Otro desastre socialista


Estos días, en esta ciudad en la que vivo dónde casi todos nos conocemos, dos temas acaparan las conversaciones: la fusión de las cajas vascas y el varapalo judicial que los Tribunales han dado al Ayuntamiento de Gasteiz al declarar nulo el proceso de renovación del mobiliario urbano. Algunas fuentes calculan que esta Sentencia tendrá un costo de entre veinte y treinta millones de euros para el Ayuntamiento.


Entre ambas cuestiones hay un paralelismo evidente: en los dos casos quien origina el problema es el PSOE con su actitud vacilante. Sobre la fusión ya se está debatiendo con profusión y apasionamiento en este blog, de modo que nada añadiré.

Respecto a la declaración de nulidad del contrato de mobiliario urbano es necesario hacer un poco de historia. En el año 2001 el Ayuntamiento de Gasteiz, gobernado por el PP, convocó un concurso para renovar el mobiliario urbano de la ciudad. Conforme al pliego la empresa adjudicataria colocaría el mobiliario y explotaría la publicidad a instalar en él; finalizado el contrato retiraría todo el mobiliario. Esta propuesta contó con los votos de PP y PSOE. El Grupo Municipal del PNV votó en contra. Entendía que el mobiliario debía quedarse en la ciudad al finalizar el contrato. La lógica de esta postura parece fuera de toda discusión.

Meses mas tarde, convocado el concurso, y realizada la valoración por los técnicos de las ofertas presentadas, el Partido Socialista cambia de opinión y, bajo el argumento de que no sabían que la empresa adjudicataria podría retirar el mobiliario, sus concejales fuerzan la modificación del pliego y la convocatoria de un nuevo concurso.

El resto es conocido, la empresa que debió resultar adjudicataria conforme al primer concurso recurre a los Tribunales que acaban, tras años de litigios, dándole la razón.

La indecisión, el cambio de opinión, de los socialistas va a costarnos a los ciudadanos de Gasteiz cerca de cinco mil millones de pesetas que, forzosamente, saldrán de los presupuestos municipales. Menos inversión por lo tanto en un momento de crisis económica.

Como decía al principio este es, junto con la fusión de las Cajas, el tema de conversación estos días. En todas las conversaciones hay un elemento común: la indignación. Hay quien exige a Patxi Lazcoz que sea su partido el que pague, hay quien pide que se vaya ….

Estos que, con sus vacilaciones y cambios de opinión, pueden acabar arruinándonos, son los mismos que quieren gobernar Euskadi.

BADAIA

5 Comentarios:

Anonymous Josu dijo...

Donde dije digo digo diego, es tan típico entre socialistos...

10 septiembre, 2008 14:55  
Blogger Magneto dijo...

¡Qué curioso!. En el año 2001 los chicos del PSE deciden echar abajo el contrato con JC Decaux (multinacional número 1 europea de mobiliario urbano, y una de las más grandes del mundo) y otorgar el contrato a CEMUSA, filial de FCC. Por aquel entonces, Nic Redondo Terreros abandonaba la presidencia del PSE y pasaba a ser consejero de Cementos ALFA, propiedad de FCC. Entre los propietarios de FCC, además de las connocidas Koplovitz, está Juan Mayor Oreja, presidente de FCC construcción, hermano menor del íclito Jaime, y sobrino de Marcelino Oreja, que ha sido también presidente del Grupo FCC.

Conclusión: aparte de de la evidente sensación de que el dinero siempre acaba en los mismos bolsillos, parece que el amigo Nic entró en la órbita de FCC pagando la dádiva correspondiente. Y ya que no posee acciones de forma significativa, algo había que poner. Pues hombre, los 30 kilitos no es una mala manera de empezar a relacionarte con la empresa. Posteriormente su carrera ha sido meteórica: de Cementos ALFA a, nada menos, que el Consejo de Administración de FCC. No está mal para alguien que nunca en su vida ha tenido una actividad profesional normal.

Por nuestra parte, cagada monumental. No es de recibo apoyar la postura del PSE cuando ya se había realizado el concurso público y el adjudicatario lo había ganado garcias a la mejor oferta presentada según las bases del concurso. De verdad, a veces parecemos lelos. Pase lo que pase, es la ciudad de Vitoria-Gasteiz la que pierde, y hay que tener en cuenta que los intereses de todos los ciudadanos. Se va a palmar pasta, un 5,5 % del presupuesto municipal que habrá que pagar a JC Decaux. O lo que es lo mismo, el 36% de lo presupuestado en inversiones reales para Vitoria para este año que no se podrá realizar.

Aunque el PSE es aquí el que la ha cagado, nosotros no podemos elevar mucho la voz.

10 septiembre, 2008 15:25  
Blogger aitor dijo...

joder magneto las clavauuuu, dar comer a los amiguetes

10 septiembre, 2008 16:41  
Anonymous beloke dijo...

yo abogo a que se fusionen la BBK y la Kutxa. A los de la Vital les ha sentado fatal, ya ha salido hoy el Gregorio Rojo llorando por la decisión de dar marcha adelante a la fusión de las dos cajas. Francamente no sé porque le molesta tanto al jefe de la Vital esa fusión. Porque ni comen, ni dejan comer. Venga hombre, a tomar el pelo a otra parte! Encima haciendose los victimistas Vital y Socialistas.

10 septiembre, 2008 17:53  
Blogger FÍGARO dijo...

¡Muy buena tu aportación, Magneto!

Efectivamente y con los datos que das, la extraña decisión socialista bien pudo deberse a la compra del puesto de Consejero en FCC para Redondo Jr.

Seguir los flujos de dinero e influencias es muchísimo más importante para comprender la realidad que los berenjenales grandilocuentes con los que los políticos distraen al personal.

Muchas veces nos pasa que no comprendemos las posturas cerriles de algunos líderes, o algunos súbitos cambios de opinión, y al final todo se resume en que nos faltan datos y en que hay intereses personales más o menos inconfesables.

Y ejemplos hay a patadas. También en casa.

10 septiembre, 2008 23:34  

Publicar un comentario

<< Home