En busca del "músculo soberanista"


Leía esta mañana, y confieso que con interés, el artículo que, bajo el título de ¿Imaz versus Egibar?, publica Patxi Azparren Olaizola en Diario de Noticias. En él me he encontrado afirmaciones con las que coincido y otras con las que discrepo, normal. Pero ha sido la conclusión lo que me ha llevado e escribir estas líneas.


Dice el autor, después de repasar el papel de unos y otros desde la transición, que “es evidente, que el peso del PNV es fundamental para desequilibrar la balanza y hacer viable, calculadora en mano, un proyecto independentista desde las urnas. Es evidente que sólo democráticamente se pude conseguir que Euskal Herria sea un Estado soberano. Pero también lo es que no es de las filas jeltzales, ni de unos ni de otros, de donde puede partir el impulso hacia la soberanía. El "músculo soberanista" que reivindicaba Rafa Diez Usabiaga no está en el PNV”.

Y pregunto yo: ¿dónde está pues? Aclárenoslo, Sr. Azparren, y sáquenos de este valle de lágrimas y de incertidumbres.

Etiquetas:

5 Comentarios:

Blogger mendi dijo...

Hombre, Basajaun, es triste pero creo que el chico del artículo tiene más razón que un santo.

Visto el estado del debate actual... sería de ilusos totales confiar en que "el impulso soberanista" vaya a venir de mano de Azkuna o el resto de "ejecutivos" jeltzales actuales.

Coño, Basa, ¡es que acabas de descubrir de dónde viene esa desilusión y pasotismo electoral que nos azota desde hace unas cuantas elecciones!

Arzallus también dijo unas cuantas tonterías de esas en su juventud, pero hay que reconocer que desde que se fue... los bandazos sin dirección son la norma.

¡No hay un dios que sepa adónde se dirige ese barco!

22 agosto, 2007 19:37  
Blogger mendi dijo...

Y una vez leído el artículo... aún más. Al menos se parece sobremanera a cómo he vivido yo estos años históricos.

22 agosto, 2007 20:01  
Blogger Basajaun dijo...

Por supuesto que tiene razón en muchas de las cosas que escribe, y ya lo decía en el post. En cambio no lo estoy tanto con la idea que ofrece de un PNV amortizado. Sea lo que fuere, me parece que la forma de finalizar el artículo es una posición excesivamente cómoda. Después de analizar el actual estado de las cosas, parece que la única conclusión es la de la obsolescencia del PNV y creo que semejante conclusión, además de errónea, peca gravemente de simpleza.

Es más que posible que el PNV deba revisar algunas de las estrategias mantenidas sobre todo en los últimos años, pero de la misma manera lo tendrán que hacer la izquierda abertzale o la propia EA e, incluso, Aralar. Personalmente soy de los que cree –cada vez más- que la única forma de recuperar ese músculo soberanista es sumando fuerzas entre los abertzales y articulando una coalición (en la forma que sea) que verdaderamente de respuesta a lo que una y otra vez dicen las urnas, y es que la mayoría de este País quiere decidir su propio futuro y ejercer –en la forma que estime oportuno- su derecho de autodeterminación.

Para mí, esa realidad de una mayoría abertzale es el músculo que busca Patxi Azparren. Cosa distinta es definir el “gimnasio” en el que ponerlo a punto, y eso pasa necesariamente por llegar a definir el común denominador que nos fortalece y aparcar, o dejar en “stand by”, aquellos otros planteamientos que nos distancian.

22 agosto, 2007 23:18  
Blogger mendi dijo...

Bueno, yo más que amortizado... casi casi me estoy arrepintiendo de haberle dado mi voto, un voto que se lo di a Ibarretxe, por seguir con la línea del Arzalluz de los últimos años, y que ese voto haya terminado a manos de mitxelines. Y no lo digo porque me parezca especialmente imposible o deshonrado una colaboración con el PSE-EE. Me parece muy legítimo, pero entiendo que el propio PSE está tan teledirigido como el PSN, con las fontanerías del estado a pleno rendimiento para hacer que quienes manden ahí sean los que son. (¡y menos mal que cayeron Redondo y Rosa Diez!)

