

¿Y a ese por qué no?

07 abril, 2008 15:23  
Blogger Indarkide dijo...

Santiago Brouard ya tiene espacios públicos en su honor.

07 abril, 2008 16:30  
Anonymous El Nieto de Sabino dijo...

Por ejemplo, un recuerdo en el Ayuntamiento de Bilbao o el nombre del Polideportivo de Lekeitio,

07 abril, 2008 17:41  
Blogger FÍGARO dijo...

Que una víctima aproveche el micrófono que se le brinda para cagarse en lo más barrido, es un riesgo calculado que forma parte del guión.

Que el Lehendakari, o cualquier político tenga que aguantar las iras de una víctima, está en el sueldo.

08 abril, 2008 09:57  
Blogger mendi dijo...

Es un error hacerles esos reconocimientos. Sí hay que hacerlos, pero a todos en conjunto, también a los muchos abertzales que han sufrido el terror de estado, la cárcel, etc. y sin destacar a ninguno.

Ese ha sido el error para mí.

Además, uno dice por ahí arriba no sé qué de Brouard. Creo que Ordoñez también tenía ya fundaciones y reclamos de los suyos. No veo porqué él tenga que tener placa y no la puedan tener otros que han luchado, además, mucho más contra el franquismo, por ejemplo, que seguro que Ordoñez "vivió muy placidamente", como dice su ex jefe.

Es un error. Muchos hemos sufrido, por no decir todos, y sólo se les va a hacer reconocimientos a los más fachas. Es como cuando lo de la medalla a Melitón Manzanas, en otro nivel. Por uno al que se le hace reconocimiento habrá un ciento que se sientan menospreciados.

09 abril, 2008 13:54  
Blogger Indarkide dijo...

Brouard no tiene, o solo tiene, fundaciones y reclamos de los suyos, sino de todos. Ese era el tema.
¿Qué la placa de uno está en Rekalde y la del otro en Abando? Eso ya son ganas de marear la perdiz...

El caso es que Gregorio Ordoñez era diputado en el Parlamento Vasco, por lo que tiene cierta lógica que haya una placa suya en dicha institución.
Y Santiago Brouard fue teniente alcalde en Bilbao y tiene, entre otras cosas, una calle dedicada en Bilbao.

09 abril, 2008 22:44  
Anonymous Anónimo dijo...

Xabier Intza, subnormal, proetarra, hijo de la gran puta. tonto de los cojones. babosos hijo de papá. cállate ya

02 agosto, 2008 12:24  

Publicar un comentario

<< Home