El milagro CAN


Uno no tiene más que salir a la calle y comprobarlo: en los últimos meses la Caja de Ahorros de Navarra ha creado de la nada una red de 10 oficinas en Gasteiz. Se suman a las 9 de Donosti y 5 de Bilbao (datos CECA) que hacen un total de 24 locales. ¿Se para ahí la cosa? En absoluto. CAN calcula que a finales del año 2008 su red de oficinas en la CAV llegará hasta las 78 "Canchas", que así llaman a sus sucursales. Probablemente alguien se pregunte, por ejemplo, cuántas oficinas tienen BBK, Kutxa y Vital juntas en Pamplona. Pues nada menos que siete.
Se impone una reflexión. Estamos en un momento crucial dentro del negocio de las entidades de ahorro. A los históricos procesos de concentración del sector bancario ahora se suma una importante actualización de la estrategia comercial de muchas cajas que, de repente, parecen haberse convertido en centros de Feng-shui y todo tipo de terapias alternativas, más allá del tradicional esquema de una oficina donde comprar y vender dinero. La Caixa por ejemplo viene trabajando este aspecto desde hace tiempo pero CAN parece haber dado un paso más allá con su concepto de "Cancha".

La sucursal "Cancha" es un local diáfano, transparente, minimalista y de última generación. Lo definen como "un espacio abierto al cliente donde no sólo se hacen operaciones financieras". Es verdad. Te ponen un ordenador con internet, esparcen unas revistas y libros en plan bookcrossing, reservan una esquina para txikipark y por cuatro duros te montan un concierto con artistas del circuito hostelero. De repente, la sucursal se ha convertido en un centro cívico.

Y parece que funciona. Dicen los de CAN que uno de los pilares de su fuerte crecimiento actual es la oficina Cancha, donde en tan sólo medio año se genera un 52% más de volumen de negocio que en la oficina tradicional, donde la inversión crediticia crece un 32% más y los recursos administrados un 88%. Así que de aquí a finales de 2008 van a abrir cuarenta canchas más en Euskadi. No es una apuesta puntual, están compitiendo a brazo partido con las cajas vascas por ejemplo en Andalucía y si nos trasladamos a un territorio más cercano, pongamos que La Rioja, CAN ya tiene 17 sucursales por 10 del trío BBK/Kutxa/Vital.

Si cogemos otras cifras probablemente podamos dar la vuelta a la tortilla pero da la impresión de que las cajas vascas llevan mucho tiempo dormidas. No puede ser que a estas alturas la estrategia conjunta se limite a ese ridículo pacto de no agresión entre los tres territorios. A día de hoy, entrar a la única oficina de la BBK en Gasteiz es lo más parecido que existe a una regresión a los años 70. La Vital por su parte se está gastando en el edificio-cromosoma lo que no es capaz de gastar en dotar de un mínimo de personalidad a una red de oficinas que, por renovadas que estén, no distan mucho de la sala de espera del ambulatorio.

Ya no basta con dar anualmente una cuenta de resultados de beneficios crecientes. No basta con desarrollar una obra social a la deriva entre la caridad y el tradicionalismo cultural (veremos en qué queda KREA). Entre otras cosas, hay que crecer para evitar ser devorados. Basta con que los nuevos competidores meneen un poco el árbol hipotecario para que la Vital, la BBK y la Kutxa empiecen a verle realmente las orejas al lobo. Introducir prejuicios políticos en este escenario como se viene haciendo es un error de bulto en el que seguiremos cayendo hasta que, un buen día, CAN nos monte canchas en los locales del Círculo Vitoriano, en Tejidos Jungitu, en el Campillo y en los cines Guridi.

¿Y entonces qué?

Etiquetas:

4 Comentarios:

Blogger unai dijo...

Hablas de las "cajas vascas" y de la CAN.

¡¡¡¿Acaso la CAN no es una caja vasca?!!!

31 agosto, 2007 10:18  
Blogger Espaloian dijo...

No pasa nada, Unai. Allí donde pone "cajas vascas" lo que en realidad quería decir es "cajas de ahorros entre el Ebro y la cornisa cantábrica mayormente susceptibles de un proceso de fusión estratégica". Porque de fusión va la cosa.
¿Sería, a tu juicio, condición "sine qua non" para abordar esta fusión el que se incorporara CAN?
Desde luego, vista la composición del consejo de administración:

http://www.cajanavarra.es/PortalCAN/es-ES/CanalCaja/InformacionCorporativa/OrganosGobierno/ConsejoAdministracion/

...y leidos los estatutos...

http://www.cajanavarra.es/NR/rdonlyres/F577AB2E-9E46-457F-BD57-A89BB463BAD3/1620/ESTATUTOSCAN2.pdf

No cabe duda. Caja de Ahorros de Navarra es lo más vasco que ha parido madre.

01 septiembre, 2007 14:35  
Blogger unai dijo...

No creo que sea condición "sine qua non" que se incorpore la CAN para la fusión.

Pero la CAN, es vasca. Tan vasca como la Vital y la Kutxa que ha parido madre.

¿Acaso no es vasca porque la preside Miguel Sanz?

Un saludo!

02 septiembre, 2007 12:28  
Blogger Espaloian dijo...

De acuerdo. De todos modos, no se trata aquí de debatir sobre la vasquidad de las cajas. Se trata de ver las posibilidades de lograr una caja de ahorros de referencia, capaz de plantar cara a La Caixa o Caja Madrid donde sea. Tal vez es CAN la llamada a convertirse en caja vasca de referencia. Ni tan mal.
Si no te parece imprescindible que se incorporte CAN a una posible fusión, ¿entiendo que tampoco sería vital contar con la Vital? Viene siendo el mayor freno a esta macrooperación cuando precisamente es el trozo más pequeño del pastel económico. ¿Apostamos por la BBKutxa?

02 septiembre, 2007 23:41  

Publicar un comentario

<< Home