¿Has visto cómo se tomaron ayer los comentarios de Azkarraga y Madrazo? Jder, cualquiera diría que no tienen derecho a publicar sus artículos en prensa y que todos hemos de reverenciar lo que Imaz o Urkullu tengan a bien decir.

Ahora mismo hay demasiada confusión. Se hace poco menos que imposible tener decidido el voto al PNV viendo la confusión reinante. Más aún si tenemos en cuenta la historia y si recordamos a Ardanza con Calleja de director de informativos de ETB.

Tampoco la oposición a la ley de partidos parece muy firme, la verdad. Ibarretxe sí hizo oposición firme, y como consecuencia se vio procesado. Ahora en cambio, con la estrategia del EBB actual, más parece que la oposición a esa ley es testimonial y en casos como Azkuna hasta claramente favorable a ella.

En cuanto a lo que dices de que igual que el PNV los otros partidos también tendrán que "revisar algunas de las estrategias mantenidas", claro. Pero es que ahora no hablamos de eso.

Bueno, de hecho EA ya revisó, y como resultado se presentó por separado. A mí me parece un atraso monumental que los partidos sean incapaces de coaligarse, y no sólo PNV-EA, y como a mí estoy seguro que a la mayoría de votantes sin especial ideologización pero con noción clara de lo que "son". Porque eso es el nacionalismo para la inmensa mayoría: una cuestión de ser.

Pero es que, coño, qué otra opción les queda a los otros partidos si el PNV se hace sus guisos por su cuenta y luego impone al resto de la coalición los virajes que son exclusivos suyos.

Esto me recuerda a los tiempos del Pacto de Ajuriaenea con Ardanza, que se empeñaron en meter dentro a un Mayor Orejas, entonces casi extraparlamentario, y que encima era al único que se oía cacarear tras cada reunión del pacto, mientras se trataba de marginar a una parte importantísima de la sociedad, y en algunos territorios además mayoritaria. EA entonces se resistió, Garaikoetxea en persona se resistió, pero finalmente cedió y terminó entrando al pacto, cosa que les hizo perder mi confianza.

Ahora estamos en lo mismo, pero reedición año 2008. Imaz ahí estaría encantado. De hecho es lo que intenta repetir, con San Gil incluida, mientras le importa un pito marginar no ya a Batasuna, que eso se da por descontado, sino incluso a EA, Aralar, EB y a quien haga falta.

Para mí eso es ir camino del desastre, y por supuesto antes prefiero un pacto EA-Aralar-EB-PSE-EE de gobierno incluso, que otro pacto PNV-Psoe-PP, que en el fondo es lo que era el Pacto de Ajurianea y es lo que quisieran Imaz y los suyos, en el que EA, EB y Aralar serían menos comparsas necesarios que ni pincharían ni cortarían nada, y todos unidos para darle de palos a Batasuna.

Eso es lo que hay. Y luego nos lo disfrazarán con lenguaje incomprensible, eso sí, cuidándose muy mucho de sentarse a hablar y hacerlo en un lenguaje que entendamos todos.

Es un despilfarro total. El PP-soe ya intentó el asalto. Como les salió mal... pues ahora buscarán otras formas de aplicar su programa aunque nominalmente sea el PNV el que mande, pero para aplicar el programa PP-soe.

¡Y luego el malo es Azkarraga, por escribir artículos! ¿Sólo Josu Jon tiene derecho a publicar homilias?

23 agosto, 2007 11:14  
Blogger Indarkide dijo...

Por resumir, hay quien ya decía que el PNV de la transición estaba obsoleto y amortizado. Treinta años después, más de lo mismo.
Si les apuras, incluso dirán que lo estaba el del '36.

Siempre lo dirán, por el mero hecho de que quieren estar donde está el PNV y para eso hay que desalojarlo.

En cualquier caso, aquí sigue hoy, liderando este país, cada vez más próspero. Y cada vez más nacionalista.

P.D. para Mendi:"...mitxelines..." ¿Con eso resumes tu filosofía sobre la disparidad de opiniones y la democracia (interna en este caso)?
"...años históricos..." ¿Y cuales no lo son?

23 agosto, 2007 13:29  

Publicar un comentario

<< Home