Las banderas son, también, para el verano


Signal flags

Es complicado opinar sobre cuestiones en las que apenas se distingue hasta donde llega la realidad y donde empieza la “leyenda”. Algo de eso ocurre al aproximarnos a los momentos vividos en la Diputación Foral de Álava a las pocas horas de la investidura del nuevo Diputado General, en los que –dicen- se pudieron presenciar algunas actitudes, protagonizadas por significativas instancias del PNV, conminando a la retirada de las banderas españolas de los despachos recién desalojados por los diputados salientes,...

...pero la relevancia –¿exagerada?- que ha adquirido en nuestra ciudad y en el territorio aquella realidad o leyenda –lo que fuera-, merece cuando menos una breve reflexión.

La cuestión, aun siendo menor en sí misma, necesita de una aclaración urgente. En efecto, se trata simplemente de un gesto, pero que dice muy poco en favor de una legislatura que, se supone, comienza apostando por una política de puertas abiertas y diálogo sin exclusiones. La impronta abertzale y nacionalista que muchos esperamos del nuevo equipo de Gobierno, debe encontrar otros cauces de expresión bien distintos y ajenos a la zafiedad demostrada en la anécdota que comentamos.

Al margen de legalidades, de protocolos e, incluso, de percepciones que tienen más de sentimentales que de inicio de una nueva andadura política, somos muchos los que juzgamos aquella decisión como resultado de un error de cálculo que, sin aportar ni un ápice de credibilidad política, ha supuesto un desgaste innecesario en la imagen del nuevo equipo, aún antes de tomar posesión en su totalidad.

Etiquetas: ,

3 Comentarios:

Blogger FÍGARO dijo...

Comparto plenamente la opinión de Basajaun, incluida la cautela sobre si lo dicho es realidad o leyenda, ya que no tengo información directa yo tampoco, sino muchos rumores y correveidiles.

Pero lo cierto es que justificado o no, se ha desatado el pánico entre los funcionarios forales, y muy especialmente y como es lógico entre el personal contratado, que ve peligrar su continuidad, y se palpa un cierto síndrome de noche de los cuchillos largos entre las gentes de la DFA.

¡Hasta me llamó un amigo de vacaciones en Cádiz a ver si era cierto lo que se decía!

Comparto también los consejos y recomendaciones de Basajaun. Marcar distancias con el gabinete Rabanera es fácil: Basta con nombrar un equipo profesionalmente solvente con un mínimo de criterio y experiencia de gestión, pues era públicamente sabido que la mayoría de los "Altos cargos" salientes del PP, eran en realidad bastante bajitos.

Pero precisamente la mayor virtud de Ramón Rabanera, la que hasta sus adversarios políticos le reconocen, era su estilo campechano y dicharachero de alcalde de pueblo, tan distinto de la agresividad intransigente y borde, o del estilo pijo de "niño de Serrano" que practican otros dirigentes del Partido Popular.

Sería una pena que por culpa de algún jelkide con espíritu de comisario político, lo que debería ser una fiesta - el retorno del PNV - se viviera como un ajuste de cuentas, y que algunos echaran de menos (¡Manda güebos!) "El espíritu jatorra del Partido Popular".

Como en el chiste, algunos funcionarios nacionalistas ya han empezado a decir: ¡Cuerpo a tierra que vienen los nuestros!

31 julio, 2007 10:39  
Blogger Gorozti dijo...

Confirmo, porque lo he vivido con pelos y señales, que el tema de las banderas fue real. No solo eso, sino que la política de puertas abiertas, empezó literalmente al día siguiente del nombramiento del nuevo Diputado General; y digo literalmente, puesto que a una orden -más bien, un ladrido- se ordenó la apertura inmediata de las puertas acristaladas que conforman la cancela de seguridad con que cuenta la Casa Palacio. Algo que lejos de parecer un detalle de cortesía hacia la ciudadanía, resultó una afrenta a las varias personas que desgraciadamente precisan de protección, y que aún se encontraban "recogiendo los bártulos". Más sorprendente aún, si cabe, cuando hace escasos 15 días los propios jeltzales estudiaron la conveniencia de ponerse escolta.
No sólo eso. La dinámica habitual ha sido durante varias legislaturas la de esperar a nombrar nuevo gabinete, cuya investidura sirve, automáticamente, para cesar al anterior. Esta vez, sin embargo, se procedió a la firma inmediata del Decreto de cese -fulminante- de todos los cargos y el de su equipo de asesores.
Y para terminar, mediante un nuevo ladrido, se ordenó retirar cualquier revista, folleto o periódico de cortesía que pueblan las mesas de todas las salas de espera, como por temor a que contuvieran algún tipo de propaganda fascista.
Sinceramente, y tras la experiencia de respeto profesional y humano que hemos vivido cada uno de los funcionarios de "la Casa" durante estos 8 años, para nosotros no ha sido un chiste, sino la cruda realidad, lo que Fígaro dice con ironía: "algunos funcionarios nacionalistas ya han empezado a decir: ¡Cuerpo a tierra que vienen los nuestros!"
Esperemos que esto no sea más que un mal comienzo que no entorpezca el legítimo cambio político que se pretende. Han sido 8 años de gobierno foral a cargo de los populares, con la misma legitimidad que durante los próximos cuatro años, al menos, lo hará Xabier Agirre al mando de su equipo. Lo que no se puede es entrar con la actitud de quien desaloja a unos okupas, no vaya a ser que los otros aprendan sus mismos modales y los apliquen a su vuelta -siempre posible-.
Cabestros los hay en todas partes y amargados "ladradores" también. Hasta en nuestras filas.
Enhorabuena por este blog.
Gorozti

01 agosto, 2007 21:22  
Blogger FÍGARO dijo...

Algunas cosas pueden ser de "mal estilo", pero lo de retirar el arco de seguridad de la entrada es una temeridad.

No me gustaría estar en el pellejo del autor del "ladrido" que nos cuenta Gorozti, si una mochilica olvidada estallara y se llevara por delante a una señora de la limpieza, por ejemplo.

Hay muchas oficinas públicas que tiene arcos de seguridad a la entrada (Ej. El Gobierno Vasco).

¿Por qué el Palacio de la Provincia, sede central de la Diputación Foral de Álava, no debe tenerlo?

02 agosto, 2007 10:02  

Publicar un comentario

<< Home