¿A quién votarían los inmigrantes?


Parece ser que el PSOE, guiado -digo yo- que exclusivamente por razones éticas y democráticas, y por facilitar su integración, tiene intención de conceder el voto a todos aquellos inmigrantes que tengan establecida en España una residencia estable ¿A quién votarían? El ejemplo más cercano a nosotros es el da la inmigración peninsular de los años 1950/60 que mayormente ha optado por formaciones españolistas/unionistas. En algunos municipios vascos y navarros el porcentaje de inmigrantes de última generación es considerable. Por ejemplo, en Vitoria-Gasteiz. Supongo que si el anuncio adquiere visos de convertirse en realidad, los mensajes hacia estos colectivos aumentarán y se graduarán en función de su importancia electoral.

9 Comentarios:

Anonymous Rucar dijo...

Hola¡

Un poco de información. En 1930, ya la mitad de los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz había nacido fuera de la ciudad. De fuera de Álava, era más del 30 %.

La llegada de la inmigración sirvió para que la ciudad más facha y derechosa de España (única capital que apoyó la monarquía en 1931) se convirtiera en una ciudad con presencia nacionalista.

En 1936 el PNV o ANV no existían prácticamente en el Territorio (bueno sí, para apoyar el "alzamiento" católico). Después de la llegada de la inmigración y 40 años de dictadura, el PNV gobernó durante 20 años. HB llegó a tener 3 concejales y EE algún otro.

El PSOE ya estaba en la margen izquierda antes que el propio PNV naciera, y el PCE desde 1921 también tenía más presencia. Que el PSOE gobierne en Barakaldo no tiene nada que ver con la inmigración de 1960-1970.

Otro ejemplo representativo. Alsasua era un enorme bastión del PSOE y la izquierda española hasta 1936. 40 años después, pues eso... bastión de la IA en Sakana. Lo mismo sucedió en Mondragón (anarquismo incluído)...

No hagais análisis reduccionistas, que tenéis mucho más nivel y sois más modernos que aquellos que hace 20 años clasificaban a los vascos en vascos-vascos y "los de fuera".

Saludos

04 julio, 2008 14:37  
Anonymous Anónimo dijo...

MARTIN.

Con motivo de unas vacaciones hace dos años en Canadá, los seguidores de René Lévesque, primer ministro de Quebec entre 1976 y 1985, nos comentaban apesadumbrados la jugada que les hizo el gobierno canadiense en el referendum, nacionalizando a miles de inmigrantes a diestro y siniestro poco antes del referendum.
Aquellos nuevos poseedores de papeles, votaron masivamente en contra de la independencia de Quebec y el gobierno de Canadá consiguió su objetivo.
Con trampas, pero así quedó para la historia.

El comentario de Biturie es tremendamente acertado.
Lo contrario es cerrar los ojos a la realidad y permitir que nos tamen el pelo como hicieron con los francófonos de Canadá.

Con el nivel y la modernidad que me da el ser contemporáneo en 20 años a los de hace 20 años, recuerdo la ingenuidad aquella de hace 20 años. Vasco es aquel que vive y trabaja en Euskadi.
Y un buen amigo solía decir: "Por ejemplo los guardia civiles"

Euskadi es un país único.
Un tío que haga escala técnica en el aeropuerto de Loiu (cuando tengamos competencias, claro) ya es tan vasco como cualquier otro.
En justa reciprocidad, cuando un vasco va a vivir a Rabat, automáticamente debiera quedar convertido en marroquí de toda la vida.

Ingenuidad sí, pero la justa.
Que ya nos han engañado suficientemente los demócratas de toda la vida.

04 julio, 2008 18:43  
Anonymous El Nieto de Sabino dijo...

Mis dos bisabuelos vascos murieron en la emigración: uno, en Madrid (trabajaba en el frontón); el otro, pastor, en Mountain Home (Idaho). A éste último, y a sus compatriotas, los llamaban "black basquos" (vascos negros): vivían hacinados en pensiones (los famosos ostatuak: Basque hotels) y realizaban trabajos que los anglosajones despreciaban (por ejemplo, pastores de ovejas, peones, mozos de bar,...). Ahorraban para enviar el dinero a casa, para casarse, para comprar el caserío en el que vivían de alquiler,... Unos regresaron y otros se quedaron, y algunos se incorporaron a la política: en los municipios, condados, estados,... Y nosotros encantados de que los Yturri (Oregon), Cenarruza, Ysursa o Bieter (Idaho), Garamendi (California),... sean "de los nuestros".
¿A quién votarán los nuevos inmigrantes que tenemos en Euzkadi?: A quienes mejor les defienda, a quien mejor salvaguarde sus intereses y a quien más les de. ¿Por qué los mexicanos votan a Hillary Clinton?.
Sobre Quebec: 1. No todos los francófonos son nacionalistas. 2. Un porcentaje altísimo de los taxistas de Montreal son hatianos (francófonos). 3. La nivisión en el nacionalismo quebecois es un cáncer viejo.
Yo he conocido a un bermeano, antiguo oficial de la Ertzaña en la guerra, que mentón una fábrica de pinzas en Casablanca y era ciudadano marroquí.

05 julio, 2008 10:26  
Anonymous Anónimo dijo...

MARTÍN.

Acabo de publicar un comentario en la entrada.

Se ha desvanecido.
Supongo que por mi ineptitud.

Resumo un poco:
Un taxista de Bilbao nacido donde sea menos en nuestro País y oyendo la Cope representa perfectamente el sentir de nuestra comunidad.
Que risa.

Algunos pareceís nuevos.
Todo sea por la democracia.

Otra cosa. Si alguna vez vas a Canadá, mira un poco más lejos de tu hotel.
Mira las banderas que hay en cada casa de Quebec.
Habla con la gente.
Y cuando estes en Quebec, mira las banderas de Canadá en las casas. No hay ninguna bandera de Canadá. Todas son de Quebec. Y en todos los sitios.

Pero si lo que te gusta son los taxistas, lo tienes difícil.
Bilbao es el peor sitio del mundo para coger un taxi.

Vete cualquier noche a Bilbao, o a las 3 de la tarde de un domingo al Arenal, o al aeropuerto cuando llega el último avión de Barcelona.

Peor que en Afagnistan.
Y si se lo dices a los taxistas, lo niegan todo.
Como los maridos traicioneros.

Sigue hablando de taxistas, pero no sean ignores que son de casa dios y viven en Canadá.

Y no ejercen de quebecois, apoyan al poder extranjero.

06 julio, 2008 16:43  
Blogger FÍGARO dijo...

Los inmigrantes es un colectivo que está ahí, y que tiene y tendrá un peso electoral creciente.

No tienen sentido pedir que no vengan o pedir que se vayan los que ya estan aquí.

Podemos elegir entre trabajar ese nicho de votantes y tratar de integrarles, o pasar de ellos o incluso rechazarlos como se hizo en otras épocas, y abandonar ese sector de electorado a las labores de captación de otras formaciones políticas.

Nosotros mismos.

06 julio, 2008 21:51  
Anonymous El Nieto de Sabino dijo...

¿De dónde era Pierre Elliot Trudeau?.
¿Sabes lo que representa la Real Policía Montada de Canadá?. ¿Sabes que ya cuentan con quebecois en sus filas?.
¿Has visto la ikurriña que cuelga en el Ayuntamiento de Donibane Lohitzun?.
Cada vez son más los anglófonos en la Bella Provincia. La francofonía se basa en la llegada de, por ejemplo, haitianos.
Así que donde hay una banderita con la flor de lis, hay un independentista...
¿Con que gente debo hablar?. Conozco a periodistas, profesores de Universidad (por ejemplo, de la Loyola -¿sabes donde ésta?-), a algún político que otro,... Por cierto, uno de los líderes del sindicato nacionalista de periodistas es de origen sirio. He estado en el este de Canadá seis veces desde 1972 (en que estuve con una beca en Montreal). ¿Son suficientes?.
Por cierto, tu que eres un experto en Quebec. Acércate a alguna comunidad indígena (cerca de Montreal, tienes a los ojiwa) y que te cuenten quiénes son los "extranjeros" y, sobre todo, porque nadie cuenta con ellos para autodeterminarse.
Me imagino que nosotros, como vascos, deberíamos estar con los indios, no con los vaqueros. Y, que yo sepa, los franceses, desde Cartier a Levesque, son vaqueros.

07 julio, 2008 10:47  
Anonymous Anónimo dijo...

MARTÍN.

Me alegro que por fin estemos de acuerdo en algo.

Cuando mi hijo y yo fuimos a visitar una reserva india en Canadá, el recuerdo que nos trajimos fué una foto en el aparcamiento de ante el estupor del resto de turistas que viajaban con nosotros.
No fué fácil, aunque si gratificante explicar a los compañeros del autobús la tristeza que yo sentía viendo aquella expoliación y que prefería la foto en el aparcamiento a la foto en torno a la historia contada por los vencedores.

Pero sigo sin entender por qué tú siempre defiendes las posturas de los unionistas.
O por qué buscas excusas para justificarlas.

07 julio, 2008 22:34  
Anonymous bat dijo...

El nieto casi siempre tiene razón, les pondré un ejemplo personal.

Mi familia es vasca desde hace generaciones, por lo menos hasta que yo conozco. En ella conviven dos tendencias politicas, la unionista-derechas y la unionista-socialista. No creo que ninguno de sus miembros haya votado nunca al PNV, tal vez a los carlistas si. Yo me he educado en modelo A, chapurreo euskera mal y me considero profundamente antinacionalista (vasco y español, que soy de la rama más iconoclasta de la familia).

La señora que limpia en mi casa por horas llego hace unos 20 años a Euskadi desde otra parte del Estado. Sus hijos se han educado en modelo B y hablan perfectamente el euskera. Como católica prácticante vota a los democristianos locales, es decir, al PNV.

Como dice el nieto, no todos los quebequois son independentistas y los haitianos son francofonos.

09 julio, 2008 09:50  
Anonymous Óscar dijo...

Me parece a mí que "Rucar" ha dado al autor del comentario una lección de historia y de talante. Me había escandalizado el post, pero la respuesta de "Rucar" me ha reconfortado y, por tanto, no añadiré nada más. Pero mira que hay que ser simple!

09 julio, 2008 22:21  

Publicar un comentario

<< Home